El mejor fotoperiodismo de la última década

Hace poco, el fotoperiodismo se omitió en una lista de los 10 mejores reportajes periodísticos de la década, así que hemos creado nuestro propio «top 10».

Tuesday, October 27, 2020,
Por Whitney Johnson
Fotografía de las niñas casadas Tahani y Ghada con sus maridos

La fotógrafa Stephanie Sinclair ha recorrido el mundo para contar las historias de las niñas casadas como Tahani, que posa con su antigua compañera de clase, Ghada, también una niña casada, frente a su casa en Yemen. Sobre los primeros días de matrimonio de Tahani con Majed, que entonces tenía 25 años, dijo: «Cada vez que lo veía, me escondía. Detestaba verlo». El proyecto dio lugar a una organización sin ánimo de lucro dedicada a empoderar a las mujeres y poner fin al matrimonio infantil.

Fotografía de STEPHANIE SINCLAIR

En la última década, el fotoperiodismo ha sacado a la luz una de las masacres que provocó que 750.000 personas huyeran de Birmania. Ha revelado las vidas de millones de niñas que se ven obligadas a convertirse en niñas casadas cada año. Ha mostrado el milagro médico de un nuevo rostro, el horror de las agresiones sexuales en el ejército y la impunidad de los escuadrones de la muerte en las Filipinas.

La semana pasada, la Facultad de Periodismo de la Universidad de Nueva York anunció los 10 trabajos periodísticos que, según la institución, han tenido las mayores repercusiones en la última década.

Pero faltaba algo: el fotoperiodismo.

Así que hemos pasado estos últimos días analizando los mejores reportajes fotoperiodísticos de la última década. No ha sido difícil encontrarlos. Los hemos reducido a 10 para abrir el debate y demostrar que, la próxima vez, debería incluirse un reportaje fotoperiodístico en cualquier lista de «mejores trabajos periodísticos». Esta es nuestra lista rápida y ni de lejos definitiva, con una advertencia: algunas de estas imágenes pueden herir la sensibilidad del observador.

Una supuesta «guerra contra las drogas» en las Filipinas se convirtió en una excusa para que los pistoleros asesinaran a miles de personas con el apoyo del gobierno. En esta imagen, Daniel Berehulak captura la angustia de una niña de seis años mientras trasladan el cuerpo de su padre para enterrarlo. Jimboy Bolasa (25) fue una de las 57 víctimas de homicidio documentadas por Berehulak en 35 días en 2016.

Fotografía de DANIEL BEREHULAK, THE NEW YORK TIMES/REDUX

Durante seis años, Mary Calvert se concentró en las agresiones sexuales en el ejército y sus consecuencias a largo plazo. En la foto, Rachel Lloyd consuela a su marido Paul, que ha tenido un flashback. El olor de una vela en un supermercado de Utah le recordó al champú que había utilizado en la ducha del campo entrenamiento básico del ejército, donde otro recluta lo apaleó y lo violó. De repente, se tapó la cara con las manos y se desplomó en el suelo, sollozando. «Es un infierno y no hay forma de huir de él», citó Calvert en su reportaje interactivo de 2019. Más de 100.000 hombres han sufrido agresiones sexuales en el ejército en las últimas décadas.

Fotografía de MARY CALVERT

Además de un milagro médico, la fotógrafa Maggie Steber capturó el amor. En la foto, Robb y Alesia Stubblefield abrazan a su hija, Katie, meses después de que Katie se sometiera a un trasplante de cara en la Clínica Cleveland a finales de 2017. Decididos a ayudar a Katie a vivir una vida lo más normal y valiosa como fuera posible, Robb y Alesia paralizaron sus vidas durante más de cuatro años. Buscaban nuevas formas de mejorar la vista de Katie.

Fotografía de Maggie Steber, National Geographic

Otros ejemplos destacados de fotoperiodismo de la última década:

  • Originalmente, el relato de vida y pérdida de Nina Robinson aspiraba a cubrir una franja del sur de los Estados Unidos, pero la desgracia familiar la impulsó a concentrarse en el poder de la memoria y en la pequeña localidad de Arkansas donde su abuela pasó sus últimos días. «Nunca he hecho nada tan personal», contó Robinson. Ni tan universal.
  • Durante seis meses en 2015, Ruddy Roye documentó las protestas en Brooklyn, Mississippi, Memphis, Manhattan y Ferguson. Su serie fotográfica, «When Living is a Protest», fue toda una revelación y mostró a personas que siguen adelante cada día a pesar del dolor. «El hecho de que [la gente] se niegue a hundirse, a rendirse, eso es una protesta, en mi opinión», dijo.
  • El trabajo de Matt Black en 46 estados y Puerto Rico desafió la representación convencional de las personas pobres en Estados Unidos. Su proyecto Geography of Poverty traspasa los mitos y el estigma de ser pobre en Estados Unidos. Según dice, descubrió «quién satisface sus necesidades y quién no; a quién valoran y a quién no».
  • Muchos fotógrafos acudieron en bandada a Dakota del Sur para cubrir el conflicto entre los nativos americanos y los constructores de un oleoducto que atravesaría sus terrenos tribales. Pero el fotógrafo Josué Rivas pasó siete meses viviendo en Standing Rock, participando en ceremonias tribales incluso antes de fotografiar a la gente, y su obra transmitió una mayor comprensión de lo que estaba en juego. «Sabía que tenía que contar la historia desde una perspectiva indígena», contó Rivas.

Presentar un rostro humano. Mostrar una pizca de compasión. Y utilizar la fotografía como evidencia para pedir cuentas a las personas y los gobiernos.

En la última década de fotoperiodismo, se reconozca o no, hay mucho de lo que sentirnos orgullosos.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.
Seguir leyendo