La propagación del coronavirus a nivel mundial está afectando a los viajes. Mantente al corriente de lo que científicamente se conoce de este brote>>

Chequia, Timor Leste, Kiribati... ¿Por qué los países cambian de nombre?

Repasamos algunas de las nuevas denominaciones de países más llamativas, incluyendo la transición formal de Suazilandia a Eswatini para celebrar su independencia.

En abril de 2018, el último monarca absoluto de África celebró el 50 aniversario de la independencia de su nación de Gran Bretaña con un cambio de nombre: en lugar de Suazilandia, la nación del sur de África pasó a llamarse Reino de Esuatini.

"Los países africanos, al independizarse, vuelven a tener los nombres que tenían antes de ser colonizados", dijo el Rey Mswati III a una multitud reunida para celebrar el día de la independencia de ese año. "Así que a partir de ahora, el país será conocido oficialmente como el Reino de Esuatini".

El rey también se quejaba desde hacía tiempo de que la gente de fuera de África confundía su país con Suiza. Aunque pocas, estos países comparten algunas similitudes: Esuatini, "la tierra de los suazis", tampoco tiene salida al mar y tiene algunas montañas. Pero es mucho más pequeño y está situado en la frontera oriental de Sudáfrica, justo al sur del Parque Nacional Kruger. A diferencia de la democracia directa de Suiza, el rey Mswati heredó el trono en 1986 de su padre, el rey Sobhuza II, que había reinado durante 82 años.

Cambiar el nombre de un país conlleva no pocas complicaciones, como la actualización del membrete del gobierno y la señalización oficial, las matrículas de los vehículos, los uniformes del ejército, los equipos deportivos nacionales o la moneda oficial del país. He aquí un vistazo a otros países que han cambiado su nombre.

Por qué los países se cambian de nombre

Macedonia es el país que más recientemente ha cambiado su nombre. En 2019, la nación antes conocida como República de Macedonia se convirtió en la República de Macedonia del Norte. El primer ministro del país había promovido el cambio como un paso clave para mejorar las relaciones con Grecia y eventualmente entrar en la Unión Europea y la OTAN. La decisión se tomó tras décadas de disputa con el gobierno griego en Atenas sobre el uso del nombre Macedonia.

El marketing, y no la identidad errónea, es la razón por la que la República Checa quiere ahora ser conocida como Chequia. Las autoridades dicen que tener un nombre de una sola palabra facilitaría la promoción de su identidad en el escenario nacional. Después de todo, Francia es oficialmente "La República Francesa", argumentaron. La propia República Checa es relativamente nueva, ya que nació junto con la República Eslovaca cuando Checoslovaquia se partió en dos en 1993. El uso de Chequia se hizo oficial en 2016.

En otro cambio reciente de nombre de país, Cape Verde -una nación de 10 islas y medio millón de personas en el Océano Atlántico central- se convirtió en "Cabo Verde" en 2013 (si bien para los hispanohablantes siempre se ha denominado Cabo Verde). El nuevo nombre es en realidad el nombre original que los marineros portugueses dieron a las islas deshabitadas en 1444.

Quizás la serie más compleja de cambios de nombre de países gira en torno a un país centroeuropeo que ya no existe. Yugoslavia se formó a partir de los restos de la Primera Guerra Mundial y se llamó oficialmente Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos. En 1929 pasó a llamarse Reino de Yugoslavia. Tras la Segunda Guerra Mundial, un gobierno comunista tomó el control y lo rebautizó como República Popular Federal de Yugoslavia. En 1963 volvió a llamarse República Federal Socialista de Yugoslavia.

Tras el colapso de la Unión Soviética y una serie de brutales conflictos internos, Yugoslavia se separó en 1992. Tras varios cambios de fronteras y más conflictos, el territorio de la antigua Yugoslavia se compone hoy de los modernos estados de Serbia, Croacia, Bosnia y Herzegovina, Eslovenia, Macedonia y Montenegro. La provincia autónoma serbia de Kosovo y Metohija declaró unilateralmente su independencia en 2008.

(Relacionado: A las puertas de la UE, un país marcado por la guerra relega a los migrantes a los márgenes de la sociedad)

La República Democrática del Congo también ha sufrido muchos cambios de nombre. De 1885 a 1908 se llamó (de forma involuntariamente irónica) Estado Libre del Congo mientras era gobernado brutalmente como empresa privada por el rey Leopoldo II de Bélgica. Más tarde se convirtió en el Congo Belga, luego en Congo-Leopoldville, y finalmente, tras su independencia en 1960, en la República del Congo. Unos años más tarde se modificó a República Democrática del Congo. En 1971, el dictador Mobutu Sese Seko la bautizó como República del Zaire, quizá porque Zaire era un nombre alternativo del río Congo. Tras la caída de Mobutu, el nombre volvió a ser República Democrática del Congo en 1997.

Otros cambios de nombre significativos:

  • Reino de Camboya → República Khmer → Kampuchea → Camboya (1991)
  • Somalilandia francesa → Territorio de los Afars y los Issas → Yibuti (1977)
  • Islas Gilbert → Kiribati (1979)
  • Timor portugués → Timor Oriental → Timor-Leste (2002)
  • África sudoccidental alemana → África sudoccidental → Namibia (1990)
  • Alto Volta → Burkina Faso (1984)

Este artículo es una actualización del original, publicado el 20 de abril de 2018. 

Seguir leyendo

También podría gustarte

Viaje y Aventuras
Estas imágenes del archivo de Nat Geo evocan la atmósfera atemporal de la costa italiana
Viaje y Aventuras
Así trabaja el cartero de las islas Hallig
Historia
La noche de Halloween, el Día de Todos los Santos y el Día de los Muertos: ¿Qué tienen en común?
Viaje y Aventuras
Cinco castillos medievales que puedes visitar en Alicante
Historia
Orgullo LGBTIQ: cinco décadas de reivindicación

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved