Un oso se escapa de una tienda y vaga por las calles de Basra, Irak

Los osos pardos sirios poblaron gran parte de Oriente Medio, pero ahora la subespecie está prácticamente extinta en la naturaleza.

Tuesday, February 6, 2018,
Por Carrie Arnold – National Geographic
Un oso se escapa de una tienda y vaga por las calles de Basra, Irak
Un oso se escapa de una tienda y vaga por las calles de Basra, Irak

Los peatones de Basra, Irak, se llevaron un gran susto la semana pasada cuando vieron que un enorme oso vagaba por las calles de la ciudad. El animal se había escapado de una tienda donde estaba a la venta, según un medio local.

Los curiosos grabaron al oso pardo sirio deambulando por las concurridas calles de esta ciudad portuaria del golfo Pérsico antes de que lo capturaran y lo devolvieran a la tienda.

El oso pardo sirio, una especie de Oriente Medio del oso pardo Ursus arctos, se considera extinto en gran parte de su antigua distribución, que antes se extendía hasta la península del Sinaí. Incluso se menciona a los animales en la Biblia.

Aunque los osos pardos están más cómodos en hábitats boscosos y montañosos, en ocasiones los animales siguen ríos y otras fuentes de agua hasta zonas pobladas por humanos, según Patti Sowka, experta en conflictos entre osos y humanos que dirige una consultoría independiente en Missoula, Montana, un estado en el oeste de Estados Unidos.

«Los veo en Missoula, a donde bajan desde las montañas en busca de comida. Siguen un canal de desagüe hasta la localidad», afirma Sowka.

La mayoría de osos que acuden a zonas humanas buscan fuentes de comida fácil: la basura en torno a los asentamientos humanos suele tener más calorías y es mas fácil de comer que lo que los osos pueden encontrar en la naturaleza.

Malas noticias para los osos

Pero encontrar un oso en medio de una gran ciudad como Basra es inusual, por eso Sowka sospechó de inmediato que el oso se había escapado de un zoo o de otro lugar donde estaba cautivo. «El oso se sentía terriblemente cómodo paseando por la calle sin más», afirma.

La pérdida de hábitat en la región, provocada por décadas de guerra en la zona, así como por la deforestación, ha hecho que las poblaciones de osos pardos sirios se desplomen. La caza y la caza furtiva, así como la extracción de bilis de osos cautivos, también se han cobrado un alto precio. Los osos se consideran extintos en Siria, así como en Palestina e Israel, aunque todavía quedan pequeñas poblaciones en Irak, Irán, Turquía y Turkmenistán.

Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, los sirios vendían pieles de oso y cachorros en 1955, y al parecer la práctica de vender osos también ha persistido en Irak.

Sin embargo, en 2004 se atisbó un rayo de esperanza: un científico que hacía senderismo por la cordillera del Antilíbano vio las huellas de oso en la nieve a una altura de más de 1.800 metros, la primera prueba de la presencia de un oso pardo sirio en Siria en 50 años.

Seguir leyendo

ver vídeos

Animales1:55

Oso híbridos

Animales1:51

El oso negro

Animales3:32

Osos 101