Fiona, la hipopótamo prematura que ha conseguido sobrevivir

Este hipopótamo nació con seis semanas de antelación y presentaba problemas respiratorios, pero los cuidadores del zoo de Cincinnati han conseguido que sobreviva.jueves, 30 de noviembre de 2017

Por Redacción National Geographic
Fiona, la hipopótamo prematura que ha conseguido sobrevivir
Fiona, la hipopótamo prematura que ha conseguido sobrevivir

Fiona la hipopótamo nació con seis semanas de antelación el 24 de enero de 2017. La bautizaron en honor a la princesa Fiona, de la película Shrek. Desde entonces, el zoo de Cincinnati ha tenido que cuidar de ella las 24 horas del día, debido a que sus pulmones –como ocurre en muchos bebés prematuros– no se habían desarrollado del todo. Tuvieron que suministrarle oxígeno y alimentarla. Poco a poco, la fueron introduciendo en el agua hasta que, una vez sus pulmones se desarrollaron del todo, pudo nadar.

Los hipopótamos nacen en el agua, aunque en realidad no pueden nadar. Adoran el agua, por eso los griegos los llamaron «caballos marinos». Pueden pasar hasta 16 horas sumergido en ríos y lagos para mantener su cuerpo fresco y protegido del sol africano. Los hipopótamos se encuentran cómodos en el agua, son buenos nadadores y pueden aguantar la respiración bajo el agua hasta cinco minutos. Las crías del hipopótamo pesan cerca de 45 kilogramos al nacer y pueden ser amamantadas tanto en la tierra como en el agua, cerrando las orejas y orificios nasales. 

El zoo de Cincinnati ha seguido el progreso de Fiona en un blog dedicado exclusivamente a esta pequeña bebé hipopótamo.

Seguir leyendo