¿Cómo afecta el nuevo brote de coronavirus a los desplazamientos del Año Nuevo Lunar?

Descubre dónde se han declarado cuarentenas, qué se ha cancelado y cómo se ha visto afectado el turismo.

Publicado 27 ene. 2020 11:47 CET, Actualizado 5 nov. 2020 6:48 CET
Pekín, China
En Pekín, China, la gente lleva mascarillas mientras espera a subirse a un tren el 21 de enero.
Fotografía de Kevin Frayer, Getty Images

En solo tres semanas, se ha propagado un brote de un nuevo virus con síntomas similares a los de la neumonía desde un mercado de marisco en la región central de China y se ha convertido en una amenaza global, con cientos de casos documentados en todo el mundo. Hasta la fecha, este coronavirus ha provocado al menos dos docenas de muertes y ha hecho que el gobierno chino suspenda la circulación en 12 ciudades, entre ellas Wuhan, la ciudad de 11 millones de habitantes donde se originó el virus.

El 25 de enero marca el comienzo del Año Nuevo Lunar y este brote ha llegado en una época en la que se prevé el desplazamiento de 3000 millones de personas por China durante la quincena conocida como la mayor migración humana anual del planeta. Es suficiente para preocupar a los expertos internacionales, aunque por ahora la Organización Mundial de la Salud no lo ha declarado una emergencia de salud pública. Como es lógico, muchos chinos han cancelado sus planes para las fiestas y aeropuertos de todo el mundo han empezado a aplicar medidas de cribado.

¿Deberían los viajeros quedarse en casa? A continuación te ofrecemos toda la información que necesitas.

¿Qué es el coronavirus de Wuhan?

Existen muchos tipos de coronavirus, que pueden provocar desde el resfriado común hasta enfermedades zoonóticas graves (como el de Wuhan) que se propagan de animales a humanos. Lo que resulta preocupante del coronavirus de Wuhan es que surgió en un mercado donde se vendían animales salvajes, una situación similar a la epidemia de síndrome respiratorio agudo grave (SARS) de 2003. Como indica Nsikan Akpan de National Geographic, las enfermedades zoonóticas «son de las más infames del mundo» e incluyen infecciones potencialmente mortales, como el VIH y el ébola.

Las autoridades sanitarias aún desconocen lo contagioso que es este virus. Hasta la fecha, las pruebas sugieren que los adultos de más edad y las personas con afecciones preexistentes corren más riesgo. Pero según Brian Garibaldi, director médico de la Johns Hopkins Biocontainment Unit, aún queda mucho por saber. «Uno de los problemas es que no comprendemos cuál es el grado de riesgo en términos de contagio entre humanos. Aún estamos intentando entender la gravedad del virus para la persona media», afirma.

El 22 de enero, los ciudadanos de Cantón, China, llevan mascarillas mientras los revisan en busca de síntomas del nuevo coronavirus, que comenzó en la ciudad de Wuhan.
Fotografía de Anadolu Agency, Getty Images

¿Qué ocurre en la zona cero?

Wuhan es un importante centro de tránsito aéreo y ferroviario. Si tenías pensado pasar por o alojarte en esta ciudad, tendrás que cambiar de planes. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades estadounidenses (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan evitar cualquier viaje no indispensable a Wuhan.  Las autoridades chinas también han clausurado las salidas de la ciudad (y las de las ciudades vecinas Huanggang y Ezhou) en una cuarentena que el New York Times ha descrito como «sin precedentes».

También se ha restringido el transporte público por la ciudad. El gobierno local ha cancelado las actividades públicas del Año Nuevo Lunar, como el evento anual en el templo de Guiyuan que atrae a 700 000 turistas al año. Las autoridades también han impuesto restricciones de desplazamiento a los residentes de las ciudades cercanas de Chibi y Zhijiang.

¿Qué ha pasado en otros lugares y con otras celebraciones del Año Nuevo Lunar?

Para contener el virus, las autoridades chinas han impuesto restricciones a los actos multitudinarios, entre ellos las celebraciones del Año Nuevo Lunar. El Washington Post informa de que, en Pekín, la bulliciosa Ciudad Prohibida —uno de los principales puntos de interés turístico del país— ha cerrado hasta nuevo aviso. Las autoridades también han cerrado la parte de la Gran Muralla China más próxima a Pekín, así como instalaciones como el Museo Nacional de China. La capital ha cancelado los eventos festivos a gran escala, como las ferias de los templos. Shanghái Disneyland y Disneytown han anunciado el cierre temporal y han prometido que proporcionarán reembolsos a los huéspedes.

Es posible que ciudades de otras partes de China o de la región clausuren lugares de interés turístico y cancelen eventos conforme vaya apareciendo nueva información. Macao, por ejemplo, ha cancelado su desfile del Año Nuevo Lunar; por su parte, la Asociación de Fútbol de Hong Kong ha cancelado su Copa del Año Nuevo Lunar.

¿Deberían evitarse todos los actos multitudinarios en Asia? Garibaldi dice que lo mejor es mantenerse informado sobre las novedades antes de tomar decisiones.

¿Y si ya he planificado mi viaje a China?

Si has reservado un viaje que pasaba por Wuhan, consulta a tu aerolínea o agencia de viajes para comprobar si tienes derecho a un reembolso. Cathay Pacific Airways no cobrará tasas por cambiar, desviar o reembolsar los billetes de ida o vuelta a Wuhan reservados antes del 21 de enero para viajar entre ahora y el 31 de marzo de 2020. Otras aerolíneas, agencias de viajes y cadenas hoteleras también han ofrecido reembolsos. Las autoridades turísticas de Wuhan también exigen a las agencias de viajes que ofrezcan reembolsos a las excursiones en grupo, que se suspendieron antes de la cuarentena.

También se han documentado casos de coronavirus en el resto de China y de la región. El Ministerio de Sanidad recomienda que los viajeros tomen las precauciones habituales cuando viajaran a China: evitar el contacto cercano o directo con personas enfermas, lavarse las manos a menudo con jabón y agua y evitar el contacto con animales y productos derivados de ellos (como la carne cruda o poco cocinada). Los vuelos aún operan con normalidad fuera de Wuhan, pero recomendamos que consultes a tu aerolínea o turoperador para obtener la información más actual. Si has comprado un seguro de viajes, comprueba tu póliza para descubrir si cubre la cancelación o la cobertura médica de emergencia.

Garibaldi sugiere que los viajeros comprueben con frecuencia todas las novedades, como las nuevas regiones en riesgo. «Lo mejor es mantenerse informado, ya que la situación cambiará rápidamente en los próximos días», afirma.

¿Cómo afecta esto al viaje por mar y por aire?

Si sales en avión desde China —sobre todo si has pasado por Wuhan—, te tomarán la temperatura. En Estados Unidos, los CDC han cribado a pasajeros de Wuhan en los principales aeropuertos de San Francisco, Nueva York, Los Ángeles, Chicago y Atlanta. Associated Press ha elaborado una extensa lista de aeropuertos internacionales que están llevando a cabo cribados.

Las líneas de cruceros también se han visto afectadas. El International Business Times ha informado de que Astro Ocean Cruises y Costa Cruceros ofrecerán reembolsos a cualquier pasajero que tenga fiebre o a quien le hayan diagnosticado el coronavirus. Por su parte, Norwegian Cruise Line está cribando pasajeros que salen de puertos chinos y prohíben la entrada a cualquiera que haya estado en Wuhan en los últimos 30 adías o cuya temperatura supere los 38 grados Celsius.

Garibaldi afirma que los cribados sanitarios tienen dos metas: permiten que las autoridades identifiquen, aíslen rápidamente y traten a personas afectadas, y también recuerdan a los pasajeros sanos que deben buscar atención médica de inmediato si empiezan a mostrar síntomas.

¿Y los viajes en el futuro?

China ha ordenado a todas las agencias de viajes que suspendan las ventas de viajes nacionales o internacionales. Pero si reservas un viaje sin agencia, Garibaldi afirma que lo fundamental es hacer planes flexibles por si sale a la luz nueva información. «Ahora no es el momento de tomarse unas vacaciones largas y no mirar el teléfono ni leer las noticias si estás de viaje en una de estas zonas», afirma.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.
Seguir leyendo