La propagación del coronavirus a nivel mundial está afectando a los viajes. Mantente al corriente de lo que científicamente se conoce de este brote>>

La fascinante aventura (y paisaje) de la vía ferrata más alta de Norteamérica

El "iron way" (o camino de hierro) a lo largo de los acantilados de Arapahoe Basin, en Colorado (Estados Unidos), atraviesa territorio de cabras montesas y se eleva hasta una vertiginosa cumbre de 4.000 metros.

Por Shauna Farnell
Publicado 8 feb 2022, 12:20 CET
Aventureros enfrentándose a la vía ferrata más alta de Norteamérica, en la estación de esquí de ...

Aventureros enfrentándose a la vía ferrata más alta de Norteamérica, en la estación de esquí de Arapahoe Basin, en Colorado. Esta ruta de escalada en las Montañas Rocosas, formada por anillos metálicos y cables, guía a los escaladores hacia unas vistas incomparables de la Cordillera Continental.

Fotografía de Ian Zinner, Arapahoe Basin Ski Area

Agarrado a un peldaño metálico, de puntillas en un pequeño saliente, con el pecho apretado contra una fría pared de granito: la subida a la vía ferrata más alta de Norteamérica ya es de por sí bastante dura.

Pero también lo es la bajada.

Hay que mantenerse bien en alerta al descender, mientras el pie, colgando en el aire, busca el siguiente escalón sólido en el acantilado y las manos los lugares donde enganchar el arnés.

Esta vía ferrata, la actividad más novedosa del verano en Arapahoe Basin (A-Basin), una zona de esquí notoriamente desafiante en las Montañas Rocosas de Colorado (Estados Unidos), no es una escalada para adictos al sofá.

El "camino de hierro" de Arapahoe Basin comienza en la base de los acantilados de granito de las Montañas Rocosas y asciende cerca de 365 metros hasta una cumbre de 4000 metros.

Fotografía de Ian Zinner, Arapahoe Basin Ski Area

Escaladores en la vía ferrata (que significa "camino de hierro" en italiano) de Arapahoe Basin, en Colorado, Estados Unidos, en julio de 2021. Para evitar lo que podría ser una caída de 300 metros hacia una muerte segura, los escaladores deben enganchar sus arneses de un cable a otro a medida que avanzan.

Fotografía de Ian Zinner, Arapahoe Basin Ski Area

Una forma de ocio al aire libre cada vez más popular, la navegación por una vía ferrata es similar a la escalada en roca, pero con la ayuda de puntos de apoyo metálicos permanentes, asideros y cables.

Un factor importante en la construcción de la vía ferrata de A-Basin (su angustiosa ruta por encima del límite forestal subiendo y bajando 243 metros verticales de acantilados de granito) fue la población local de cabras montesas.

El factor miedo es real

Con vistas de la divisoria Continental, los pulmones agitados por un esfuerzo físico que comienza a una altura de 3657 metros, los píos estridentes de las marmotas y pikas residentes y con suficientes momentos de acrofobia como para que la experiencia en general sea un verdadero desafío a la muerte, la vía ferrata de Colorado es excepcionalmente emocionante.

(Aprende más sobre la historia de la escalada en roca)

"El factor miedo es real", dice Michael Lytle, de 50 años, un ávido esquiador y excursionista que nunca había intentado una vía ferrata hasta su recorrido por A-Basin el verano pasado.

"Bajar es lo que más miedo da. Intentas no mirar hacia abajo. Puedes ver miles de metros más abajo e incluso la carretera parece un trozo de hilo. Los músculos están apretados todo el tiempo. En cuanto llegamos al suelo y me desenganché, me caí. Creo que fueron las endorfinas que corrían por mi cuerpo".

El consenso rotundo entre los visitantes de su primer verano es que la vía ferrata es "más desafiante de lo esperado", dice Alan Henceroth, de A-Basin. "No hemos intentado disimularlo".

La navegación por la vía ferrata, abierta desde finales de junio hasta septiembre, requiere un guía. No es necesario tener experiencia en escalada, pero se recomienda tener una buena forma física. Los visitantes son equipados con arneses y cascos y se les informa del protocolo de seguridad. Practican el enganche y desenganche de los arneses en un cable antes de subir. En numerosos lugares del recorrido, esto les salvará la vida en caso de resbalón.

La experiencia de un día completo lleva a los visitantes a la cima de los acantilados de granito conocidos como la Pared Este, comenzando a una altura de unos 3657 metros y alcanzando un punto alto de casi 4000 metros. Una vez en esta altura, los escaladores deben descender por una ruta similar, que es (especialmente para los acrofóbicos) la parte más desalentadora.

Evitar la zona central de las cabras

El plan original de la vía ferrata consistía en subir al Little Lenawee Peak, una sección más accesible de la zona de esquí desde la que los visitantes podrían, una vez completada la escalada, bajar a pie hasta el punto de partida.

Mientras los escaladores suben por la vía ferrata, un vistazo abajo revela un paisaje de Colorado erosionado y salpicado de musgo verde y flora rosa y púrpura.

Fotografía de Ian Zinner, Arapahoe Basin Ski Area

"La idea original era una ruta mucho más suave a través de mucha tundra", dice Henceroth. "Esto hizo saltar las alarmas de nuestros biólogos de la fauna".

Los responsables de Arapahoe Basin, conocidos por su mentalidad conservacionista, especialmente en lo que respecta a las cabras montesas (que casualmente son la mascota de la zona de esquí), cambiaron de rumbo al enterarse de que el plan inicial podría alterar el hábitat más sensible de las cabras.

(Relacionada: No te pierdas las 10 mejores escaladas del planeta)

"La primera ubicación estaba justo en medio de lo que llamamos la guardería de las cabras montesas. En verano veíamos entre 20 y 30 cabras con sus crías. Nuestra preocupación con la zona de reproducción es que si molestábamos a las cabras en esos primeros meses de vida, pueden separarse", dice la bióloga de fauna salvaje Elissa Slezak, de Colorado Parks and Wildlife, y añade que esta tundra herbácea por encima de la línea de los árboles de Colorado (a unos 3500 metros) podría ser destruida rápidamente por el tráfico humano.

"Ese hábitat es limitado", dice Slezak. "No podemos crear más hábitat alpino. Otros tipos de hábitat, como el bosque o la artemisa, se pueden regenerar o intentar ampliar mediante la forestación y la siembra. El alpino es extremadamente difícil porque el crecimiento de las plantas es extremadamente lento. El musgo y el liquen son una fuente de alimento única. Las hierbas y las plantas en flor, sobre todo en primavera, son un forraje muy importante para las cabras".

Así que la vía ferrata se construyó en la Pared Este de A-Basin, una zona popular entre los esquiadores expertos en invierno.

Rock and roll

"La pared este no era mi primera opción, no porque no fuera factible, sino por las cazoletas y las rocas sueltas que teníamos que evitar", dice Mike Friedman, de Adventure Partners, que construyó la vía ferrata de A-Basin y un puñado de otras en el oeste de Estados Unidos. "Hicimos muchas escaladas y tramos, moviendo la roca colina abajo y fuera de la ruta. Va a ser un proyecto de mantenimiento continuo. Si hay un año de monzones o mucha actividad de avalanchas en invierno, siempre van a caer cosas en ese campo de taludes".

Izquierda: Arriba:
Despite being entirely exposed to the elements, even those without prior rock-climbing experience can scale the cliffs with a guide.
Derecha: Abajo:
From the cliffs above, high-alpine mountain goats often observe climbers on their trek, but typically disappear as travelers reach the summit.
fotografías de Ian Zinner, Arapahoe Basin Ski Area

Los cascos son necesarios. Como parte del informe de seguridad, los guías de la vías ferrata destacan la importancia de gritar "rock!" (roca en inglés) para advertir a los escaladores de abajo cuando se desprende algún material suelto. Cuando esto ocurre, los escaladores que están abajo deben recordar que deben meter la cabeza para evitar una roca en la cara.

Las cabras montesas, cuyo hábitat natural oscila entre los 3000 y los más de 4000 metros de altitud, son capaces de soltar inadvertidamente escombros sueltos mientras navegan por los acantilados. Sin embargo, poseen unas pezuñas de gran agarre que les permiten maniobrar con elegancia por las rocas escarpadas y a menudo resbaladizas.

Travesuras de cabras

Durante la construcción de la vía ferrata, las cabras se sentaban en las cornisas y observaban a Friedman y su equipo mientras trabajaban. El verano pasado, los escaladores de la vía ferrata las veían a menudo asomarse a la cima del acantilado, observando la acción.

"Las cabras montesas son curiosas por naturaleza. Algunas pueden habituarse demasiado a los humanos", dice Slezak. "Les gusta mucho la sal y los minerales, así que en las zonas donde la gente orina en la naturaleza, las cabras vendrán a lamer esos lugares. Pueden empezar a seguir a la gente. Es un reto. No es bueno para la longevidad de las cabras".

Una mujer continúa su ascenso a la cumbre de Arapahoe Basin en julio de 2021.

Fotografía de Ian Zinner, Arapahoe Basin Ski Area

Para no atraer a las cabras curiosas, los guías aconsejan a los escaladores que hagan sus necesidades en zonas rocosas, donde la orina humana se disuelve más rápidamente, antes de abordar el descenso.

Acostumbrarse peligrosamente a los humanos se ha convertido en un problema para las cabras en muchos de los fourteeners de Colorado (picos que miden más de 14 000 pies, es decir, unos 4267 metros o más), que han visto un aumento sin precedentes de visitantes. Más de 415 000 personas subieron a estos picos en 2020, según Colorado Fourteeners Initiative; algunas de ellas alimentaron a las cabras. Ha habido informes de cabras que casualmente han enfermado y muerto, así como de perros que han sido corneados por los afilados cuernos de las cabras.

(Relacionado: No te pierdas a estas extrañas cabras trepadoras de árboles en acción)

Durante el primer verano de funcionamiento de la vía ferrata de A-Basin no se produjeron problemas de este tipo, pero los responsables de la fauna y la flora y de la zona de esquí dicen que vigilarán el impacto. Además de alejar a los visitantes de la zona de cría de las cabras, otras medidas para minimizar el impacto incluyen la limitación de los grupos de turistas a cinco personas y el inicio de las visitas después de las 9 de la mañana (a pesar de la preocupación por las tormentas de la tarde), ya que las cabras son más activas por la mañana y la noche. La fecha de inicio de la temporada, a finales de junio, proporciona tiempo suficiente para que las cabras jóvenes (cabritos) se desarrollen, ya que a mediados de mayo es su período típico de parto.

Adaptación, seguimiento y riesgo

"Las cabras probablemente se están adaptando a este nuevo uso", dice Slezak. "Esta población vive en torno a una estación de esquí. En invierno, viven fuera de la estación, en las laderas orientadas al sur, donde el viento quita la nieve y pueden encontrar forraje. Tras el primer verano de la vía ferrata, las cabras no han abandonado la zona. Consideramos que esto es un resultado positivo, además de una gran oportunidad para la observación de la fauna y la educación".

(Relacionado: Cómo la escalada deportiva está revitalizando esta isla griega)

Pero es un tipo de recreación de la vida salvaje que viene con su parte justa de riesgos. Después de todo, "las vías ferratas son una experiencia de montañismo", dice Friedman. "Caídas y lesiones si no estás enganchado al cable, rayos, lluvia, desprendimiento de rocas, hipotermia... son todos riesgos inherentes a la escalada de una vía ferrata en cualquier lugar".

Para los que estén dispuestos a afrontar el reto, la vía ferrata de la cuenca de Araphoe puede ser especialmente gratificante.

"Definitivamente, la gente tiene que prestar atención a lo que está haciendo y asumir cierta responsabilidad", dice Henceroth. "Lo que diferencia a la nuestra es que es realmente una experiencia de alta montaña. La gente se queda literalmente sin aliento. Están aislados. Es un entorno de alta montaña tan completo y total. Las cabras te lo recuerdan".

Shauna Farnell es una escritora independiente afincada en Colorado. Síguela en Instagram y Twitter.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com como parte de la lista BEST OF THE WORLD 2022.

Seguir leyendo

También podría gustarte

Viaje y Aventuras
Un equipo íntegramente negro rumbo al Everest
Viaje y Aventuras
Un escalador nepalí alcanza los catorce ochomiles del planeta en 190 días
Viaje y Aventuras
Free Solo, el documental nominado al Oscar® y ganador del premio BAFTA, se estrenará en exclusiva en España, en National Geographic, el domingo 3 de marzo
Viaje y Aventuras
31 aventuras que solo podrás vivir en Islandia
Viaje y Aventuras
Los sherpas: los hombres invisibles del Everest

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved