Las bailarinas de ballet de Ucrania: una "voz de resistencia" en medio de la guerra

A pesar de que "la cultura es un objetivo específico en la estrategia de guerra rusa", estas bailarinas de ballet seguirán actuando en Francia, a donde fueron de gira justo un día antes de la invasión rusa.

Por MADELEINE SCHWARTZ
fotografías de Monique Jaques
Publicado 18 mar 2022, 10:36 CET
Miembros de la compañía del Ballet de la Ciudad de Kiev interpretan la "Danza del Hada ...

Miembros de la compañía del Ballet de la Ciudad de Kiev interpretan la "Danza del Hada de Azúcar" durante una actuación en París el 13 de marzo. Los bailarines son algunos de los artistas desplazados tras la invasión rusa de Ucrania. El conflicto también ha sido destructivo para el patrimonio cultural del país.

Fotografía de Monique Jaques, National Geographic

El arte del ballet bebe de la concentración, la disciplina y la constancia: los mismos movimientos, repetidos en la barra y en el suelo; un lenguaje de pliés, relevés, jetés que ha permanecido inalterado durante cientos de años.

Pero el ensayo del Ballet de la Ciudad de Kiev del 16 de marzo fue inusual en casi todos los sentidos. Los bailarines ensayaron en una pequeña sala atestada de periodistas que tomaban fotos y vídeos. No había espacio suficiente en la barra para todos los bailarines, así que algunos utilizaron sillas o el lateral de un piano para hacer sus ejercicios. Mientras saltaban por la pista en pequeños grupos, la zancada de uno de los bailarines era demasiado amplia para la sala, y salió rebotado por la puerta. Otro cayó torpemente de pie; parecía haberse lesionado el tobillo.

(Relacionado: Ucrania: 30 años luchando por la independencia)

Ekaterina Kozlova, que dirige la compañía con su marido Ivan Kozlov, alternaba la supervisión de sus pupilos con la atención a los periodistas, algunos de los cuales habían molestado a los bailarines con sus preguntas.

Julia Kuzmich y Vladislav Evtushenko, solista de la compañía de Ballet de la Ciudad de Kiev, ensayan con otros bailarines antes de la que debería haber sido una de sus últimas actuaciones en París. Debían volver a Ucrania, pero la guerra los desplazó a ellos y a otros artistas. A partir de la semana que viene, la compañía comenzará de nuevo una gira por Francia.

Bailarines del Ballet de la Ciudad de Kiev son dirigidos por Ekaterina Kozlova durante un reciente ensayo en París, Francia.

"Intentamos ser especialmente amables con los bailarines en este momento porque todo el mundo está muy estresado, todo el mundo está bajo mucha presión", dice Kozlova. "Son las llamadas desde casa, el flujo constante de noticias. Gracias a la tecnología, estamos mucho más en contacto. Nuestros bailarines saben minuto a minuto lo que está pasando. Siempre están al teléfono tratando de mantenerse al día. Y creo que muchos están agotados".

La compañía, que tiene su sede en la capital ucraniana, Kiev, partió hacia Francia el 23 de febrero para una gira prevista de dos semanas en la que interpretará una versión infantil de El Cascanueces. Un día después, el 24 de febrero, el presidente ruso Vladimir Putin lanzó la invasión de su país. El conflicto ha causado miles de muertos y ha desplazado a más de tres millones de personas. Los bailarines del ballet se encuentran actualmente en París, en el Théâtre du Châtelet en el centro de la capital francesa, durante un periodo cuyo final parece cada vez más lejano.

Izquierda: Arriba:

Miroslav Chernous calienta los pies mientras Julia Kuzmich estira durante los últimos minutos antes del comienzo del espectáculo.

Derecha: Abajo:

Bailarines de ballet calientan antes de una representación de "El Cascanueces". La compañía del Ballet de la Ciudad de Kiev estaba originalmente en Francia para representar una versión infantil de "El Cascanueces". Pero la guerra ha cambiado sus actuaciones, hasta la logística más básica.

fotografías de Monique Jaques, National Geographic

Julia Kuzmich, solista que interpreta a Clara en "El Cascanueces", asumió el papel después de que los bailarines principales no pudieran asistir a la representación tras el cierre del aeropuerto de Kiev (Ucrania) durante la invasión.

"No estábamos preparados para esto", dice Kozlova. La compañía sólo trajo el vestuario necesario para los espectáculos que tenía programados. Más allá de eso, dice Kozlova, "no trajimos nada. No tenemos música, ni vídeos, ni documentos; todo lo que tenemos se ha quedado en Kiev... Básicamente, nos despedimos psicológicamente de todo lo que tenemos".

Ataque contra el patrimonio cultural

La agresión rusa en Ucrania ha sido especialmente destructiva para el patrimonio cultural del país.

(Relacionado: Rusia y Ucrania: unidos y divididos por una intrincada historia)

Dos bailarinas de ballet esperan su turno para subir al escenario durante una actuación en París, Francia.

"La cultura es un objetivo específico en la estrategia de guerra rusa", dice Sebastian Majstorovic, que con dos colegas dirige Saving Ukrainian Cultural Heritage Online (SUCHO), un grupo de unos 1200 profesionales del patrimonio cultural que tratan de salvaguardar los archivos y datos digitales de las instituciones ucranianas. "Si borras todo lo que supuestamente hace única [a Ucrania]", dice, "entonces realmente cumples la misión que Putin ha establecido".

