Animales

Los perros cambian su expresión facial cuando les prestamos atención

El hallazgo puede arrojar luz sobre la domesticación del mejor amigo del hombre, una convivencia de 30.000 años de antigüedad.jueves, 9 de noviembre de 2017

Por Michael Greshko

Los perros cambian de expresiones faciales cuando saben que las personas les miran, quizá en un posible esfuerzo por comunicarse. Por ejemplo, los cánidos que participaron en el estudio ponían la clásica «cara de cachorrito triste» cuando miraban a los humanos a los ojos.

El descubrimiento se suma a la información creciente descubierta sobre el mejor amigo del hombre, uno de los compañeros más antiguos de nuestra especie. Los seres humanos y los perros han convivido durante unos 30.000 años y, a lo largo del camino, la evolución parece haber modificado el comportamiento de los cánidos.

La investigación ha demostrado que los perros vigilan constantemente a los humanos, observando nuestros gestos con atención y, en comparación a los lobeznos criados en cautividad, tienden a mirar a los humanos a la cara con mayor frecuencia.

«Los perros interpretan los gestos y las señales comunicativas de los humanos de una forma en la que otros animales no pueden», explicó en un email la líder del estudio, Juliane Kaminski, psicólogo de la Universidad de Portsmouth, en Reino Unido.

Sigue leyendo: ¿Por qué algunos perros son tan agresivos?

Carita triste

Para entender mejor cómo usan los perros sus expresiones, el equipo de Kaminski examinó como 24 perros de familias reaccionaban a cuatro situaciones.

Los perros fueron llevados uno por uno a una habitación tranquila y situados a pocos metros de una persona a la que nunca habían visto antes, que progresó a través de cuatro situaciones diferentes: el humano se ponía de cara al perro y sostenía algo de comer, el humano se ponía de cara al perro con las manos vacías, el humano daba la espalda al perro y sostenía algo de comer, y el humano daba la espalda al perro con las manos vacías.

Mientras tanto, una cámara grababa las reacciones del perro para que los investigadores pudieran repasar e identificar las expresiones faciales del perro. Para eliminar conjeturas, el equipo se basó en una rúbrica que determina expresiones faciales a partir de los músculos que flexiona el perro.

En particular, el equipo de Kaminski se centró en la expresión facial de «cachorrito triste», denominada AU 101. Estudios anteriores muestran que las personas tienen debilidad por esta expresión: la coautora del estudio Bridget Waller ha descubierto que los perros que expresan con mayor frecuencia la AU 101 tienden a ser adoptados más rápidamente que los que no.

Los investigadores descubrieron también que los perros eran más expresivos cuando el humano les miraba, especialmente con la AU 101, mostrando un claro cambio de conducta como resultado de la atención del humano.

«Creemos que esto demuestra que con este movimiento se aprovechan de una preferencia que tienen los humanos», afirma Kaminski, cuyo estudio fue publicado el 19 de octubre en la revista Scientific Reports. «Esta expresión hace que los ojos de los perros parezcan más grandes [y] más infantiles, y también se parece a la expresión que ponen los humanos cuando están tristes».

Sigue aprendiendo: ¿Puede saber tu perro si estás embarazada?

El «efecto cena»

Sin embargo, Kaminski insiste en que su estudio no puede predecir si los perros ponen caras con la intención de manipular a los humanos. Sus resultados solo demuestran que los perros son más expresivos, pero no por qué.

Kaminski espera que las futuras investigaciones desentrañen este enigma persistente, arrojando luz sobre cómo la domesticación podría haber dado lugar a esta conducta.

Galería relacionada:

ver galería
Seguir leyendo