El ave salvaje más longeva del mundo pone un huevo a los 67 años

Wisdom es un «rayo de esperanza» para los albatros de Laysan, que se enfrentan a amenazas como la ingesta de plástico oceánico.viernes, 5 de enero de 2018

Por Christine Dell'Amore
El ave salvaje más longeva del mundo pone un huevo a los 67 años
El ave salvaje más longeva del mundo pone un huevo a los 67 años

Wisdom, la albatros supermamá, lo ha vuelto a hacer. A los 67 años, el ave salvaje más longeva conocida en el mundo ha puesto un huevo en su hogar en el atolón de Midway.

Wisdom y su pareja, Akeakamai, vuelven cada año al monumento marino nacional de Papahānaumokuākea para anidar y criar a un solo polluelo. El pasado 13 de diciembre, el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos (USFWS, por sus siglas en inglés) confirmó que la pareja estaba incubando un nuevo huevo.

A lo largo de su vida, Wisdom ha sobrevivido a varias parejas y criado entre 30 y 35 polluelos. También es sorprendente por haber recorrido entre 3,2 y 4,8 millones de kilómetros desde 1956, o el equivalente a entre cuatro y seis viajes de ida y vuelta a la Luna, según el Servicio Geológico estadounidense.

«Que un ave de 67 años todavía se esté reproduciendo es algo sin precedentes», afirma Kate Toniolo, comisaria adjunta del monumento marino nacional. «Hace que te preguntes si podría haber un ave a dos nidos de Wisdom que sea aún más vieja».

Relacionado: El animal más longevo del mundo: 11.000 años de edad

Un ave llamada Wisdom

La historia de Wisdom tal y como la conocemos comenzó el 10 de diciembre de 1956, cuando el biólogo del USFWS Chandler Robbins marcó a un albatros de Laysan normal y corriente en el atolón de Midway. El ave no volvió a verse hasta 46 años después, en 2002, cuando Robbins volvió a capturarla. Le pusieron el nombre de Wisdom (que significa sabiduría) por su edad aparentemente avanzada y su buena salud.

Robbins le tenía cariño a Wisdom, especialmente porque había superado los muchos peligros a los que se enfrenta su especie, como la ingesta de plástico del océano o quedarse atrapada en los palangres de los pescadores, según contó a National Geographic en 2013.

«Hablamos de un ave que amplía nuestro conocimiento porque es muy diferente a nuestro ciclo vital y al 99 por ciento de los animales con los que interactuamos a diario», añade Charles Eldermire, director del proyecto de cámaras de aves para el Cornell Lab of Ornithology en Ithaca, Nueva York.

La mayoría de aves salvajes luchan por sobrevivir, encuentran una pareja y crían a sus polluelos, pero muchos menos lo hacen casi cada año durante seis décadas, según Eldermire. Wisdom «rompe el molde».

Relacionado: Nuevos estudios concluyen que peces e invertebrados consumen los microplásticos del océano

Un ave afortunada

No solo es eso, sino que Wisdom ha llegado a dominar el difícil estilo de vida de los albatros: alimentarse en cientos de miles de kilómetros en el vasto océano, hacer frente al clima extremo y encontrar una zona de tierra remota donde criar a sus polluelos, señala Eldermire.

«Es un ave con mucha suerte y que ha aprendido mucho», afirma.Y cada polluelo al que cría Wisdom es una victoria más para la especie, que según la Unión Internacional de la Conservación de la Naturaleza se encuentra casi amenazada, según Toniolo.

Cerca del 70 por ciento de los albatros de Laysan anidan en Midway, por lo que un tsunami como el que provocó el terremoto de Japón en 2011 podría acabar con muchas de las aves de un solo golpe. «Demuestra lo importante que es cada ave para asegurar la supervivencia de la especie», afirma.

Vídeo relacionado:

Los albatros establecen vínculos que pueden mantenerse durante décadas
Los vínculos entre los albatros pueden mantenerse durante décadas y cada año regresan a esta colonia para reproducirse.
Seguir leyendo