Explora el mayor palacio gótico de Europa, antigua residencia de papas

La pintoresca ciudad de Aviñón, ubicada en el soleado sur de Francia, fue la sede del poder de la Iglesia católica.

Friday, September 21, 2018,
Por Abby Sewell
Explora el mayor palacio gótico de Europa, antigua residencia de papas
Explora el mayor palacio gótico de Europa, antigua residencia de papas

En el soleado sur de Francia, la pintoresca ciudad de Aviñón fue la sede del poder de la Iglesia católica y residencia de papas que huían de las presiones políticas de Roma.

Erigida en las orillas del Rin, Aviñón alcanzó importancia internacional en el siglo XIV. Entones, la ciudad no formaba parte del territorio francés, sino que pertenecía al duque de Anjou, un vasallo del papa. Como tal, el papa Clemente V la consideró un lugar seguro para situar el centro de la Iglesia. Italia estaba consumida por el caos político y Aviñón parecía una ubicación más central dentro del mundo cristiano.

El papel de la ciudad como residencia papal fue relativamente corto: el Papado de Aviñón —o cautiverio de Babilonia, según algunos— fue polémico dentro de la Iglesia y solo duró del 1309 al 1377, pero dejó una huella duradera en la ciudad.

A partir de 1335, se construyó un majestuoso palacio para albergar a los papas. Completado en menos de 20 años y dos fases, el Palais des Papes es el mayor palacio gótico de Europa y un ejemplo impresionante de la arquitectura de la época. Cuenta con una colección de frescos intrincados del maestro italiano Matteo Giovanetti.

Siete papas ocuparon el palacio antes de trasladar el papado a Roma en 1377, pero no fue el fin del papel de Aviñón en la Iglesia. Los cardenales del Sacro Colegio seleccionaron a un antipapa para que gobernara desde Aviñón. El Gran Cisma, durante el cual tres personas se disputaron el papado simultáneamente, duró hasta 1417.

El palacio de Aviñón siguió siendo propiedad del papado hasta la Revolución francesa, cuando fue tomado por los revolucionarios. Más adelante, se convirtió en barracones militares y en prisión bajo el gobierno napoleónico.

Hoy, los visitantes pueden pasear entre las salas del palacio papal y las antiguas cámaras privadas del papa, imaginándose como personajes en las intrigas de la iglesia y el estado medieval. El centro histórico de la ciudad fue nombrado lugar Patrimonio de la Humanidad de la Unesco en 1995 por su importancia arquitectónica y cultural y se preservó como museo.

 

Seguir leyendo

ver vídeos

Viaje y Aventuras2:11

Visita los impresionantes monumentos de Petra