Consejos de seguridad contra incendios no controlados

Durante el verano los incendios se convierten en una gran amenaza
Durante el verano los incendios se convierten en una gran amenaza

30 de agosto de 2013

A diferencia de otros desastres naturales, la mayoría de los incendios no controlados son provocados por las personas y también las personas pueden evitarlos. Los meteorólogos todavía no pueden predecir los estallidos de los incendios por lo que las personas que viven en zonas propensas a los incendios deberían planearlo antes y estar preparados para evacuar con poca antelación. A continuación le explicamos cómo prevenir los incendios y qué hacer si es sorprendido en medio de un incendio.

Cómo prevenir un incendio

Llame al 112, al departamento local contra incendios o el servicio de guardabosques si observa un incendio no controlado o un fuego desatendido.

Nunca deje una hoguera desatendida. Apague completamente el fuego vertiendo agua y removiendo las cenizas hasta que estén frías antes de irse a dormir o abandonar el campamento.

Al acampar, tenga cuidado cuando utilice y reponga el combustible de sus linternas, estufas y calentadores. Asegúrese que los aparatos de iluminación y calefacción están fríos antes de reponer el combustible. Evite verter líquidos inflamables y almacenar el combustible cerca de aparatos eléctricos.

No tire cigarrillos, cerillas y materiales humeantes desde vehículos en movimiento o en ningún lugar en los terrenos forestales. Asegúrese de apagar completamente los cigarrillos antes de tirarlos.

Cumpla las ordenanzas locales cuando queme residuos. Evite la quema de residuos si hace viento y tenga cerca una pala, agua y retardantes para mantener el fuego a raya. Retire todos los productos inflamables cuando esté realizando una quema.

Consejos de evacuación

Si debe evacuar, hágalo inmediatamente.

Aprenda su ruta de evacuación con antelación y prepare una lista de verificación para la evacuación y de suministros de emergencia.

Lleve ropa y calzado de protección para protegerse de chispas y cenizas.

Antes de marcharse prepare su vivienda

Retire los combustibles, incluyendo la leña, los desechos del jardín, las parrillas de la barbacoa y las latas de combustible de su jardín.

Cierre todas las ventanas, respiradores y puertas para evitar las corrientes.

Cierre los suministros de fueloil, propano y gas natural.

Llene grandes recipientes, piscinas, jacuzzis, cubos de basura o cubas con agua para ralentizar o apagar el incendio.

Si se ve atrapado en un incendio

No intente dejar atrás las llamaradas, busque una masa de agua como una laguna o un río para poder refugiarse.

Si no hay agua en los alrededores, busque una zona baja, un claro, con poca vegetación, túmbese en el suelo y cubra su cuerpo con ropa húmeda, una manta o con tierra. Manténgase agachado y cúbrase hasta que pase el incendio.

Proteja sus pulmones respirando aire cerca del suelo a través de tela húmeda, si es posible, para evitar inhalar el humo.

Seguir leyendo

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2017 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved