Medio Ambiente

Este es el papel de Corea del Norte en el tráfico de vida silvestre

Un nuevo informe identifica al menos 18 casos de diplomáticos implicados en el contrabando, pero pocas veces se les detiene o reciben un castigo. jueves, 9 de noviembre de 2017

Por Rachel Nuwer

Según historiadores, expertos en ciencias políticas y varios gobiernos, los diplomáticos de Corea del Norte son conocidos por su participación en el comercio ilegal. Hasta ahora, la atención se centraba principalmente en actividades de contrabando en Europa y Asia, pero un nuevo informe ha revelado que África y su fauna salvaje también ocupan un lugar importante en el conjunto de actividades ilícitas de Corea del Norte.

Según los hallazgos, publicados por la Iniciativa Global contra el Crimen Organizado Transnacional —una red con sede en Ginebra compuesta por expertos en desarrollo, en la aplicación de la ley y gobiernos—, en los últimos 30 años se han producido al menos 18 casos en los que estaban involucrados diplomáticos norcoreanos que traficaban con cuerno de rinoceronte y marfil. Es probable que el número de casos no detectados sea mucho mayor.

Para Julian Rademeyer, autor del informe, las alarmas saltaron cuando una extraña noticia llamó su atención. En mayo de 2015, Pak Chol-Jun, asesor político de la embajada norcoreana en Pretoria, y Kim Jong-Su, entrenador de taekwondo en Pretoria, fueron arrestados en Mozambique con casi 100.000 dólares en efectivo(más de 84.500 euros) y casi 4,5 kilogramos de cuernos de rinoceronte.

«Simplemente intentar obtener una confirmación de que este incidente había ocurrido fue una pesadilla», afirma Rademeyer. «Pero despertó mi interés sobre la implicación de los diplomáticos norcoreanos en el tráfico de cuerno de rinoceronte y marfil».

Rademeyer descubrió un patrón continuo de actividades ilícitas. Los desertores de alto rango con los que contactó para las entrevistas describieron cómo funcionarios de las embajadas y agregados militares pasaban marfil de contrabando desde Angola, Etiopía y la República Democrática del Congo, y también traficaban con cuernos de rinoceronte de Sudáfrica y Mozambique.

A menudo se cree erróneamente que los diplomáticos tienen inmunidad total frente a investigaciones o detenciones, y según confirmaron investigaciones adicionales, esto es algo de lo que se aprovechan los norcoreanos para introducir productos de fauna salvaje en su equipaje de mano en vuelos a China, donde tienen vínculos con redes de crimen organizado.

«El contrabando forma parte del método empleado por Corea del Norte para obtener la moneda fuerte que necesita para seguir adelante y para permitir que el régimen actual permanezca en el poder», explica Greitens. «Todo el régimen opera sobre una base de efectivo».

«Basándonos en la escasa información que tenemos sobre la implicación de Corea del Norte en el comercio ilegal de vida silvestre, es probable que tengan un papel más bien pequeño frente a otras redes criminales transnacionales, mucho más activas y arraigadas, que proceden de Vietnam, China, Laos, Tailandia y otros países asiáticos», señala Rademeyer. «Sin embargo, juntos han contribuido a la muerte de más de 7.100 rinocerontes a manos de cazadores furtivos en África durante la última década».

Para estos asediados animales de África, todo se reduce a frenar la demanda, según Richard Thomas, director de comunicaciones globales para TRAFFIC, organización que supervisa el comercio mundial de fauna silvestre. «Si el uso de cuerno de rinoceronte simplemente pasa de moda en Asia, el incentivo para su tráfico desaparecería simplemente porque ya no sería una mercancía de gran valor».

Seguir leyendo