Desde 2014, cuando Rusia ocupó y se anexionó Crimea, "los funcionarios rusos han retirado artefactos, han demolido tumbas y han cerrado iglesias en el Donbás y Crimea", dijo el Departamento de Estado de Estados Unidos en un comunicado. La guerra actual ya ha destruido o dañado varios monumentos, incluido el Museo Histórico y de Historia Local de Ivankiv, y ha dañado el histórico monasterio de Svyatohirsk. "Se trata de un patrimonio cultural irremplazable y representa una profunda pérdida para todos nosotros".

Izquierda: Arriba:

Ksenia Lytvynenko, de 19 años, vivió en Kirguistán y luego se trasladó a Ucrania para estudiar danza. Tras la invasión, llegó a París a través de Polonia para unirse a la compañía.

Derecha: Abajo:

Anna Hrechykha posa para un retrato en el Théâtre du Châtelet. Hrechykha, que lleva 12 años bailando, es de Mariupol (Ucrania) y no ha podido ponerse en contacto con su familia desde hace dos semanas.

fotografías de Monique Jaques

Mikola Varvaliyk, de Kiev (Ucrania), posa para un retrato. Lleva bailando desde los 21 años.

Fotografía de Monique Jaques

La mayoría de los 38 bailarines del Ballet de la Ciudad de Kiev en París tienen entre 18 y 22 años. Formados en gran parte en la misma escuela, muchos se conocen de toda la vida. Mientras ensayan, alternan entre el ucraniano y el ruso. También hablan a menudo en inglés, o utilizan el francés para el vocabulario específico del ballet. Representan sólo una parte de la compañía, compuesta por unos 70 miembros. Otros bailarines se encuentran actualmente en la República Checa.

Ksenia Lytvynenko, de 19 años, llegó a París hace sólo dos días. Su madre y su hermano siguen en Polonia. No suele ir de gira con la compañía de ballet, pero preguntó si podía unirse al grupo, que incluye a cuatro de sus antiguos compañeros de Kiev. A través del ballet, dice, "puedo expresarme, y puedo expresar a la gente lo que está pasando ahora en mi país".

(Relacionado: Invasión de Ucrania: ¿deberíamos temer la amenaza nuclear?)

Kristina Bakliak, solista, se prepara para una actuación.

Izquierda: Arriba:

Ivan Koslov, que dirige la compañía de Ballet de la Ciudad de Kiev con su esposa, da instrucciones a los bailarines desde las butacas de un teatro de París (Francia). El Ballet de la Ciudad de Kiev no es el único grupo de artistas ucranianos desplazados por la guerra.

Derecha: Abajo:

Miembros del Ballet de la Ciudad de Kiev descansan entre calentamientos mientras otros esperan para salir al escenario para ensayar.

fotografías de Monique Jaques, National Geographic

Los bailarines intentan seguir trabajando y actuando lo mejor posible. Uno dice que el conflicto está siempre en su mente. Otra lleva dos semanas sin saber de sus padres en Mariupol. "Es muy difícil, desde el punto de vista logístico, hacer frente a todo esto", dice Kozlova. Pero, señala, "somos muy afortunados de tener tanto apoyo".

Las autoridades parisinas esperan proporcionar no sólo alojamiento, sino también un lugar para que los bailarines trabajen. Pronto empezarán a recibir clases en la Ópera de París, y suelen asistir a representaciones por la noche. La compañía ha recibido donaciones de mallas y leotardos, y a partir de la próxima semana los bailarines reanudarán las giras por Francia.

Olga Posternak habla con Mykhaylo Shcherbakov antes de una representación de "El Cascanueces".

El Ballet de la Ciudad de Kiev no es el único grupo de artistas ucranianos desplazados en París. El Teatro Monfort, en el distrito 15 del sur de París, espera a unos 15 artistas, algunos con sus familias. Otros teatros se preparan para acoger a los artistas ucranianos, según Carine Rolland, que en su calidad de teniente de alcalde responsable de cultura se ha coordinado con los teatros de toda la ciudad. Todavía no sabe cuántas personas se espera que lleguen, pero se ha comprometido a encontrar espacios para que vivan y trabajen.

"Hay que apoyar la cultura en estos momentos de gran dificultad, y también a los artistas de los países oprimidos, en particular de Ucrania, porque son la voz de la resistencia", dice. "Los que pueden hablar deben hacerlo allí donde estén".

Lada Romanova durante la representación de la "Danza del Hada de Azúcar" en París, Francia.

Taras Titarenko salta al telón al final de la representación de "El Cascanueces".

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo

También podría gustarte

Historia
Viaje fotográfico 'vintage' por Notre Dame para celebrar su restauración
Historia
¿Qué es un genocidio y por qué son tan difíciles de demostrar?
Historia
¿Cómo nació el cóctel Molotov y por qué se llama así?
Historia
Rusia y Ucrania: las fotos del regreso de la guerra a Europa
Historia
Rusia y Ucrania: unidos y divididos por una intrincada historia

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved