Desmantelado en Mallorca el mayor criadero ilegal de tortugas de Europa

El Seprona incauta más de 1.100 tortugas, muchas de ellas en peligro de extinción, desmantelando así una de las mayores organizaciones de tráfico ilegal de Europa.

Friday, August 24, 2018,
Por Cristina Crespo Garay - National Geographic
Desmantelada en Mallorca el mayor criadero ilegal de tortugas de Europa
Desmantelada en Mallorca el mayor criadero ilegal de tortugas de Europa

Más de 1.100 tortugas y 750 huevos de diferentes especies han sido incautados en Mallorca por la Guardia Civil, que con esta operación ha desmantelado el mayor criadero ilegal de tortugas en Europa. Entre las 62 especies descubiertas se encuentra la tortuga de caja (Cuora), considerada en altísimo riesgo de extinción, así como algunas especies endémicas de EEUU y México, sumando en total 14 de las 50 especies de tortuga más amenazadas del mundo, según la Europol.

Cientos de tortugas hacinadas en bañeras de plástico se repartían por la granja entre tinajas de agua opacas y corrales de tierra. En el marco de esta operación, la Guardia Civil ha detenido a tres personas responsables de la cría y comercio ilícito de estos animales y se está investigando a otras tres. En total, cuatro personas de nacionalidad alemana y dos españoles se enfrentan a delitos de flora y fauna silvestre, contrabando de especies protegidas y blanqueo de capitales.

España es la puerta de entrada a Europa del tráfico de animales por su situación estratégica. "Este caso de la 'granja multinacional de tortugas' parece que no tiene precedente en España", afirma Teresa Gil, portavoz del programa de Especies de WWF España en declaraciones a National Geographic.

"A través de puertos como Algeciras, Valencia y Canarias llegan a nuestro país miles de animales y plantas víctimas del tráfico de especies. Entre 2005 y 2014 se incautaron 13.838 animales vivos. Aunque se estima que, como pasa en el resto del mundo, apenas se descubre la mitad de tráfico de animales".

La investigación comenzó en febrero de 2017, cuando varios agentes detectaron el envío de varias tortugas de la especie Coahuila en el Aeropuerto de Palma de Mallorca. Tras inspeccionar el envío y detectar anomalías en la documentación e información falsa, las tortugas fueron incautadas.

Un dificultoso seguimiento del envío les llevó hasta una finca en el término municipal de Llucmajor, en Mallorca, donde se ubicaba toda la trama ilegal: un criadero a nivel industrial para el comercio ilícito de miles de tortugas, tanto de agua como de tierra. Una vez detenidos los responsables y puestos a disposición judicial, se decretó su ingreso en prisión.

Una tortuga mora en el centro de rescate FIEB, en Toledo, a donde llegan tras ser incautadas.
Fotografía de WWF, Imagina Producciones

Una colaboración con el responsable de una tienda de fauna exótica de Barcelona les permitía “blanquear” los especímenes. Al realizarse una redada en el domicilio, también ahí fueron encontradas varias piscinas con especies protegidas en muy mal estado.

"Los adultos de tortugas parece que alcanzan un gran valor en el mercado negro y por las parejas reproductoras pueden llegar a pagarse hasta 60.000 euros", afirma Teresa Gil. La mayoría de estas especies están protegidas por el Convenio sobre Comercio Internacional de Especies Amenazadas (CITES), autoridad que colaboró en el registro de la propiedad. De las más de 1.100 tortugas rescatadas, más de 200 hembras están en época de puesta, por lo que el número de animales aumentará.

Hasta que tenga lugar el juicio, "las tortugas han sido llevadas al Natura Part, que está custodiando los más de mil ejemplares y los 750 huevos", afirma Gil. "Los animales que sobreviven a la incautación terminan sufriendo en centros de Recuperación de Fauna Silvestre (CRSF) que no tienen los recursos adecuados para su conservación".

Las tortugas son uno de los vertebrados más amenazados del planeta: de las 365 especies reconocidas, 148 se suman ya a las listas de las especies amenazas de la IUCN, mientras 7 especies y 3 subespecies ya se han extinguido. Tal y como alerta Teresa Gil, el tráfico ilegal de animales "está llevando a la extinción a cientos de animales y plantas y es la segunda amenaza para la biodiversidad, después de la destrucción del hábitat".

Aunque desde el pasado abril, España cuenta con un Plan de Acción contra el Tráfico Ilegal y el Furtivismo Internacional de Especies Silvestres (TIFIES), en el informe presentado el pasado junio por WWF, denuncian la "falta de recursos, escasa coordinación entre administraciones y poco rigor en la aplicación de la normativa reguladora". "En este caso, el número de ejemplares, mil, de diferentes especies y con distintos requerimientos ecológicos va a requerir elevados recursos y especialistas", concluye la portavoz.

Seguir leyendo

ver vídeos

Animales1:00

Así muda una tarántula su exoesqueleto

Animales5:01

Tiburones 101

Animales3:32

Osos 101