Cinco tesoros icónicos de la arquitectura histórica de España

Los emblemas históricos de nuestro territorio nos invitan a recorrer nuestra geografía desde el prisma aéreo para estudiar cómo cultura e ingeniería se fusionan en nuestra arquitectura. jueves, 21 de noviembre de 2019

Por Cristina Crespo Garay - National Geographic
Europa desde el Cielo, un nuevo episodio cada martes a las 22:00 horas en National Geographic.

El paisaje se transforma a través de las estaciones en los monumentos arquitectónicos más emblemáticos de la historia de nuestro territorio. Cultura, leyenda e ingeniería se fusionan en algunos de los lugares más famosos del skyline español, explorados desde el cielo en el documental Europa desde el cielo de National Geographic.

Enmarcada entre el océano Atlántico al norte y el cálido mar Mediterráneo, la arquitectura de nuestro país refleja la viva historia de cómo, durante miles de años, diferentes civilizaciones se asentaron y lucharon a lo largo y ancho de nuestro territorio.

Hace dos mil años, los romanos fueron una de las primeras civilizaciones en dejar su huella en la cultura española. Durante la Edad Media, el imperio musulmán en el sur y los reinos cristianos del norte dejaron un marcado rastro de sus conflictos por el territorio. Hoy en día, son muchos los monumentos históricos y fortalezas de estas civilizaciones que siguen en pie.

El Alcázar de Segovia

En un país que va mucho más allá de su historia, sus colores y sus costumbres, el Alcázar de Segovia se alza como una de las estructuras más inusuales del mundo. Esta combinación única de la arquitectura española y alemana tiene una estructura central que se remonta casi en su totalidad a la Edad Media, cuando era el hogar de la Corte Real española. Con una vista aérea única, Europa desde el cielo cuenta cómo Cristóbal Colón se reunió aquí con la reina de España antes de zarpar rumbo al nuevo mundo.

Se cree que la mezcla de estilos de este castillo medieval del siglo XII encaramado a lo alto de un peñasco sirvió de inspiración para el de Walt Disney. En la sección frontal del Alcázar se encuentra un muro que fue construido frente al abismo para dificultar el ataque al castillo. Sus distintivas puntas, sin embargo, se añadieron 400 años después de que el castillo se construyera e imitan el estilo romántico de los castillos de Europa central.

Segovia, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, enmarca otros de los grandes hitos arquitectónicos de España, como el Acueducto romano, uno de los mejores conservados del mundo con más de dos mil años de antigüedad, o la enorme catedral gótica dedicada a la Virgen María, que con torres de hasta 88 metros de altura sobre la cima del acantilado, llegó a ser la más alta de España. “Siempre he sido un enamorado de mi ciudad, y ahora es un placer trabajar para conservar su patrimonio”, afirma el historiador Néstor Marqués en Europa desde el cielo.

El Castillo de Malpica

El Castillo de Malpica es una fortaleza árabe del siglo X, construido en el municipio de Malpica de Tajo, al norte de la provincia de Toledo y bordeando el río Tajo que le sirve al castillo de foso por uno de sus lados. Ya desde el año 1307 existen datos de su existencia, cuando sus propietarios eran la familia Gómez de Toledo. En 1420, don Juan II de Castilla se refugió en el castillo en su huida.

En el siglo XVII, su interior fue reformado para acondicionarlo como vivienda palaciega. Los duques de Arión lo han utilizado como vivienda y entre las obras que llevaron a cabo destacan las ventanas de los muros y el patio interior, sus columnas, arcos rebajados y galerías de ladrillo.

El Castillo de Consuegra

Ubicado en lo alto del Cerro Calderico, en el municipio de Consuegra, se halla uno de los monumentos mejor conservados de toda la comunidad autónoma, el Castillo de Consuegra o Castillo de la Muela, cuyas murallas han sido testigo de batallas, romances y traiciones, convirtiéndolo en un testigo privilegiado de la historia de España. Esta fortaleza que fue pasando de dominio musulmán a cristiano a lo largo del siglo X se ubica sobre una montaña junto a los Molinos de Consuegra, a tan solo 64 kilómetros de la capital, Toledo. 

En tiempos de los visigodos, este castillo pertenecía al conde don Julián , según menciona Alfonso X el Sabio en la Estoria de España. Su primera reconstrucción data del siglo X bajo dominio musulmán, pero fue cedido posteriormente a Alfonso VI, que lo perdió de nuevo tras ser derrotado por los árabes en la batalla de Consuegra, en la que murió peleando contra los almorávides Diego Rodríguez, el único hijo varón del Cid Campeador.

Finalmente, el castillo fue recuperado por los cristianos en el siglo XII, siendo reconstruido por los Caballeros Hospitalarios. Alfonso VII entregó el castillo, la localidad y su entorno a la Orden de San Juan de Jerusalén, en 1183, pero tras la invasión francesa y la campaña de Napoleón en España (1808), fue ocupado por soldados franceses que lo destruyeron al retirarse.

La Alhambra de Granada

Otro de los monumentos arquitectónicos más visitados de España es la Alhambra de Granada, un conjunto de palacios, jardines y una fortaleza que albergaba una verdadera ciudadela dentro de la propia ciudad de Granada, que daba alojamiento al monarca y a la corte del Reino nazarí de Granada.

Integrada en la naturaleza, la Alhambra se levanta sobre la colina de la Sabika, uno de los lugares más altos de la ciudad de Granada, situación estratégica defensiva que transmitía a su vez una clara imagen de poder.

La Sagrada Familia

Tras más de 136 años de construcción, la famosa e inacabada Sagrada Familia ha ido escribiendo su historia al tiempo que la proyecta. A lo largo de todos estos años, el recorrido de este templo expiatorio, financiado únicamente con donaciones, ha esquivado las complicaciones dando vida a peculiares historias escondidas tras su construcción. Destaca al lado de la mayoría de las catedrales europeas, rígidas y rectas en sus líneas, por no dibujar en sus paredes ángulos ni líneas rectas.

Aunque aún queda un tercio por construir, el mundo entero conoce ya esta megaconstrucción, que abrió sus puertas en 2010, cuando se cerró la nave central. El Papa Benedicto XVI abrió la basílica, para que miles de visitantes descubrieran por fin la Sagrada Familia. Desde entonces, millones de turistas visitan cada año el emblemático edificio, que acelera sus obras para poder ser terminado en 2026, centenario desde la muerte de su creador.

El arquitecto Antoni Gaudí, inspirado en la fe y la naturaleza, analizó el funcionamiento que desarrollaban los elementos en su estado natural, y extrajo novedosas ideas de estructuras para la arquitectura.

Estas y otros iconos arquitectónicos de la historia de nuestro país son exploradas desde el aire en Europa desde el cielo, reflejando con asombroso detalle la cultura, historia, innovación y hazañas de la ingeniería que han contribuido a dar forma a un continente único, así como a sus pueblos.

Seguir leyendo