Cuatro iglesias románicas de Segovia que tienes que conocer

Recorremos la antigua ciudad para visitar algunas de las mayores joyas del románico castellano.

Publicado 27 sept 2021 16:26 CEST
La ciudad de Segovia cuenta con más de una veintena de iglesias románicas de los siglos ...

La ciudad de Segovia cuenta con más de una veintena de iglesias románicas de los siglos XII y XIII, la ciudad española con más edificios de este estilo tan solo por detrás de Zamora.

Fotografía de Cristina Crespo Garay, National Geographic

El libro Los caminos del románico porticado, de Carlos R. Lafora, afirma que las galerías porticadas románicas fueron "fórmulas arquitectónicas para albergar el derecho a la libertad". A lo largo de un paseo por las calles de la ciudad castellanoleonesa de Segovia, uno de los lugares más emblemáticos de España, encontramos numerosos elementos muy característicos del románico segoviano. Construidos siguiendo las bellas pautas artísticas de aquel momento para decorar los edificios o albergar reuniones y actos sociales libres en un momento de la historia caracterizado por el choque entre dos religiones.

Más allá de la imponente catedral gótico-renacentista, su majestuoso alcázar medieval o su emblemático y milenario acueducto, en el casco histórico de Segovia podemos encontrar muchas iglesias más pequeñas pero  no por ello con menos historia y atractivas para el visitante. Entre estos templos  destacan la iglesia de San Lorenzo, la iglesia de San Martín, la iglesia de San Juan de los Caballeros o la de San Andrés. Recorremos algunos de estos icónicos edificios románicos que se construyeron entre los siglos XI y XII de este estilo que podemos encontrar en la ciudad de Segovia:

Iglesia de San Lorenzo

La iglesia de San Lorenzo es un templo católico del siglo XII ubicado en el arrabal al que da nombre, al este de la ciudad. Aunque su estructura ha sido reformada en diversas ocasiones durante el Renacimiento y el Barroco, esta iglesia fue erigida con un estilo arquitectónico románico sobre una iglesia anterior mozárabe. Declarada Bien de Interés Cultural, esta iglesia protagoniza la plaza más pintoresca de Segovia, muy habitada desde tiempos visigodos al encontrarse tan cerca del río.

Su torre, asentada sobre un conjunto asimétrico que da un carácter especial a la plaza, va menguando: tal y como ocurre en diversas estructuras de la ciudad, tiene un diseño piramidal que va perdiendo grosor a medida que gana altura.

Declarada Bien de Interés Cultural, la Iglesia de San Lorenzo protagoniza una de las plazas más pintorescas de Segovia.

Fotografía de David Daguerro

Otro de los elementos principales de este templo es su galería porticada, típica del románico segoviano. Decorada con motivos vegetales, los pórticos románicos constituyen un ejemplo de la personalidad de los pueblos y su espíritu de libertad, en contraste con una sociedad mayoritariamente feudal.

Se cree que este espacio techado que cubre parte del templo tiene su origen en iglesia de San Miguel de San Esteban de Gormaz, en Soria, construida a finales del siglo XI. Esta temprana obra se atribuye a artesanos musulmanes que vivían bajo dominio cristiano, ya que esta villa fue durante varios siglos una importante ciudad islámica.

Iglesia de San Juan de los Caballeros

Antaño un templo católico, esta iglesia románica del siglo XI acoge en la actualidad el Museo Zuloaga a raíz de que el pintor y ceramista español Daniel Zuloaga adquiriese el edificio en 1905 para utilizarlo como taller artístico y vivienda.

La Iglesia de San Juan de los Caballeros fue declarada en el año 1931 monumento histórico-artístico perteneciente al Tesoro Artístico Nacional en la Gaceta de Madrid.

Fotografía de Wikimedia Commons

Con una estructura de tres naves y cabecera de tres ábsides, este templo románico cuenta con una portada gótica al frente. La iglesia sirvió de panteón de los caballeros Fernán García y Día Sanz, fundadores de los Nobles Linajes de Segovia. Durante la Segunda República, en el año 1931, fue declarada en la Gaceta de Madrid monumento histórico-artístico perteneciente al Tesoro Artístico Nacional.

Iglesia de San Martín

A mitad de camino entre el emblemático acueducto de Segovia y la plaza Mayor, se encuentra una de las joyas de historia que habitan la ciudad de Segovia. Este templo del siglo XII tiene orígenes mozárabes, pero está considerada uno de los tesoros románicos de estas calles.

En la fachada occidental de la Iglesia de San Martín se enmarca una de las puertas más grandes del románico español.

Fotografía de Wikimedia Commons

Situado en la actual plaza de Juan Bravo, este templo ha sido en parte reconstruido a lo largo de los años, pero aún puede disfrutarse de la portada de la fachada occidental, una de las puertas más grandes del románico español. Con cinco pilares que forman arcos concéntricos a modo de decoración, esta arquivolta está cobijada por un pórtico cuya abertura es un gran conjunto estatuas humanas que representan a los personajes del Antiguo Testamento.

También ha llegado a nuestros días su torre de estilo románico-mudéjar , así como su pórtico, que descansa sobre arcos de medio punto que se levantan sobre columnas con capiteles románicos.

Iglesia de San Andrés

Subiendo la calle Daoiz, a unos 10 minutos andando desde el Acueducto de Segovia y ubicada en la ajardinada plazuela de la Merced, se encuentra la Iglesia de San Andrés que antiguamente compartía plaza con el convento de Nuestra Señora de la Merced, fundado en 1367. Aunque ha sido reformado en varias ocasiones, este templo del siglo XII conserva su estilo románico con una estructura de tres naves y cabecera de dos ábsides, con sus características ventanas de medio punto, columnas, capiteles, canecillos y molduras bizantinas. 

Su torre cuenta con tallas de Mateo de Imberto, Nazario de la Vega y Gregorio Fernández y alberga algunas pinturas de Alonso de Herrera, lo que convierte a esta iglesia en otra de las muchas joyas arquitectónicas románicas que podemos encontrar en Segovia.

Como puede observarse, existe una característica de las construcciones del románico segoviano que las hace muy particulares: la incorporación de un pórtico o atrio adosado a los muros del templo y adornado por arcos con artísticos capiteles. Además de los templos y ermitas, también hay innumerables objetos artísticos del mismo estilo como pilas bautismales, portadas, pinturas murales, tablas y un largo etcétera de creaciones artísticas que nos hacen zambullirnos de lleno en aquella época de nuestra historia.

Seguir leyendo

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2017 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved