Thomas Edison no inventó la bombilla, sino que la mejoró

Con más de 1000 patentes a su nombre, las innovaciones del legendario inventor ayudaron a definir el mundo moderno.

Publicado 18 abr 2022, 13:07 CEST
Ninguno de los inventos de Edison fue más famoso que sus mejoras de la bombilla, que ...

Thomas Edison participó en la invención de dispositivos revolucionarios como la cámara de cine, el micrófono y el fonógrafo. Pero ninguno ha sido más famoso que sus mejoras de la bombilla, que llevó la luz a los hogares de todo el mundo.

Fotografía de George Pickow, Three Lions/Getty Images

Un contenedor de productos químicos con fugas. Un incendio en un vagón de tren. De joven, la lista de razones por las que Thomas Alva Edison había sido despedido de sus diversos trabajos parecía tan larga como la eventual lista de las patentes que poseía.

Aunque el futuro inventor tenía ideas revolucionarias que cambiarían el curso de las industrias que lo contrataron y despidieron, el joven, en palabras de su obituario de 1931 en el New York Times, se había "labrado una reputación como el operador [de telégrafos] que no podía mantener un empleo".

Resultó que Edison se haría más famoso por su legendaria habilidad para aplicarse a sí mismo su repetido principio de que el genio es "un 1% de inspiración y un 99% de transpiración". Llegó a inventar dispositivos que definieron el mundo moderno y a perfeccionar otras innovaciones revolucionarias. Sus mejoras en la bombilla, por ejemplo, hicieron posible que la gente de todo el mundo pudiera iluminar sus hogares con electricidad.

A continuación se explica cómo el llamado "Mago de Menlo Park" alcanzó una reputación tan grande y por qué se le sigue conociendo como uno de los mayores inventores de todos los tiempos.

Un joven curioso

Nacido en Ohio en 1847, Thomas Alva Edison pasó su infancia en Port Huron, Michigan, donde sólo recibió una breve educación formal. Su madre, antigua maestra de escuela, le enseñó en casa a partir de los siete años, y él leía mucho. Sus aventuras infantiles incluían ambiciosos experimentos de química en el sótano de sus padres, marcados con lo que su biógrafo caracterizó como "casi explosiones y casi desastres".

(Relacionado: Ocho inventos para mejorar el medio ambiente)

El joven Thomas Alva Edison, que aparece en esta foto a la edad de 14 años, tenía ideas revolucionarias, que a menudo le distraían de las tareas mundanas de sus trabajos cotidianos de joven.

Fotografía de National Park Service

La curiosidad y el espíritu emprendedor de Edison le llevaron a trabajar a los 12 años como "carnicero de noticias", un vendedor ambulante contratado por los ferrocarriles para vender bocadillos, periódicos y otros productos a los pasajeros del tren. No contento con vender las noticias, decidió también imprimirlas, fundando y publicando el primer periódico producido e impreso en un tren en movimiento, el Grand Trunk Herald. También realizó experimentos de química en el tren.

A los 15 años, debido a su singular capacidad para ser despedido por planear experimentos e inventos en su cabeza mientras trabajaba, Edison se convirtió en telegrafista itinerante de Western Union antes de trasladarse a Nueva York para montar su propio taller. El telégrafo acabaría inspirando muchos de sus primeros inventos patentados. En 1874, a la edad de 27 años, inventó el telégrafo cuádruple, que permitía a los telegrafistas enviar cuatro mensajes simultáneamente, aumentando la eficiencia de la industria sin necesidad de construir nuevas líneas telegráficas.

(Relacionado: Diez descubrimientos históricos que deberían haber recibido el Nobel)

Un primer boceto de una bombilla realizado por Thomas Edison el 13 de febrero de 1880. El año anterior, el inventor había hecho una demostración de su bombilla de larga duración ante una multitud de cientos de personas en su laboratorio de Menlo Park.

Fotografía de Fotosearch/Getty Images

Convirtiéndose en el mago de Menlo Park

Mientras tanto, Edison se había casado con una de sus empleadas, Mary Stilwell, y juntos se trasladaron a Menlo Park, Nueva Jersey, en 1876. La zona rural era el lugar perfecto para un nuevo tipo de laboratorio que reflejaba el espíritu inventivo y emprendedor de su propietario: una instalación de investigación y desarrollo en la que Edison y sus ayudantes (o "muckers", como él los llamaba) podían construir cualquier cosa que su imaginación conjurara.

