La propagación del coronavirus a nivel mundial está afectando a los viajes. Mantente al corriente de lo que científicamente se conoce de este brote>>

Una forma alternativa de meditar y relajarse: ¿por qué las historias de viajes nos dan sueño?

Los podcasts y las aplicaciones de meditación están convirtiendo los relatos de viajes en cuentos para dormir. He aquí por qué la tendencia funciona.

Por Hillary Richard
Publicado 22 sept 2022, 11:32 CEST
Durmiendo en la jungla

Con la creciente tendencia a escuchar cuentos para adultos en aplicaciones de meditación, los relatos de viajes (a veces con sonidos ambientales de lugares como los bosques tropicales de Borneo) están ayudando a la gente a conseguir un sueño reparador.

Fotografía de HARY MUHAMMAD, Nat Geo Image Collection

"En las profundidades de las laderas orientales de los Andes nevados se encuentra una región mística que no ha sido tocada por la humanidad....".

Imagínate una voz relajante narrando suavemente mientras los oyentes cierran los ojos y se acurrucan en sus camas.

"Esta noche, exploraremos un lugar que parece existir fuera del tiempo, donde las selvas tropicales y las tierras altas cubiertas de hierba existen en perfecta armonía".

¿Estás prestando atención? En realidad, no importa. La historia pretende hacer una cosa: dormir a sus oyentes.

Según la Sociedad Española de Neurología, hasta cuatro millones de españoles sufren algún tipo de trastorno de sueño, y más de 12 millones se despiertan con la sensación de no haber descansado bien. En Estados Unidos, según los CDC, la cifra de estadounidenses que tienen problemas crónicos de sueño sube hasta los 70 millones de personas. Para remediarlo, muchos adultos están recuperando un elemento básico de la infancia: el cuento para dormir. Los fragmentos de arriba son de un cuento de 45 minutos de la aplicación de suscripción Calm.

Muchas de las más de 2500 aplicaciones de meditación del mercado ofrecen ayuda para la relajación nocturna. Hay decenas de podcasts, como Sleep, y canales de vídeo en línea, como el canal de YouTube de Soothing Pod, que existen simplemente para adormecer a los adultos.

No son los cuentos de los niños: las historias para adultos tienden a ser más largas, más descriptivas, más sinuosas y sin el arco moral que suelen tener los libros para niños. Famosos como Michael Bublé e Idris Elba prestan sus voces a estos cuentos tranquilizadores.

(Relacionado: ¿Es malo dormir con nuestros animales?)

Un género de estos cuentos para dormir destaca para los adultos: los cuentos de viajes. Casi un tercio de los 300 cuentos para dormir de Calm (que cuenta con más de 450 millones de reproducciones) tratan sobre viajes, especialmente de aventura. Un 45% de los cuentos de la aplicación Breethe (que se ha descargado más de 10 millones de veces) están relacionados con los viajes. A principios de este año, la mitad de los 10 mejores cuentos para dormir eran de temática viajera.

En agosto de este año, National Geographic España lanzó Diario de a borod. Grandes Expediciones, un podcast sobre los grandes viajes de la historia, disponible en Spotify.

¿Por qué los cuentos de viajes hacen que los oyentes se duerman con tanta facilidad?

En el tren hacia el sueño

Los cuentos de viaje para dormir suelen ser una narración en audio de un viaje, a menudo en tiempo presente, como si estuviéramos allí junto al narrador. Puede ser un día en las aguas terapéuticas de Bath, Inglaterra. O puede ser una visita al remoto y montañoso Reino de Bután. O un viaje imaginario lleno de imágenes para "ver" la aurora boreal en Noruega.

Una mujer duerme la siesta en un barco en el río Amazonas. Aunque las historias de viajes en barco, coche y otros métodos también se han adaptado a los cuentos para dormir; los cuentos sobre viajes en tren parecen ser especialmente populares.

Los oyentes pueden participar en cruceros por el río Nilo, viajes en barco a Sri Lanka, arduas peregrinaciones como el Camino de Santiago, paseos en globo por Capadocia (Turquía) o viajes por carretera por la Ruta 66. Los relatos se basan en gran medida en la descripción, con ruidos ambientales ocasionales como las olas del mar, las vías del tren o la música suave.

(Fotogalería: Las 17 fotos más relajantes del sueño alrededor del mundo)

Parece que las historias de trenes son especialmente interesantes a la hora de dormir. Headspace, Calm y Breethe han aumentado constantemente sus contenidos de temática ferroviaria. Los oyentes pueden viajar en el Orient Express o en el Ferrocarril Transiberiano. Headspace tiene una historia muy popular llamada "Tren lento", que altera el sonido ambiental del tren de fondo y cambia los detalles descriptivos hablados con regularidad. Esta historia se encuentra constantemente entre las cinco más populares de la aplicación a la hora de dormir.

