La propagación del coronavirus a nivel mundial está afectando a los viajes. Mantente al corriente de lo que científicamente se conoce de este brote>>

Kuwait: una tierra de clima extremo y riqueza

El fotógrafo italiano Gabriele Cecconi pasó meses documentando "el impacto psicológico de un entorno extremo en las personas".

Por Werner Siefer
Publicado 16 jun 2022, 14:06 CEST
Kuwait es un importante centro de cría de preciados caballos árabes de pura raza.

Kuwait es un importante centro de cría de preciados caballos árabes de pura raza. En Wafra, esta yeguada se encuentra junto a una réplica del Coliseo de Roma.

Fotografía de Gabriele Cecconi, Parallelozero

El pequeño estado de Kuwait, un emirato situado en el extremo norte del Golfo Pérsico, es una tierra de extremos. Las temperaturas estivales se encuentran entre las más calurosas del mundo -sólo el Valle de la Muerte (Estados Unidos) superó en julio de 2019 el récord local de 54 grados centígrados-, las precipitaciones anuales se sitúan en los últimos puestos y el agua dulce es escasa. Menos del 1% del paisaje desértico es cultivable, pero las arenas albergan la séptima reserva nacional de petróleo más grnade del mundo, fuente de la inmensa riqueza de Kuwait. Al igual que las demás naciones ricas en petróleo de la región del golfo, los petrodólares han dado lugar a una cultura de consumo conspicuo.

(Relacionado: Imágenes surrealistas de la vida en Dubái)

Izquierda: Arriba:

La carretera 70 comienza en la ciudad costera de Kuwait y atraviesa el remoto e inhóspito interior del país en dirección a la frontera con Arabia Saudí.

Derecha: Abajo:

Una mujer camina por un campo de flores en la granja Blue Lake, en Abdali, cerca de la frontera con Irak. La granja es un destino popular para la recogida de fresas.

Caprichosas torres de agua en la ciudad de Kuwait. El consumo de agua en el país es uno de los más altos del mundo. Sin ríos ni lagos permanentes, el acceso de Kuwait a los recursos de agua dulce es limitado. Las plantas desalinizadoras son la principal fuente de agua para uso doméstico y potable.

A Gabriele Cecconi le llamó la atención el contraste dentro de lo que consideraba una cultura conservadora cuando visitó Kuwait por primera vez en 2019. El fotógrafo italiano había estado cubriendo el efecto medioambiental de los refugiados rohingya apátridas en Bangladesh, y se sintió atraído por cubrir la difícil situación de los propios apátridas de Kuwait, los bidoon, pero finalmente el proyecto dio un giro. "En Bangladesh mi trabajo trataba sobre el impacto de las personas en situación extrema en el medio ambiente", dice. "En Kuwait quería investigar el impacto psicológico de un entorno extremo en las personas".

En la capital, uno de los más de un millón de expatriados indios que residen en Kuwait acuna a su hijo en lo alto de las Torres de Kuwait, un monumento diseñado por la arquitecta danesa Malene Bjørn que sirve también de almacén de agua.

Izquierda: Arriba:

Los espectadores contemplan una instalación artística en el parque Al Shaheed

Derecha: Abajo:

En el parque Al Shaheed de Kuwait City, el mayor espacio verde del país, los musulmanes se reúnen para rezar en una mezquita. Casi toda la población ciudadana es musulmana, en su mayoría suníes. Aunque el Islam es la religión oficial, la libertad de culto está consagrada en la Constitución. Alrededor del 64% de la población expatriada es musulmana, mientras que el 26% es cristiana.

La prosperidad moderna de Kuwait tuvo unos comienzos humildes. Antes de que se descubrieran sus yacimientos petrolíferos en la década de 1930, las perlas eran uno de los principales productos de exportación y la zona albergaba a comerciantes portuarios, pescadores y nómadas. La industria energética y el estrechamiento de los lazos con Occidente, sobre todo tras la liberación durante la Primera Guerra del Golfo en 1991, importaron gradualmente valores extranjeros junto con la riqueza. En la actualidad, los aproximadamente 1,3 millones de ciudadanos de Kuwait llevan un estilo de vida lujoso, apoyado por una industria de servicios que emplea a más de tres millones de trabajadores extranjeros con bajos salarios. En su fotografía, Cecconi ve un desajuste entre el materialismo y la tradición religiosa. "El consumismo extremo es una forma de compensación de las tensiones internas", dice. "Nuestro sistema capitalista dice que si compras cosas te sentirás mejor. Nos pasa a todos. La diferencia es que ellos tienen el dinero para hacer lo que quieran". Para algunos eso puede ser un Ferrari o incluso construir una réplica privada del Coliseo romano.

(Relacionado: Guerra del Golfo: La historia inédita de la batalla de tanques más dura del mundo)

Los responsables del Camel Racing Club, en Al Ahmadi, observan una de las carreras semanales. Las carreras de camellos en la península arábiga se remontan al siglo VII.

En Subiya, los kuwaitíes celebran la plena independencia del Reino Unido en 1961 en el Día Nacional, el 25 de febrero, con un festival de cometas en el desierto.

Izquierda: Arriba:

En la ciudad de Kuwait, un actor que interpreta a un político en un vídeo satírico promete cuatro esposas a quien le vote. Los kuwaitíes tienen una libertad de expresión limitada debido a la censura del Gobierno. Temas como el Islam y la familia real están prohibidos. Reporteros sin Fronteras había clasificado a Kuwait como el país con mayor libertad de prensa entre los Estados del Golfo, pero en 2022 la organización bajó su clasificación por debajo de Qatar y Emiratos Árabes Unidos.

Derecha: Abajo:

Una mujer posa en un salón de belleza en la ciudad de Kuwait. El estado del Golfo Pérsico es uno de los más liberales de la región. Las mujeres no están obligadas a llevar velo y votan desde 2006. Varias han ganado las elecciones a la Asamblea Nacional, pero ninguna ejerce actualmente.

Cecconi, que pasó cuatro meses fotografiando el país en 2019 y 2020, se cuida de decir que no hay que señalar a los kuwaitíes. En cuanto a la mano de obra extranjera mal tratada, dice que "como forastero es muy fácil juzgar. Un día me di cuenta de que hay cientos de miles de trabajadores inmigrantes en el mercado negro en Italia, y que trabajan para gente como yo. Pero son invisibles. En este país, son visibles".

"Fue como si me viera a mí mismo, vi mi propio país, revelado", recuerda. "Todo está más claro".

Un centro comercial en la parte occidental del país construido al estilo de las antiguas casas kuwaitíes. Los trabajadores expatriados, que aparecen aquí con el traje tradicional kuwaití, constituyen el 70% de la población.

Gabriele Cecconi es un fotógrafo documentalista italiano. Síguelo en Instagram.

Este reportaje se publicó originalmente en la edición alemana de National Geographic y ha sido traducido del inglés de una versión publicada en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo

También podría gustarte

Viaje y Aventuras
Estas imágenes del archivo de Nat Geo evocan la atmósfera atemporal de la costa italiana
Viaje y Aventuras
Así trabaja el cartero de las islas Hallig
Viaje y Aventuras
Galería de fotos: La India
Viaje y Aventuras
Los mejores destinos culturales para 2017
Viaje y Aventuras
¿Qué es el Bloomsday y por qué se celebra tanto en Irlanda?

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved