Baleares, libre de plásticos de un solo uso en 2021

Las Islas Baleares se sitúan a la vanguardia de la lucha contra el plástico y ponen freno al uso de bolsas, platos y vasos desechables con sanciones de hasta 2.000.000 de euros. miércoles, 30 de enero de 2019

Por Cristina Crespo Garay - National Geographic
Baleares, libre de plásticos de un solo uso en 2021
Baleares, libre de plásticos de un solo uso en 2021
Esta historia forma parte de ¿Planeta o plástico?, una iniciativa plurianual para crear conciencia sobre la crisis global de desechos plásticos. Ayúdanos a evitar que mil millones de objetos de plástico de un solo uso lleguen al mar para finales de 2020. Elige al planeta. Comprométete en www.planetaoplastico.es.

El Parlamento de las Islas Baleares ha tomado la iniciativa y abre camino en España en la lucha contra el plástico. En 2021 las islas estarán libres de pajitas, bolsas y bandejas de plástico. Ayer, martes 29 de enero, las islas se unieron al mandato de la Unión Europea que exige además una reducción de residuos de un 10% en relación con 2010, que aumentará hasta un un 20% en 2030.  

Hace algunos meses, el Foro Económico Mundial alertaba de que, en 2050, habrá más plástico que peces en el mar. Los océanos acumulan 250.000 toneladas de plástico en sus aguas, lo que significa que 8 millones de toneladas son arrojadas al océano cada año, según informa la Fundación Aquae. O lo que es lo mismo, cinco bolsas de supermercado repletas de plástico por cada 30 centímetros de costa en el mundo.

La Ley de Residuos y Suelos Contaminados pretende “poner freno al uso de plásticos desechables”, para lo cual “fija medidas para la reducción de residuos y establece la recogida selectiva de materia orgánica, textil y del aceite, entre otras medidas”, según informa el Parlamento en su comunicado, y plantea sanciones de entre 300 y 2.000.000 de euros.

El uso de objetos como platos, cubiertos y vasos de plástico, así como bastoncillos y todo tipo de envoltorios desechables conllevará el riesgo de multa y deberán ser sustituidos por materiales biodegradables, lo que implica que las tiendas y supermercados deberán decir adiós a este tipo de empaquetado para sus productos.

Un tiburón ballena nada junto a una bolsa de plástico en el golfo de Adén, cerca …
ver galería

Para alcanzar las metas marcadas, también serán prohibidas a partir de entonces las bolsas de plástico de un solo uso, todos aquellos productos de limpieza y cosmética que contengan microplásticos, así como aquellas cápsulas de café no reutilizables o compostables. Los mecheros no reutilizables, los cartuchos de tinta y las maquinillas de afeitar también estarán contempladas entre las prohibiciones del horizonte 2021.          

Este Proyecto de ley fue aprobado por el Consejo de Gobierno como propuesta de la Consejería de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca el pasado 22 de junio, y entró en el registro del Parlamento el 2 de julio.

No fue hasta el 21 de noviembre cuando se constituyó la ponencia en el seno de la Comisión de Medio Ambiente y Ordenación Territorial, que redactó su informe día 18 de enero de 2019, y ha sido aprobada con el apoyo de la mayoría del Pleno en todos sus artículos.

Un push al reciclaje frente al usar y tirar

Además, el Parlamento apunta hacia el objetivo de reciclar el 75% de los envases en 2030. Para entonces, tan solo un 10% de los residuos podrán dirigirse a vertederos y un 65% del material orgánico, así como papel o vidrio tendrá que ser reciclado.

Además, los ayuntamientos deberán ofrecer recogida diferenciada de residuos de orgánico, aceites, residuos peligrosos y textiles.  

Otra de las novedades de la nueva norma implica la reducción de hasta un 50% de los alimentos derrochados que van directos al cubo de la basura en restaurantes, tiendas, hospitales y colegios, para lo cual contemplan habilitar comedores sociales y entidades benéficas.

Estos ambiciosos objetivos en un territorio tan presionado por el turismo ejemplifica la nueva hoja de ruta necesaria para impulsar el cambio de modelo que requiere el compromiso de ayuntamientos, ciudadanos, turistas y empresas al unísono.

Seguir leyendo