(Relacionado: Por qué mucha gente tiene sueños más raros y vívidos durante la pandemia de coronavirus)

"Se necesita movimiento en un cuento para dormir: si todo es estático, es demasiado aburrido y el oyente se pondrá inquieto", dice Martha Bayless, profesora y directora del Programa de Folclore y Cultura Pública de la Universidad de Oregón (Estados Unidos), especializado en tradiciones orales desde la antigüedad hasta la actualidad. "Pero el movimiento tiene que ser no amenazante y tranquilizador. Y para los tiempos modernos, ¿qué mejor que el movimiento de un tren?".

Los trenes despiertan los sentidos de forma suave, con un impulso constante hacia delante. Con los viajes en tren, "las decisiones no están en tus manos", dice Bayless. "El tren es el vehículo perfecto para dormir. Puedes dejarte llevar, disfrutar del suave vaivén, del sonido rítmico, de la sensación de que estás acurrucado en un medio de transporte anticuado y tranquilizador".

No ocurre lo mismo con los relatos sonoros sobre viajes en avión, señala Bayless: "¡Imagina intentar dormir apretado en un asiento de avión con un pasajero reclinado sobre ti!". En otras palabras: las historias que se acercan demasiado a la vida real podrían ser contraproducentes como cuentos para dormir.

Cómo funciona

Los cuentos para dormir ayudan a algunas personas a tener un sueño más reparador, según Rachel Salas, neuróloga y directora médica adjunta del Centro para el Sueño y el Bienestar de Johns Hopkins (EE. UU.). Un sueño más reparador ayuda al cuerpo a regular mejor todo, desde la digestión hasta el rendimiento cognitivo, según la Academia Americana de Medicina del Sueño.

Los cuentos a la hora de dormir funcionan, por un lado, porque son una buena distracción que evita que la mente se preocupe, repase las listas de tareas pendientes o se agite la ansiedad. Las historias seleccionadas tienden a ser positivas y optimistas (pero no demasiado emocionantes), lo que puede aliviar una mente preocupada.

Una posible razón por la que nuestros cerebros se tranquilizan con los cuentos para dormir son las "neuronas espejo", dice Salas. Descubiertas originalmente en el mono macaco, estas neuronas se disparan tanto cuando un sujeto realiza un movimiento concreto como cuando el movimiento sólo se observa.

(Relacionado: Estos peces podrían aportar pistas sobre los orígenes del sueño)

Salas dice que estas neuronas pueden confundir nuestras propias experiencias con las de otros. Por ejemplo, un relato sobre un viaje en tren podría desencadenar una sensación de nostalgia por nuestros propios viajes pasados, incluso si el cuento específico para dormir trata de algo que no hemos experimentado. La sensación reconfortante de algo familiar y romántico puede ayudar a la relajación y al sueño. Además, señala Salas, el sonido de un tren avanzando por las vías sirve como un tipo de ruido blanco que adormece a la gente.

Para algunas personas, la fascinación por los cuentos de viajes a la hora de dormir puede ser que abren las puertas a nuevas aventuras. Aunque esto pueda parecer energizante, aporta una tranquilizadora sensación de ver el mundo de forma segura.

"Desde un punto de vista neurológico, no se trata sólo de la idea de viajar y conocer nuevos lugares, sino de conectar. Somos seres sociales por naturaleza. Hemos pasado un tiempo lejos de la familia y los amigos, lejos de la libertad. Aunque no fueras alguien que viajara tanto, podías ir a un restaurante o probar algo nuevo", dice Salas.

O puede ser simplemente que la eliminación de la luz y el ruido del mundo exterior permite que un mundo interno, nuestra imaginación, tome el control. Los cuentos nocturnos son muy antiguos, "tan antiguos como la literatura", dice Bayless. "En cierto modo, cuando escuchamos historias para dormir, nos remontamos a los mismos albores de la cultura humana".

"En los cuentos de viaje más relajantes para dormir, no pasa gran cosa", dice Bayless. "Los cuentos para dormir tratan de la pausa entre aventuras, que es de lo que también trata el sueño".

Hillary Richard es una periodista que escribe sobre viajes y bienestar. Puedes encontrarla en Twitter.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo

También podría gustarte

Viaje y Aventuras
De costa a costa: 72 horas en un tren al lejano oeste
Viaje y Aventuras
Cómo desconectar del trabajo cuando estás de vacaciones
Viaje y Aventuras
Nueve viajes en tren para descubrir los paisajes más épicos del mundo
Viaje y Aventuras
Así es el paso por Irán de uno de los ferrocarriles más pintorescos del mundo
Viaje y Aventuras
Viajando en tiempos de pandemia: la tecnología viene al rescate

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved