Animales

Respondemos a las preguntas clave acerca del vídeo del oso polar desnutrido

El vídeo de National Geographic que muestra a un oso polar moribundo se ha vuelto viral. Esto es lo que sabemos sobre su destino y sobre su relación con el cambio climático. Martes, 12 Diciembre

Por Sarah Gibbens

En los últimos días, millones de personas han visto nuestro vídeo de un oso polar hambriento. Para algunos se trata de un símbolo del destino que podrían correr muchos osos polares con el calentamiento global. Para otros, no es más que una cortina de humo.

Pero, ¿qué nos cuenta este vídeo tan descorazonador? En este artículo respondemos a algunas de las preguntas que más han planteado los lectores en las redes sociales de la edición estadounidense de National Geographic.

¿Por qué el equipo de rodaje no pudo ayudar al oso ?

No es fácil ver el vídeo de un oso polar demacrado intentando moverse y buscando comida desesperadamente en un cubo de basura. Para Paul Nicklen y Cristina Mittermeier, dos biólogos que se han convertido en fotógrafos y en cofundadores del grupo de conservación Sea Legacy, fue todavía más difícil presenciarlo en persona.

«Algunas personas nos han criticado por no haber hecho nada para ayudar al oso, pero estábamos demasiado lejos de cualquier aldea para pedir ayuda y acercarse a un depredador hambriento, especialmente al no tener un arma, había sido una locura», escribió Mittermeier en un artículo sobre el vídeo. «Al final hice lo único que podía hacer: usé mi cámara para asegurarme de poder compartir esta tragedia con el mundo».

Noticia relacionada: La imagen del cambio climático: el descorazonador vídeo de un oso polar muriendo de hambre

¿Qué sabemos del oso polar del vídeo?

El oso polar está famélico. La delgadez y los huesos protuberantes del oso son claros indicadores de ello y los músculos atrofiados sugieren que lleva pasando hambre durante un largo periodo de tiempo.

Sin una necropsia completa, es prácticamente imposible deterimar si el oso sufría algún tipo de enfermedad. Se sabe que algunos osos polares pueden contraer parásitos, pero al igual que ocurre con otras especies de oso, los osos polares no son propensos a enfermar.

Nicklen observó que el oso no mostraba señales de lesiones y no tenía cicatrices visibles. Cuando los osos polares luchan, sus peleas pueden ser brutales, por lo que es inusual que un oso de avanzada edad apenas tenga cicatrices visibles.

«Está claro que el oso sufre una grave desnutrición», dijo Steven Amstrup, director científico de Polar Bears International, en una entrevista el lunes. «Muestra síntomas claros de inanición».

¿Sabemos qué le ha pasado al oso desde que lo grabaron?

Nicklen y Mittermeier grabaron al oso a finales de agosto. Lo grabaron durante el tiempo que les fue posible, mientras las condiciones fueron favorables. Como el sol se ponía durante el día y pronto llegaría el otoño, Sea Legacy no pudo seguir trabajando en la zona. No se sabe qué le ha pasado al oso, pero Nicklen cree que probablemente murió uno o dos días después.

Artículo relacionado: El número de osos polares se reduce en Alaska y Canadá

¿Cuál es el estado de las poblaciones de osos?

En su conjunto, las poblaciones de oso polar en todo el mundo no se encuentran en peligro inmediato. Nicklen ha descrito a osos polares del Ártico ruso que estaban tan gordos que apenas podían caminar. Los expertos creen que podría haber más osos polares en Rusia que en cualquier otra parte del mundo, pero la extrema lejanía y la falta de recursos han dificultado realizar estudios formales, por lo que existe mucha incertidumbre y muchas incógnitas. Además, la situación de los osos no es igual en todas las regiones polares.

Según Amstrup, algunos de los osos polares que corren más riesgo de descenso demográfico viven en regiones con hielo estacional, como el que rodea la isla de Baffin, donde grabaron al oso hambriento. El Servicio Geológico de Estados Unidos ha publicado un mapa de los lugares por los que se extiende el hielo. El hielo estacional se derrite por completo en verano y vuelve en otoño. Los osos polares sobreviven a partir de la grasa almacenada en los meses de verano.

«Pueden consumir hasta 900 gramosal día mientras esperan a que vuelva el hielo marino», dijo Amstrup.

Más sobre calentamiento global: La Antártida está cubierta de más agua de deshielo de la que pensábamos

¿Qué está ocurriendo con el hielo marino?

Con el aumento de las temperaturas, el hielo marino estacional se derrite antes y vuelve más tarde. Esto aumenta el tiempo durante el que los osos deben sobrevivir solo con su grasa.

El hielo ártico cubre aproximadamente 2,6 millones de kilómetros cuadrados menos que en 1979. La gran mayoría de científicos coincide en que el ritmo normal de derretimiento del hielo marino se ha acelerado en las últimas décadas. El Ártico es una de las regiones que más sufre los efectos del calentamiento global.

Si este calentamiento continúa, «el ecosistema marino del Ártico tal y como lo conocemos desaparecerá», señaló el célebre experto en osos polares Ian Stirling.

¿Cómo afecta el aumento de las temperaturas a los osos polares?

Los osos polares son unos de los osos más grandes del mundo y pueden llegar a pesar 725 kilogramos. Esto significa que necesitan una gran cantidad de comida para sobrevivir. Los osos polares se alimentan de focas, morsas y cetáceos y consumen cientos de kilogramos de carne en una sola comida. A diferencia de otros osos, que pueden alimentarse de plantas y bayas, los osos polares son carnívoros y necesitan carne para sobrevivir.

Los osos polares del Ártico canadiense «se alimentan casi exclusivamente de una especie pequeña de foca», afirma Amstrup. «Estas focas apenas salen a tierra firme».

Las focas son nadadoras expertas y son capaces de sobrevivir mucho tiempo en el agua. Esto dificulta que los osos polares las cacen en aguas abiertas. En su lugar, usan su fuerza para capturar a sus presas sobre o a través del hielo.

Galería: Osos polares

Aunque algunas comunidades del norte han informado de avistamientos de más osos polares en torno a sus hogares, eso no implica necesariamente que su población esté creciendo. Sin hielo, los osos polares se ven obligados a seguir el olor de la comida de las aldeas o de los vertederos, según explica Amstrup.

La reducción de las nevadas en las regiones árticas también implica que los osos polares podrían ser incapaces de elaborar madrigueras adecuadas, como ha ocurrido en el oeste de Canadá.

La bahía de Hudson, en Canadá occidental, ha sido uno de los hábitats de osos polares más estudiados en los que el hielo marino está disminuyendo. Algunas investigaciones no han dado resultados concluyentes sobre si la causa de este efecto regional es el calentamiento global inducido por la actividad humana, mientras que otros estudios afirman que la población de osos polares en la zona podría desaparecer en 30 años.

«Ningún biólogo afirma que todos los osos polares estén en peligro ahora mismo», explica Amstrup. «Pero los que sí están en peligro ahora son la prueba de lo que está por venir».

Sigue leyendo: 10 de los animales que corren un mayor riesgo de extinguirse

Seguir leyendo