Así es Chonkosaurus, la tortuga gigante más famosa de internet

No se trata sólo de un fenómeno viral. El hecho de que haya pargos en el río Chicago, antaño notoriamente contaminado, cuenta una historia vital sobre la salud de nuestras vías fluviales.

Por Jason Bittel
Publicado 17 may 2023, 10:22 CEST
Chonkosaurus o chonkosaurio, una tortuga gigantesca

Aunque algunas noticias han etiquetado al Chonkosaurus como una hembra embarazada, el reptil es un macho viejo que experimenta hinchazón, ya sea por comer demasiado o por estar enfermo.

Fotografía de Joey Santore

"¡Mira qué bestia!", exclama Joey Santore, botánico y popular YouTuber estadounidense, en un reciente vídeo publicado en Twitter.

Santore navegaba en kayak por el río Chicago, cerca de Division Street y el lado este de Goose Island, cuando vio una imponente tortuga mordedora común tomando el sol sobre un lecho de cadenas oxidadas.

"Tienes buen aspecto, estoy muy orgulloso de ti". bromea Santore al pasar junto al corpulento reptil.

Desde que se publicó el vídeo, Internet se ha vuelto loco por el animal, al que Santore apodó "Chonkosaurus" por su tamaño. El experto en tortugas Jordan Gray estima que el pargo pesa unos 18 kilos, un peso bastante impresionante para una tortuga mordedora común.

"Las tortugas mordedoras comunes pueden vivir más de 100 años", afirma Gray, biólogo de tortugas y coordinador educativo de la organización sin ánimo de lucro Turtle Survival Alliance, con sede en Carolina del Sur.

Chonkosaurus también "parece ser un macho viejo. Lo sé por el redondeo del hocico y el desgaste del caparazón", afirma. La cloaca, o su orificio multiuso, también está situada lejos del centro del cuerpo. Gray añade que el animal también destaca porque está hinchado, ya sea por estar enfermo o sobrealimentado.

Entonces, ¿qué hace un gran reptil holgazaneando en una de las ciudades más pobladas de Estados Unidos? ¿Especialmente en una masa de agua históricamente conocida por su contaminación?

El río Chicago "se utilizó como retrete industrial durante el último siglo y medio", explica Santore a National Geographic. "Tenía un olor notorio, probablemente por toda la escorrentía de aguas residuales que causaba la proliferación de algas".

Pero el hecho de que ahora haya pargos allí significa que los esfuerzos por limpiar la vía fluvial están funcionando. Gray también señaló que las tortugas mordedoras comunes son sorprendentemente resistentes y capaces de persistir en zonas contaminadas.

"Es estupendo y demuestra algo que siempre he sabido", dice Santore. "Si limpias las cosas y empiezas a plantar plantas autóctonas... toda la fauna autóctona vuelve".

Aunque la tortuga mordedora común y su poderosa mordedura tienen fama de cortar ansiosamente un dedo humano con facilidad, Gray dice: "No son un animal al que haya que temer... en absoluto".

De hecho, Gray dice que ha buceado con tubo en aguas llenas de tortugas mordedoras comunes muchas veces sin incidentes. A veces, incluso han nadado tranquilamente entre sus piernas. 

"Su instinto inmediato es huir, irse y esconderse", explica.

Por supuesto, esto no quiere decir que los animales sean inofensivos.

"El momento más precario para estar cerca de una tortuga mordedora común es cuando está fuera del agua, porque se sienten vulnerables", dice Gray. "Y por eso, cuando se les acercan humanos fuera del agua, pueden girarse y chasquear rápidamente".

Pero esos comportamientos son puramente defensivos y es improbable que se produzcan si se deja al animal su espacio.

Curiosamente, aunque las tortugas mordedoras comunes tienen un pico afilado y curvado que pueden utilizar para cazar peces pequeños, anfibios, reptiles, aves y crustáceos, una parte importante y poco apreciada de su dieta procede de animales muertos. De hecho, esos picos están diseñados para desgarrar la carne en descomposición, no para arrancar los dedos de los nadadores.

Como carroñeras, las tortugas mordedoras desempeñan un papel fundamental en el mantenimiento de la salud de nuestros cursos de agua.

"Actúan como mecanismo de limpieza, alimentándose de peces y otros animales muertos", dice Gray. "Son los buitres de nuestras masas de agua".

La tortuga mordedora común abunda en una gigantesca franja de hábitats de agua dulce en el centro y este de EE.UU., así como en el sur de Canadá.

Una de las principales razones por las que no es frecuente su avistamiento, según Gray, es que estas tortugas buscan comida durante la noche. Estos reptiles pueden aguantar la respiración hasta tres horas seguidas y prefieren permanecer sumergidos.

En el sur de EE.UU., las tortugas mordedoras comunes están activas todo el año, dice Gray, pero cada primavera en el norte, hay un pico de avistamientos porque los animales salen de su letargo invernal y se mueven más.

Para disfrutar más de la fauna urbana, Santore sugiere acabar con el césped, plantar plantas autóctonas y animar a las ciudades y barrios a hacer lo mismo.

"No hace falta ir a un zoo o estar cinco horas fuera de la ciudad para disfrutar de la naturaleza", dice Santore. "Puedes disfrutarla en el patio de tu casa".

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2024 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved