Animales

Esta nueva especie de rana pinocho tiene una extraña nariz puntiaguda

«Podría decirse que nos encontró ella, no al revés», afirma el descubridor de esta rana indonesia de aspecto curioso.Monday, June 10, 2019

Por Redacción National Geographic
La rana pinocho, Litoria pinocchio, en una hoja en las montañas Foja, Indonesia.

En los bosques montañosos de Nueva Guinea, un equipo de científicos ha descrito un nuevo tipo de rana arborícola cuyos machos tienen una protuberancia picuda y carnosa en la nariz.

Damas y caballeros, les presentamos a la rana pinocho.

Paul Oliver, herpetólogo del Museo de Queensland y de la Universidad de Griffith en Australia, descubrió a estos anfibios de aspecto curioso durante una expedición de campo en 2008, cuando su equipo y él se resguardaban de la lluvia en las montañas Foja, en Indonesia.

Levantó la vista y vio a la rana de motas verdes, marrones y amarillas sentada sobre una bolsa de arroz.

«Podría decirse que nos encontró ella, y no al revés», afirma Oliver, que describió oficialmente a la nueva especie, Litoria pinocchio, en el último número de la revista Zootaxa.

La rana pinocho es solo una de las muchas ranas arborícolas de Nueva Guinea que pertenecen al mismo género que presenta estas narices puntiagudas, o rostros. Oliver y su equipo describieron otras dos especies en otro artículo reciente, también en Zootaxa.

Ahora, Oliver y sus colegas siguen esforzándose para averiguar la utilidad de estos hocicos tan adorables.

«Lo que resulta especialmente sorprendente es que es eréctil», escribe Oliver por email. «A veces, sobresale y está bastante tieso, pero otras está inclinado hacia abajo. Son estructuras bastante elaboradas que deben tener algún propósito».

Metiendo las narices

Una teoría es que la nariz atrae a las hembras, pero según él, es una teoría problemática.

ver galería

«Cuando otros biólogos analizaron los coros de apareamiento de ranas de nariz puntiaguda, no encontraron patrón alguno en la longitud de las narices de los machos con los que se aparean las hembras», explica.

Oliver también sospecha que estas púas podrían ayudar a las ranas a distinguir una especie de la otra en los bosques que habitan. Con más de 450 especies de ranas ya descritas y muchas más por descubrir, Nueva Guinea —la segunda isla más grande del mundo— alberga más especies de ranas que cualquier otra isla del mundo.

«Yo soy más partidario de la segunda teoría», afirma Oliver. «Pero la verdad es que, como en muchos casos en biología, no lo sabemos».

«La isla de las oportunidades»

Aunque no solemos considerar esta isla del Pacífico meridional —dividida entre Indonesia y Papúa Nueva Guinea— un paraíso para las ranas, Nueva Guinea tiene una cantidad de ranas por área similar a la de la selva amazónica, según indica Debbie Bower, bióloga de conservación de la Universidad de Nueva Inglaterra, en Australia.

«Los descubrimientos continuos de especies únicas que eran desconocidas para la ciencia demuestran lo poco que sabemos sobre la biodiversidad en lugares remotos como Nueva Guinea», afirma Bower.

«La rana pinocho es un ejemplo de ello y manifiesta lo importante que es poner en marcha estrategias de conservación que prevengan y se preparen para amenazas como el hongo quítrido».

De hecho, Bower describe Nueva Guinea —que, por ahora, se ha librado del quítrido— como «la isla de las oportunidades», ya que podría convertirse en un refugio para los anfibios del mundo. Publicó un reciente artículo en la revista Frontiers in Ecology and the Environment instando a que Nueva Guinea elaborase planes para la llegada del hongo y ralenticen su propagación si llega.

«Si no centramos la investigación y la conservación en refugios como Nueva Guinea, nos arriesgaremos a perder especies que ni siquiera sabíamos que existían», afirma.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo