Página del fotógrafo

Thomas Marent

Para estos macacos japoneses de Nagano, Japón, bañarse en las aguas termales es una actividad familiar. El agua caliente es un placer frecuente para muchos «monos de las nieves», ya que reduce el estrés y los ayuda a entrar en calor. Para muchos primates, incluidos los macacos japoneses, el acicalamiento fortalece los lazos entre los animales. Las madres transmiten esta habilidad importante a sus crías para ayudarlas a salir adelante en los grupos sociales de entre 10 y 100 animales. Estos grupos se organizan en torno a familias dirigidas por hembras, que permanecen en el grupo durante generaciones y normalmente transmiten su posición social a sus hijas. Por su parte, los machos se marchan antes de alcanzar la madurez sexual en busca de grupos nuevos. Las madres macacos mantienen a sus crías cerca y las llevan consigo durante el primer año de vida. Pero sí tienen ayuda. Se ha documentado que los machos llevan y protegen a las crías y que las abuelas ayudan a criar e incluso amamantan a sus nietos.

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved