Varios gorilas dan positivo en COVID-19 en un zoológico de California

Son los primeros primates no humanos del mundo con casos confirmados de coronavirus.

Published 12 ene. 2021 11:41 CET
Foto de un gorila occidental de llanura

Los gorilas occidentales de llanura, una especie en peligro crítico de extinción, son susceptibles al nuevo coronavirus. El 11 de enero, tres gorilas del San Diego Zoo Safari Park dieron positivo.

Fotografía de Edwin Giesbers, Nature Picture Library

Tres gorilas occidentales de llanura del San Diego Zoo Safari Park han dado positivo en coronavirus, según anunció ayer el Departamento de Agricultura estadounidense (USDA, por sus siglas en inglés). Esto los convierte en los primeros grandes simios del mundo con casos confirmados del virus.

Según Lisa Peterson, directora ejecutiva del San Diego Zoo Safari Park, en California, se prevé que los gorilas, que viven en un grupo de ocho, se recuperen. Sus cuidadores han decidido mantener a los ocho gorilas juntos y tenerlos bajo estrecha vigilancia.

«Algunos podrían tenerlo y otros no», afirma Peterson. «Viven en un grupo con un espalda plateada. Él es el líder. Él los guía durante el día. Lo admiran. Lo mejor para ellos es permitir que sigan tal y como están».

Los gorilas son la séptima especie animal que ha contraído el virus de forma natural tras las infecciones confirmadas en tigres, leones, visones, leopardos de las nieves, perros y gatos domésticos. Aunque hay casos documentados de transmisión de visones a humanos en los Países Bajos y Dinamarca, no hay pruebas de que las otras especies pueda contagiar a los humanos.

Al igual que los leones y los tigres del Zoo del Bronx, que dieron positivo en abril, los tres gorilas infectados probablemente contrajeron el virus de un trabajador del zoo asintomático, según Peterson. Dice que el zoológico tiene protocolos estrictos para prevenir las infecciones, entre ellos un cuestionario diario para el personal y trajes de protección de cuerpo entero para aquellos que tienen contacto directo con los animales.

Dos de los gorilas empezaron a toser el 6 de enero. El personal del zoo tomó muestras fecales y las envió al Sistema de Laboratorios de Salud Animal y Seguridad Alimentaria de California. El laboratorio y los Laboratorios de Servicios Veterinarios Nacionales (NVSL, por sus siglas en inglés) del USDA confirmaron la infección el 11 de enero.

Los tres gorilas, cuyos nombres no han sido revelados, aún exhiben síntomas. Algunos tienen goteo nasal y están aletargados. «Todos son un poco más moderados con sus actividades, pero están dándoles fluidos y están comiendo bien», afirma Peterson.

Esta noticia confirma investigaciones previas de que los gorilas occidentales de llanura, una especie en peligro crítico de extinción, y otras especies de simios raras o en peligro de extinción son particularmente susceptibles al SARS-CoV-2, el virus que causa la COVID-19. «El potencial de un brote de una enfermedad similar a la COVID en poblaciones cautivas o silvestres de primates en peligro de extinción es muy elevado», contó a National Geographic en noviembre Harris Lewin, profesor distinguido de ecología y evolución en la Universidad de California, Davis.

Quedan menos de 5000 gorilas en el medio natural. Como viven en grupos familiares cercanos, los investigadores temen que si uno contrajera el virus, la infección pueda propagarse rápidamente y poner en peligro poblaciones ya precarias.

Dan Ashe, presidente y consejero delegado de la Asociación de Zoológicos y Acuarios (AZA), cuenta a National Geographic por correo electrónico que el hecho de que los gorilas hayan dado positivo es «preocupante», pero tiene «plena confianza» en que el personal del Zoo de San Diego está tomando todas las precauciones posibles.

Todos los casos confirmados de animales de zoo que han contraído el coronavirus en Estados Unidos se han producido en centros acreditados por la AZA: el Zoo del Bronx, el San Diego Zoo Safari Park y el Zoo de Louisville, que siguen protocolos sanitarios estrictos, señala Ashe. En zoos no acreditados, muchos de los cuales carecen de la experiencia y la profesionalidad de las instalaciones acreditadas, se desconoce cuántos animales podrían haber contraído el virus sin que les hayan realizado pruebas.

Peterson dice que espera que lo que aprenda el zoo observando a sus gorilas positivos en COVID ayude a proteger a las poblaciones silvestres.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.
Seguir leyendo

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2017 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved