La propagación del coronavirus a nivel mundial está afectando a los viajes. Mantente al corriente de lo que científicamente se conoce de este brote>>

Visita estos parques nacionales de Estados Unidos con los pueblos indígenas que primero los llamaron hogar

Descubre de la mano de indígenas locales cómo reservar aventuras en parques nacionales que revelan historias olvidadas.

Por Rebecca Toy
Publicado 26 ago 2022, 14:35 CEST
Los guías indígenas de Redwood Yurok Canoe Tours llevan a los turistas por el río Klamath ...

Los guías indígenas de Redwood Yurok Canoe Tours llevan a los turistas por el río Klamath de California en canoas tradicionales de madera roja hechas a mano llamadas oohl'-we'-yoch.

Fotografía de Robert Gauthier, Los Angeles Times, Getty Images

Las elegantes piraguas de madera roja han transportado al pueblo yurok por el río Klamath de California durante miles de años. Llamadas oohl'-we'-yoch, son creaciones preciadas, consideradas espíritus vivientes por el pueblo yurok. Honran a los árboles sagrados con los que fueron elaborados y que proceden de los últimos rodales de secuoyas antiguas que quedan en el mundo. Solo quedan 10 de estas canoas talladas a mano, y hoy en día dos de ellas llevan a los visitantes en excursiones fluviales de dos a cuatro horas en lo que ahora es el Parque Nacional de las Secuoyas.

Más que las típicas excursiones al aire libre, los guías de aventura indígenas como Redwood Yurok Canoe Tours comparten culturas aún vivas y antiguas que se han entrelazado con estos paisajes desde tiempos inmemoriales. Y los viajeros están cada vez más interesados en estas experiencias turísticas indígenas, especialmente en estos parques nacionales.

El Servicio de Parques Nacionales de Estados Unidos (NPS) celebra su 106º aniversario el 25 de agosto de este año. Sin embargo, detrás de las celebraciones de cumpleaños en los parques de todo Estados Unidos hay una historia dolorosa y olvidada: la creación de los parques nacionales contribuyó al desplazamiento forzoso de las naciones indígenas de sus tierras ancestrales y espirituales.

(Relacionado: 'Predator: La Presa': cuando la ciencia ficción se usa para cambiar la imagen de los indígenas americanos)

En el Parque Nacional de los Glaciares (Montana), los guías Pies Negros de Sun Tours ofrecen información cultural e histórica durante el viaje en autobús por la carretera Going-to-the-Sun hasta la cima de Logan Pass.

Fotografía de of Sun Tours

Hoy en día, no solo esa historia está a la vista, sino que la propiedad de la narrativa está cambiando. En 2016, el Congreso de Estados Unidos creó un camino claro con apoyo federal para los empresarios turísticos indígenas cuando aprobó la Ley de Mejora de la Experiencia de los Visitantes del Turismo Nativo Americano. En marzo de 2022, Chuck Sams, el primer nativo americano en ser director del NPS, testificó ante un comité del Congreso sobre el aumento de la gestión indígena de las tierras públicas. Sams anunció 80 acuerdos de cooperación sobre custodia conjunta con las tribus, con planes para crear más.

Las pruebas del cambio son visibles en los alrededores de los parques. La construcción del rediseñado Sitio del Patrimonio Cultural Intertribal de Desert View, en el Parque Nacional del Gran Cañón, está a punto de finalizar. Cuatro parques nacionales (el Monumento Nacional del Cañón de Chelly, el Parque Nacional y Reserva de la Bahía de los Glaciares, el Monumento Nacional de Grand Portage y la Reserva Nacional de Big Cypress) son gestionados conjuntamente por las tribus. Durante el brote inicial de COVID-19 en 2020, el NPS tomó medidas sin precedentes para cerrar las entradas a los parques desde tierras tribales vulnerables.

Nada de esto ha sido fácil. Las tribus y naciones nativas son soberanas y tienen derechos de autogobierno que se ven constantemente amenazados. El éxito de los grupos de presión para operar en los parques nacionales forma parte del actual movimiento por los derechos territoriales de los indígenas para hacer cumplir siglos de acuerdos legales incumplidos. Solo los operadores turísticos más persistentes consiguen negociar el cambiante laberinto de permisos federales, tribales, estatales y de parques.

A pesar de los obstáculos, hay avances. "Seguimos aquí", dice Hoppow Norris, capitán de las excursiones en canoa de los yurok. "Y no solo seguimos aquí, sino que ya no ocultamos quiénes o qué somos. Estamos en medio de una revitalización cultural y solo nosotros, la gente de estas tierras, podemos interponernos en ella".

El camino hacia el empoderamiento en Montana

Contemplar las nubes que se derraman sobre el paso de Logan, en Montana, en la cima de la famosa carretera Going-to-the-Sun del Parque Nacional de los Glaciares, puede ser una experiencia espiritual. Para los Pies Negros, que habitan este lugar desde hace más de 10 000 años, estos picos son la columna vertebral del mundo.

"Queremos que la gente entienda que puede viajar por un parque nacional y que tiene el aspecto que tiene gracias a nuestra conexión, nuestra protección y nuestra administración", dice Derek DesRosier, director general de Sun Tours del Parque Nacional de los Glaciares, propiedad de la familia Pies Negros.

Estados Unidos obligó a los Pies Negros a ceder el territorio que se convirtió en el Parque Nacional de los Glaciares en lo que el padre de Derek DesRosier, Ed, llama el "Desacuerdo de 1895". Casi 100 años después, cuando Ed DesRosier obtuvo sus primeros permisos de visita, se enfrentó a un servicio de parques resistente. Su primera citación, en 1992, por operación no oficial, contribuyó a que se generalizaran las protestas y las presiones por la falta de acceso de los indígenas al parque nacional. Un año más tarde, Ed DesRosier obtuvo finalmente la autorización como operador turístico oficial, uniéndose al limitado número de guías aprobados en el parque y en todo el país.

El camping de la tribu de los Pies Negros puede verse en las rutas de Sun Tours en el Parque de los Glaciares Orientales.

Fotografía de of Sun Tours

Ahora que Sun Tours celebra 30 años de visitas interpretativas y excursiones personalizadas por todos los rincones del Parque Nacional de los Glaciares, Ed DesRosier reflexiona sobre el viaje con esperanza. Considera que el creciente interés por las excursiones y el aumento del espíritu empresarial en la región de los Pies Negros son una pequeña parte del empoderamiento tribal que él y otros han defendido durante décadas.

(Relacionado: Retratos íntimos de las comunidades indígenas de la Amazonia)

Al igual que otros viajes de aventura gestionados por indígenas, Sun Tours no es sólo para huéspedes no nativos. DesRosier está familiarizado con el Parque Nacional de los Glaciares gracias a sus frecuentes viajes de niño, y quiere que todos los miembros de los Pies Negros tengan la misma oportunidad. Su objetivo es que lo conozcan a través del empleo, las excursiones y los eventos comunitarios.

"Muchos Pies Negros no lo consideran realmente suyo", dice DesRosier. Con las excursiones, "los nuestros aprenden más sobre quiénes son y reconocen que el Parque de los Glaciares es nuestro".

Un nuevo relato de aventuras en Alaska

Stacey Simmons se ríe mientras dos águilas calvas se abalanzan sobre un joven oso pardo que se alejó demasiado de su nido. Para Simmons, directora de operaciones del Centro del Oso Pardo de Kodiak (KBBC), en Alaska, es habitual mirar por la ventana y ver una escena así. Mientras que los visitantes de un día pueden observar a los osos desde las cubiertas sobre las cataratas del Parque Nacional de Katmai, aquí en la isla de Kodiak, los huéspedes que pasan la noche se sumergen en la vida salvaje, los lagos, los ríos, los petroglifos y la arqueología.

"El turismo indígena me entusiasma porque podemos controlar la narrativa", dice Simmons sobre el KBBC, que es propiedad de las comunidades colectivas conocidas como el pueblo alutiiq, al que pertenece Simmons. "Sabemos qué debemos compartir, y también qué cosas no debemos compartir porque son sagradas para nosotros".

Las experiencias dirigidas por indígenas se alejan del lenguaje aventurero común de la conquista de picos, acantilados, ríos y vida salvaje para centrarse en la pertenencia al paisaje. Simmons recuerda el asombro de los visitantes cuando sobrevuelan el lago Karluk y las montañas y arroyos circundantes, divisando osos alimentándose. "Los visitantes entienden que están en una tierra muy importante para nuestro pueblo. Los peces, las bayas, los osos, los ciervos, todo. Este ecosistema es el latido de nuestro pueblo".

(Relacionado: Los bisontes han vuelto a América: así están dando visibilidad a las tribus indígenas).

Apropiarse de ese relato y compartirlo también ayuda a fomentar el orgullo y a mantener la cultura. Experiencias como las de KBBC apoyan a los bancos de alimentos, las becas de educación superior, las clases de idiomas, las distribuciones de apoyo a los ancianos y la ayuda para los entierros.

"Al igual que otros nativos, mi abuela se metía en problemas por hablar alutiiq en su clase", dice Simmons. "La gente dejó de llamarse alutiiq o sugpiaq y dejó de aprender la lengua porque nos avergonzábamos o nos pegaban. Ahora estamos trabajando realmente en nuestra comunidad, en esta gran revitalización".

Remando hacia la oportunidad 

Los bosques de Wisconsin coronan los imponentes acantilados de arenisca roja que se elevan por encima de los piragüistas mientras navegan por aguas poco profundas y de color aguamarina que rivalizan con los vibrantes tonos del Caribe. El Apostle Islands National Lakeshore ofrece cuevas marinas aisladas y restos de naufragios bien conservados, además de playas y puertos deportivos muy concurridos. En los últimos años, cada vez son más los aventureros que optan por alejarse de las multitudes y escuchar las historias de la Banda del Acantilado Rojo de los Ojibwe con Apostle Islands Rustic Mackwa Den.

"La gente que viene a nosotros quiere algo más que acantilados. Quieren las historias con las que nos criamos", dice Troy Gordon, propietario y miembro de la Red Cliff Band. "Eso no se consigue en ningún otro sitio".

Para los guías nativos, el proceso de compartir puede ser catártico. Gordon se emociona al relatar cómo una enfermedad autoinmune le apartó hace varios años de guiar personalmente las excursiones en kayak. Conoce y echa de menos el poder de esos momentos de vulnerabilidad. 

Más que meter la barca en el agua y las cuevas, hay una carga de conexión entre los guías y los huéspedes al compartir el paisaje sagrado y hereditario. Gordon no se entromete cuando ve a guías y huéspedes abrazarse después de las excursiones. "Esas conversaciones pueden llegar a ser íntimas".

A pesar de las múltiples dificultades, Gordon y su mujer, Karen, lo ponen todo en su negocio de kayak para crear sueldos para su familia y amigos y oportunidades para sus hijos. Gordon recuerda cuando salieron a escondidas para ver a su hijo, que entonces tenía 14 años, guiar su primera excursión, un kayak nocturno para grupos pequeños por las brillantes y desiertas cuevas marinas. 

La pareja salió sin que él lo supiera, escondiéndose detrás de un muro en el muelle local para hacer fotos para regalar a los invitados y "animar su excursión". En lugar de ello, se limitaron a escuchar con asombro cómo su hijo guiaba con confianza al grupo. "Éxito", dice con orgullo, haciéndose eco de la esperanza de muchos operadores turísticos indígenas. "El éxito de nuestros hijos. Todo es para ellos".

Algunos Sun Tours parten de las altas llanuras de Montana y ofrecen la posibilidad de avistar bisontes, alces, ciervos, antílopes, osos negros y osos pardos.

Fotografía de of Sun Tours

Ocho operadores turísticos autóctonos en parque nacionales


Apostle Islands Rustic Mackwa Den: Este operador se especializa en excursiones en kayak en la costa nacional de las Islas Apóstoles de Wisconsin y sus alrededores, en el Lago Superior.

Reserva de Big Cypress: Planifica con este operador excursiones de acampada y senderismo cerca de la Reserva Nacional de Big Cypress y el Parque Nacional de los Everglades, en Florida.

Sun Tours: Realiza una excursión interpretativa o planifica una caminata personalizada con este operador en el Parque Nacional de los Glaciares, Montana.

Grand Canyon 9 Rapids: Este operador ofrece la única excursión de rafting nocturno motorizado en el Parque Nacional del Gran Cañón del Colorado, Arizona.

Centro y Albergue del Oso Pardo de Kodiak: Sumérgete en la naturaleza con la observación de la fauna, la pesca y el senderismo cerca del Parque Nacional de Katmai, Alaska.

Parques y actividades recreativas de la Nación Navajo: Haz senderismo y acampa con guías navajos en el Parque Nacional del Cañón de Chelly (Arizona) y en el Parque Nacional Tribal del Valle de los Monumentos (Arizona y Utah).

Excursiones en canoa Redwood Yurok: Conoce la fauna, la geografía y la historia del río Klamath en canoa en el Parque Nacional de Redwood, California.

Wellknown Buffalo: Acampa, haz senderismo y monta a caballo con este operador turístico en el Monumento Nacional del Campo de Batalla de Little Bighorn, Montana.

Rebecca Toy es una escritora afincada en Kansas City que escribe sobre viajes, historia y cultura. Puedes encontrarla en Instagram y Twitter.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo

También podría gustarte

Viaje y Aventuras
Este río canadiense es ahora legalmente una persona (y no es el único)
Viaje y Aventuras
¿Pueden las canciones salvar una lengua en peligro de desaparecer?
Viaje y Aventuras
¿Es la ciudad de sultanes de Granada la maravilla más desconocida del siglo XXI?
Viaje y Aventuras
Descubre la historia maya a lo largo de la primera travesía de México
Viaje y Aventuras
4 lugares increíbles que necesitan urgentemente ser conservados

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved