El mundo de Alex Honnold, el mejor escalador en solo integral del mundo

El escalador de récord Alex Honnold comparte consejos sobre las mejores caminatas por Yosemite, los lugares favoritos que visitar y cómo enfrentarse al miedo.jueves, 24 de enero de 2019

Por Marie McGrory, redacción National Geographic
Descubre la trayectoria de Alex Honnold hasta su mundialmente famosa escalada en solo integral de El Capitán en Free Solo, un documental íntimo y sobrecogedor de E. Chai Vasarhelyi y Jimmy Chin. Estreno el domingo 3 de marzo en National Geographic.

Donde la mayoría ve una pared de roca infranqueable, Alex Honnold ve una escalada.

Es la primera y única persona que ha escalado El Capitán en solo integral, ascendiendo casi 914 metros de este monolito de granito del parque nacional de Yosemite sin cuerda ni equipo que le protegiera en caso de una caída catastrófica. Free Solo, un documental nominado al Oscar que sigue esta escalada histórica, se estrenará en exclusiva en National Geographic en marzo.

«Yosemite es mi lugar favorito del mundo», cuenta. «Me encantan las paredes grandes, limpias, puras y perfectas».

Para los viajeros que no estén preparados para enfrentarse a El Capitán, Honnold dice que «todos los senderos de Yosemite valen la pena. Probablemente he recorrido cada uno de los senderos del núcleo del valle». Cuando quiere aislarse, prefiere algunos de los senderos clausurados, que están cerrados o abandonados y que el parque ya no mantiene. Los senderistas toman estos caminos por su cuenta y riesgo, pero Honnold garantiza que «que verás a otras personas».

Entre los entrenamientos en Yosemite para su solo integral, Honold y su equipo emprendieron un viaje a una roca de escala, aptitudes y tipo de actividad comparables a El Capitán: el Alto Atlas de Marruecos. Los vínculos entre Marruecos y el Oeste de Estados Unidos no son evidentes. Pero los escaladores pueden establecer una conexión que a otros no se les ocurriría: la geología.

Honnold explica que la mayor parte de Europa es de piedra caliza, al igual que gran parte del Sudeste Asiático. «Podrías escalar en una cueva de Grecia o escalar la misma formación en Tailandia. Mismo tipo de roca, mismo tipo de escalada, pero una experiencia cultural completamente diferente».

Honnold denomina las montañas en torno a Taghia el «Yosemite de caliza»: poseen la misma escala, pero con una roca diferente. «Todos los aspectos del viaje son totalmente diferentes, a excepción de la escalada», afirma Honnold. Las intensas jornadas de escalada en Taghia, una pequeña aldea a las afueras de Marrakech, sirven de práctica para Yosemite, y poder conocer la aldea y la comunidad berebere local es un extra.

Es improbable encontrar Taghia en una guía de viaje, pero esta era la tercera vez que Honnold la visitaba. La aldea está sin duda más aislada que Yosemite, a cinco horas en coche desde Marrakech seguidas de dos horas de caminata. En el primer viaje de Honnold, la aldea no tenía electricidad, aunque se está implantando poco a poco. «Es interesante observar cómo ha cambiado», afirma. «Es una parte de un mundo diferente».

A vista de pájaro

«Ya he subido nuevas rutas en los siete continentes», cuenta Honnold. «Tengo muchas ganas de ir a lugares nuevos y ver mundo». La mayoría de las imágenes que se ven de Honnold son de él sobre la roca. Pero sus numerosos viajes a esos lugares van acompañados de experiencias inolvidables. «Viajar por Jordania e Israel es estupendo, vas viendo todos los carteles del Antiguo Testamento. Es un recordatorio interesante de una historia muy antigua».

El primer vídeo en exclusiva de la escalada en solo integral de Alex Honnold

A veces, la escalada le lleva a zonas remotas como Taghia; en otras ocasiones, acaba escalando un edificio de apartamentos en plena noche, como hizo en la ciudad de Jersey. «Me gusta la escalada urbana, creo que es divertida», afirma. «Me resulta gracioso que la gente la considere menos bonita que estar en “el aire libre real” cuando, en realidad, es más interesante en muchos sentidos. Cuando estás ante una ciudad y la contemplas, es como “¿Dónde está Wally?”: ocurren un millón de cosas a la vez».

Pero no conviene dar rienda suelta a la imaginación: la escalada en solo integral podría figurar en el primer puesto de cualquier lista de deportes de riesgo. Aunque este deporte puede tener graves consecuencias, Honnold considera que el riesgo es escaso por todo el tiempo y esfuerzo que invierte en entrenar.

Sin embargo, su seguridad en la escalada no equivale a una intrepidez total.

«Hablar en público me aterrorizaba, pero ahora me siento bastante relajado». Gracias a la práctica, según dice. «El paracaidismo es un buen ejemplo: cada vez que saltas del avión piensas “madre mía, qué miedo”». Pero el miedo no le ha impedido hacerlo varias veces.

La práctica hace al maestro y, como dice Honnold en su documental, cuando haces solo integral, «o eres perfecto, o te mueres».

Seguir leyendo