Espacio

Cinco datos sorprendentes que hemos descubierto desde que la NASA visitó Plutón

El mundo helado albergaba algunas de las sorpresas más impresionantes y todavía queda mucho por descubrir.jueves, 9 de noviembre de 2017

Por Nadia Drake
ver galería

Hace más de dos años, la humanidad consiguió su primera imagen cercana de un mundo que ha conseguido enamorar a los terrícolas desde miles de millones de kilómetros de distancia.

El 14 de julio, la sonda de la NASA New Horizons pasó cerca de Plutón, enviándonos nuestra primera imagen en primer plano del diminuto mundo helado desde que fue descubierto en 1930.

La sonda tardó tres minutos en cruzar la faz llena de manchas del planeta enano, pero pasó mucho más tiempo navegando a través del sistema y contemplando a Plutón, su gigantesca luna, Caronte, y sus cuatro pequeñas lunas, Estigia, Nix, Hidra y Cerberos.

Los datos que recopiló durante aquel fugaz encuentro siguen desconcertando a los científicos. Del mismo modo, Plutón sigue siendo uno de los objetos celestiales favoritos del público, e incluso inspiró al servicio de correos de Estados Unidos a emitir un sello que modificaba una versión anterior de 1991 en la que figuraba la inscripción: «Pluto—Not Yet Explored» o «Plutón, todavía inexplorado».

«Hay algo en el desamparado Plutón que inspira e interesa a la gente, mucho más de lo que he visto en otros objetos en los que he trabajado», afirma Carly Howett, miembro del equipo de New Horizons del Instituto de Investigación del Suroeste en Colorado (SwRI,por sus siglas en inglés).

Mientras los ansiosos científicos reciben los datos de la sonda espacial, te explicamos algunas de las sorpresas que nos ha revelado la misión New Horizons.

Para seguir aprendiendo:

Plutón es geológicamente activo

Algunos de los rasgos de Plutón son de lo más exótico que hemos visto en el sistema solar. Entre ellos está su vasto campo de hielo de metano, un terreno que se ha comparado con la piel de serpiente. Sin embargo, el núcleo de Plutón es mucho más que una mera rareza planetaria: básicamente, está haciendo que nos replanteemos las ideas sobre el funcionamiento de los mundos helados.

Antes de New Horizons, los científicos pensaban que no habría demasiada actividad geológica en la periferia, donde las temperaturas son sin duda abismales y los materiales tienden a quedarse congelados in situ.

Las observaciones desde la Tierra sugerían que el hielo podría deslizarse estacionalmente sobre la superficie de Plutón, pero el equipo no estaba preparado para lo que reveló New Horizons. Plutón está, o ha estado en el pasado muy reciente, vivo geológicamente. Los materiales sobre la superficie se reponen en un proceso potenciado por el calor del interior del planeta.

Noticia relacionada: Nuevas imágenes de Plutón muestran un planeta que está increíblemente vivo

«Me sorprendió bastante observar actividad en Plutón, debido a su gran distancia del Sol», afirma Cathy Olkin, miembro del equipo del SwRI, en referencia al campo de hielo de 1.200 kilómetros de ancho conocido como Sputnik Planum.

Este campo helado y liso está dividido en celdas poligonales que sugerirían que bajo él se está produciendo un proceso de convección, o una especie de burbujeo a cámara lenta. Además, es sorprendentemente joven, ya que obtiene una nueva capa de hielo cada 500.000 o un millón de años, aproximadamente.

«Esperábamos algo de actividad relacionada con las interacciones entre la atmósfera y la superficie de Plutón a medida que orbitaba alrededor del Sol, ¡pero nada parecido a una masa de hielo de nitrógeno en convección del tamaño de varios estados!», declaró Oliver White, miembro del equipo del Centro de Investigación Ames de la NASA, en California.

Te puede interesar: Las montañas de Plutón, un descubrimiento inusitado

Plutón tiene glaciares de nitrógeno y montañas flotantes

Fluyendo hacia Sputnik Planum encontramos glaciares de hielo de nitrógeno que presentan el mismo comportamiento que los glaciares en la Tierra, algo muy extraño. A medida que se desplazan, estos exóticos glaciares fluyen cerca de enormes montañas flotantes de hielo de agua, transportando con ellos pedazos de escombros helados y excavando canales sobre la superficie de Plutón.

