Los mejores lugares del mundo para contemplar las estrellas

Admira el brillo natural del firmamento en estos ocho destinos de cielos oscuros.miércoles, 30 de octubre de 2019

La Vía Láctea se extiende sobre Cathedral Rock en Sedona, Arizona.
La Vía Láctea se extiende sobre Cathedral Rock en Sedona, Arizona.
foto por Scott Stulberg, Getty Images

Para muchos urbanitas, un cielo despejado es una bestia mitológica. Hemos escuchado leyendas inspiradas en las constelaciones y sabemos que los marineros usaban las estrellas para encontrar el camino de vuelta a casa, pero la contaminación lumínica urbana afecta a nuestras vistas de los cielos.

Aquí es donde entra la Asociación Internacional de Cielos Oscuros (IDA, por sus siglas en inglés). Esta organización estadounidense sin ánimo de lucro, fundada en 1988, reconoce los parques, reservas y lugares del mundo que ofrecen las mejores vistas de nuestra galaxia. La mayoría permiten acampar u ofrecen alojamiento para visitantes, así que se puede pasar toda la noche admirando la belleza universal del firmamento.

Según National Geographic, ver las constelaciones con claridad es cada vez más difícil. La luz eléctrica ha revolucionado nuestras vidas, pero conforme aumenta la iluminación cuesta ignorar la factura que pasa a las especies silvestres y la salud humana. Esto convierte los destinos con cielos oscuros en lugares muy importantes que visitar y proteger.

Monumento nacional de los Puentes Naturales, Estados Unidos

Este monumento, el primer parque internacional de cielos oscuros, se encuentra bajo cielos prácticamente sin contaminación lumínica. Se clasifica en la Clase 2 de la escala de cielo oscuro de Bortle, así que la Vía Láctea y otros objetos celestes son visibles a simple vista.

Una noche estrellada sobre el puente de Owachomo en el monumento nacional de los Puentes Naturales, Utah.
Una noche estrellada sobre el puente de Owachomo en el monumento nacional de los Puentes Naturales, Utah.
foto por Jim Richardson, National Geographic Image Collection

En este parque de Utah, los visitantes pueden conducir y pasear por cañones labrados por las corrientes —hogar de coyotes, pumas y flora desértica— y disfrutar de las vistas de ruinas nativas americanas seculares antes de acampar.

Reserva de la biosfera de Rhön, Alemania

Esta reserva de la biosfera declarada por la Unesco es conocida como «la tierra de los horizontes infinitos». Sus cielos estrellados, con vistas cristalinas de la Vía Láctea y la galaxia Andrómeda, entran en la categoría de Plata de la IDA.

Para disfrutar de las noches más oscuras, ve al centro de la reserva, donde casi 200 000 residentes emplean luz exterior sostenible por la noche. Una organización sin ánimo de lucro del parque de Estrellas de Rhön organiza visitas guiadas y paseos nocturnos para observar las estrellas.

Galería relacionada: Ganadores del concurso "Astronomy Photographer of the Year"

Reserva internacional de cielo oscuro Aoraki Mackenzie, Nueva Zelanda

La cuenca de Mackenzie, en la reserva Aoraki Mackenzie, se encuentra bajo los mejores cielos neozelandeses para contemplar las estrellas. Este parque salpicado de glaciares, que alberga la montaña más alta del país, es perfecto para ir de acampada y practicar alpinismo. Organiza una visita nocturna al Observatorio Mount John de la Universidad de Canterbury o al Centro Alpino y Planetario Sir Edmund Hillary para admirar la Vía Láctea, la Cruz del Sur, Alfa Centauri y Sirio. La reserva protege su patrimonio de cielos oscuros como muestra de respeto al pueblo indígena maorí, para el que las estrellas desempeñan un papel en la orientación y el folclore.

Las estrellas brillan sobre la iglesia del Buen Pastor en la reserva Aoraki Mackenzie de Nueva Zelanda.
Las estrellas brillan sobre la iglesia del Buen Pastor en la reserva Aoraki Mackenzie de Nueva Zelanda.
foto por Babak Tafreshi

Parque estatal Cherry Springs, Estados Unidos

Este parque de Pensilvania, cuyo nombre se debe a sus cerezos negros, es célebre por sus dos fiestas de estrellas anuales a las que asisten familias locales y astrónomos de todo el mundo. Planifica tu visita con antelación para asistir durante la lluvia de meteoros de las Perseidas, que ocurre cada agosto.

Cherry Springs ofrece una red de caminos forestales para practicar senderismo o conducir en moto de nieve, puntos de acampada y pícnic y programas de observación de estrellas. Se dice que entre 60 y 85 noches al año poseen las condiciones ideales para observar objetos celestes.

En el parque estatal Cherry Springs, Pensilvania, se celebran fiestas de observación de estrellas para familias.
En el parque estatal Cherry Springs, Pensilvania, se celebran fiestas de observación de estrellas para familias.
foto por Jack R. Perry, Getty Images

Pic du Midi, Francia

Desde Pic du Midi los científicos de la NASA estudiaron el paisaje lunar para prepararse para el alunizaje de la misión Apolo. La reserva de montaña alberga un lugar Patrimonio de la Humanidad de la Unesco —el paisaje Pirineos-Monte Perdido— y un parque nacional. Toma el teleférico hasta el precioso observatorio de la cima, encaramado sobre las nubes. Los visitantes también pueden pasar la noche con un paquete que incluye alojamiento y comidas, una visita a los telescopios y observación de estrellas con astrónomos, y esquí.

Sedona, Estados Unidos

Este paisaje de rocas rojas de la localidad desértica de Sedona, Arizona —lugar turístico y localización de rodaje muy popular en Hollywood— se ha ganado la etiqueta «Comunidad de Cielos Oscuros» de la IDA gracias a su contaminación lumínica mínima. Las vistas nocturnas con telescopio incluyen la galaxia Remolino, o Messier 51a, ubicada a casi 35 millones de años luz.

Los resplandecientes cielos nocturnos de Sedona están a casi dos horas al norte de Phoenix.
Los resplandecientes cielos nocturnos de Sedona están a casi dos horas al norte de Phoenix.
foto por Babak Tafreshi

Monte Mégantic, Canadá

El parque nacional del monte Mégantic —la primera reserva de cielos oscuros del mundo— ofrece acceso público al observatorio ASTROlab y organiza noches de astronomía para visitantes con ganas de ver las estrellas. También se puede acampar en el parque, escalar los montes St. Joseph y Mégantic, caminar por los senderos entre bosques de coníferas y mixtos, ir a esquiar y caminar con raquetas de nieve.

Área protegida del paisaje nacional Zselic, Hungría

El parque de cielo estrellado Zselic alberga cielos casi prístinos y ofrece vistas perfectas de la esquiva galaxia del Triángulo en noches despejadas. El parque cuenta con un programa de astronomía para visitantes que incluye películas proyectadas en la cúpula del planetario, una colección de meteoritos, observaciones con telescopio de día y de noche, y visitas nocturnas guiadas.

Un fotógrafo se coloca bajo las estrellas del área protegida del paisaje nacional Zselic, Hungría.
Un fotógrafo se coloca bajo las estrellas del área protegida del paisaje nacional Zselic, Hungría.
foto por Schmall Rafael, Zselic Park of Stars
Saumya Ancheri es la ex editora adjunta de la página web de National Geographic Travel India. Síguela en Twitter.
Artículo adaptado y traducido de National Geographic Traveller India.
Seguir leyendo