Todavía no sabemos si los líquidos también trazaron canales sobre la superficie de Plutón, según Will Grundy, miembro del equipo del Observatorio Lowell. Y las «cañerías» subsuperficiales, que podrían esconder un océano enterrado, siguen siendo un misterio, según nos cuenta.

Otro enigma persistente son las dos enormes montañas que parecen tener pozos en sus cumbres. Si los científicos están en lo cierto, estas montañas —bautizadas Wright Mons y Piccard Mons— serían volcanes helados que expulsan sobre la superficie de Plutón una lava compuesta por una mezcla helada, y no por magma ardiente.

«Cada vez que obtenemos un primer plano de algo, genera más misterios que respuestas», explica Grundy. «O al menos, eso parece».

Sigue aprendiendo: Nuevas fotografías de Plutón en alta resolución desvelan un mundo complejo y hermoso

Caronte es roja, pero no está exactamente muerta

Sería fácil detenernos en Plutón y decir que la misión ha sido todo un éxito. Pero el acaparador Plutón no era el único mundo que verían las lentes de New Horizons.

Por ejemplo, su luna más grande, Caronte, también resultó ser increíblemente rara. Caronte, con el tamaño suficiente para ser considerada como planeta binario además de como luna, no solo es un vestigio plagado de cráteres, como pensaban algunos científicos.

«Quizá ingenuamente esperaba que Caronte se pareciera más a [la luna de Saturno] Rhea, un aburrido mundo gris cubierto de cráteres», afirma Howett.

Sí, hay cráteres, pero aunque Caronte tiene muchos más que Plutón, no hay tantas marcas como se esperaba. En general, el mundo es mucho más oscuro que Plutón y tiene un polo rojo sorprendentemente oscuro llamado Mordor Macula, que se cree que ha sido teñido por las moléculas que flotan sobre Plutón.

Caronte también está surcada por abismos que los científicos aún no han conseguido explicar, pero que podrían haberse formado cuando un océano subterráneo se congeló, se expandió y fracturó su superficie. Al igual que Plutón, también presenta superficies sorprendentemente lisas y jóvenes en apariencia.

«Quizá tardó más de lo que esperábamos en enfriarse tras su formación», dice Howett. «O quizá lo que creíamos saber sobre los objetos que podían impactar a Caronte es incorrecto, así que sería joven, pero no tan joven como pensamos en un primer momento».

Vídeo relacionado:

Las lunas pequeñas son brillantes

Mientras los científicos reflexionan sobre la compañera gris oscura de Plutón, también buscan otras pistas sobre cómo se formó este sistema de planetas binarios. Por ahora, sospechan que surgió a partir de una enorme colisión similar a la que formó la Luna terrestre. Las pistas sobre dicho antiguo fenómeno catastrófico no solo se ocultan en Plutón y Caronte, sino también en sus lunas más pequeñas, Estigia, Nix, Cerberos e Hidra.

Según la explicación vigente, estas cuatro lunas pequeñas fueron una especie de metralla expulsada al espacio por la gigantesca colisión que formó Caronte, según explica Simon Porter, miembro del equipo del SwRI.

El problema es que, por ahora, las cuatro lunas pequeñas se niegan a encajar en esta versión de los hechos.

«Las órbitas de las lunas pequeñas son incluso más raras de lo que pensábamos», afirma Kelsi Singer, miembro del equipo del SwRI.

Como si fueran niños revoltosos, algunas de las lunas rotan rápidamente y de forma asincrónica, y sus órbitas son inclinadas. Tampoco presentan los mismos colores y son uniformemente mucho más brillantes que Caronte. Nix tiene un cráter rojizo, mientras que Hidra parece haberse generado a partir de dos trozos de desechos que colisionaron y se quedaron pegados, formando un cuerpo de dos lóbulos que se parece al cometa en forma de pato conocido como 67P/Churyumov–Gerasimenko.

Esto compone una colección de pequeños satélites bastante variopinta.

«Suponían un problema para cualquiera que quisiera entender su origen incluso antes de que las sobrevoláramos, y, en muchos sentidos, todas las observaciones recopiladas solo han servido para reforzar ese misterio», explica Alex Parker, miembro del equipo del SwRI.

Sigue aprendiendo: ¿Podrían los científicos haber encontrado un lago congelado en Plutón?

Plutón «se hincha» 

Después de que New Horizons terminase de examinar el sistema de Plutón, dio la vuelta para retratar las siluetas de Plutón y Caronte. Cuando la imagen de perfil de Plutón llegó a la Tierra, los científicos se quedaron asombrados. Iluminado por el Sol, el planeta estaba rodeado de un misterioso anillo azul resplandeciente.

Es más, esa envoltura estaba dividida en varias capas de neblina que los científicos apenas han comenzado a entender.

La hinchada atmósfera de nitrógeno del planeta enano fue descubierta en 1988, cuando la luz de una estrella distante brilló a través de sus capas. La atmósfera de Plutón, mucho más voluminosa que la terrestre, ha sido un enigma durante al menos dos décadas. Los científicos asumieron que, a medida que Plutón se alejaba del Sol, su atmósfera se congelaría y caería sobre la superficie del planeta.

Eso no ocurrió. En su lugar, se hinchó, o al menos eso vimos desde la Tierra.

El diminuto Plutón tiene un gran corazón, como podemos observar en esta imagen de New Horizons.

Hasta que New Horizons lo sobrevoló, décadas de observaciones desde la Tierra habían sugerido que había grandes cantidades de moléculas escapando de la gravedad de Plutón y flotando hacia el espacio.

Pero como desveló la misión, la atmósfera no solo estaba menos hinchada de lo que esperábamos, sino que además estaba prácticamente inmóvil. Los científicos sospechan que algo «desconocido e impredecible» contribuye a que la atmósfera se mantenga fría y relativamente estable, según Singer.

Aunque podría ser frustrante cuestionar décadas de datos en apenas unos minutos, esto es exactamente con lo que disfrutan los científicos.

«Sobrevolar [Plutón] realmente ha puesto de manifiesto lo dinámico que es, por ejemplo, con las neblinas estructuradas en su atmósfera o la estructura celular lisa en las llanuras de Sputnik Planum», señala Parker, y añade que los marcos de tiempo en los que cambia Plutón es algo todavía desconocido. «Realmente solo contamos con esta instantánea en el tiempo para deducir cómo cambia Plutón al detalle».

Sigue leyendo: Plutón al anochecer: Espectacular y espeluznantemete parecido a la Tierra

Mirando hacia el futuro

A medida que New Horizons se dirige a su propio objetivo, un objeto en el cinturón de Kuiper denominado provisionalmente 2014 MU69, la sonda seguirá enviando datos a la Tierra.

Quizá dichos datos respondan algunas de las preguntas pendientes durante los próximos años, pero existen suficientes misterios plutonianos como para que los científicos estén deseosos de realizar otra visita al diminuto mundo, quizá con una nave que se sitúe en su órbita.

«Plutón ha resultado ser un enigma fascinante en el sistema solar, y creo que tenemos conocimiento suficiente para intentar explicar algunas de sus características, mientras que otros aspectos siguen siendo muy desconcertantes», afirma White.

Para empezar, aunque la sonda consiguió una sugerente imagen de algunos paisajes espectaculares a medida que se acercaba a Plutón, solo pudo registrar un hemisferio en alta resolución, así que la mitad del planeta está todavía envuelto en misterio.

Las futuras misiones nos ayudarán a entender la actividad de Plutón en el tiempo, algo que nos podría revelar información sobre el pasado del planeta enano, incluyendo los primeros días del sistema solar, cuando el diminuto mundo probablemente orbitaba más cerca del Sol.

«¿Cómo era Plutón cuando orbitaba más cerca del Sol?», se pregunta Bill McKinnon, miembro del equipo de la Universidad de Washington en Saint Louis. «¿Se ha conservado un registro de estos "tiempos primitivos" sobre su superficie? Y si no, ¿qué explicaría las pruebas de un pasado geológicamente activo?».

Ahora, solo de nuevo pero ya no anónimo, Plutón sigue provocando controversia, aunque esta vez es menos pedante que el debate sobre su condición de planeta. Eso se debe a que, sin importar cómo lo llames, Plutón ha resultado ser aún mejor de lo que esperábamos.

Más sobre Plutón: Plutón es mayor de lo que creíamos

Seguir leyendo