Edison siguió mejorando el telégrafo y, mientras trabajaba en una máquina que pudiera grabar mensajes telegráficos, se preguntó si también sería posible grabar sonido. Creó una máquina que traducía las vibraciones producidas por el habla en hendiduras en una hoja de papel.

En 1877, con 30 años, Edison pronunció las dos primeras líneas de la canción popular "Mary had a little lamb" en el aparato y las reprodujo con una manivela. Acababa de inventar lo que llamó el Fonógrafo Parlante Edison. Ese mismo año, Edison desarrolló un micrófono transmisor mejorado, que ayudó a perfeccionar el teléfono.

Izquierda: Arriba:

Esta réplica de cuatro metros de una bombilla incandescente se encuentra en lo alto de la Torre Conmemorativa de Thomas Edison en Menlo Park, Nueva Jersey. La bombilla requirió 2.000 kilos de vidrio, un esqueleto de acero que pesaba tres toneladas y tardó ocho meses en completarse.

Derecha: Abajo:

Thomas Edison patentó más de mil inventos a lo largo de su carrera, entre ellos el fonógrafo, la lámpara eléctrica y el micrófono.

fotografías de Photograph via Popperfoto / Getty Images

La bombilla incandescente

El fonógrafo de Edison fue innovador, pero se le restó cierta importancia al considerarlo una simple novedad. El concepto que verdaderamente cambiaría el mundo fue otro: la bombilla incandescente.

Las bombillas eléctricas existían desde principios del siglo XIX, pero eran delicadas y de corta duración debido a sus filamentos, la parte que produce la luz. Una de las primeras formas de luz eléctrica, la luz de arco de carbono, se basaba en el vapor de varillas de carbono calentadas por una batería para producir luz. Pero había que encenderlas a mano y las bombillas parpadeaban, silbaban y se quemaban con facilidad. Otros diseños eran demasiado caros y poco prácticos para su uso generalizado.

Las de Edison, en cambio, eran baratas, prácticas y duraderas. En 1879, después de años de tratar de mejorar obsesivamente el concepto de las bombillas, presentó una bombilla que podía durar un récord de 14,5 horas.

(Relacionado: Los ganadores del Nobel más polémicos de la historia)

"Mi luz es por fin perfecta", alardeó Edison a un periodista del New York Times ese año. Cuando la gente se enteró de la existencia de la bombilla, acudió en masa a Menlo Park, y cientos de personas vieron el laboratorio (que ahora brillaba con luz eléctrica) en una demostración pública el 31 de diciembre de 1879.

"[La] opinión de los científicos, así como la opinión unánime de los no científicos, fue que Edison había producido en realidad la luz del futuro", informó el New York Herald.

A su vez, un inventor negro llamado Lewis Latimer perfeccionó la mejora de Edison, haciendo que los filamentos de las bombillas fueran más duraderos y trabajando para fabricarlas de forma eficiente. Mientras tanto, Edison estableció una empresa de electricidad y trabajó en innovaciones que harían la luz eléctrica aún más accesible.

Izquierda: Arriba:

Lewis Latimer, uno de los primeros inventores afroamericanos conocidos, desempeñó un papel fundamental en el desarrollo de muchas innovaciones modernas, incluida la bombilla. Latimer hizo que el filamento de carbono de la bombilla de Edison fuera aún más duradero al encerrarlo en cartón.

Fotografía de Science History Images, Alamy
Derecha: Abajo:

Boceto de Lewis Latimer en el que aparece como asesor del ingeniero Edwin Hammer en 1912. Latimer trabajó con las luminarias de su época, como Edison, Alexander Graham Bell e Hiram Maxim.

Fotografía de Photograph via Schomburg Center for Research in Black Culture

La "guerra de las corrientes"

Los inventos de Edison se hicieron famosos en todo el mundo y provocaron una competencia despiadada en el campo de las corrientes eléctricas. Los sistemas de Edison se basaban en la corriente continua (DC), que sólo podía suministrar electricidad a un gran número de edificios en una zona densa. Sin embargo, los competidores de Edison (entre ellos Nikola Tesla, un inventor estadounidense de origen serbio, y el empresario George Westinghouse) utilizaban sistemas de corriente alterna (AC), que eran más baratos y podían suministrar electricidad a los clientes en distancias más largas.

A medida que los sistemas de AC se extendían, Edison utilizó la prensa para hacer la guerra a Westinghouse y Tesla, atribuyendo a la AC las muertes relacionadas con la electricidad y participando en una campaña publicitaria que mostraba el potencial mortal de la corriente alterna. La competencia se intensificó cuando Edison financió experimentos públicos que implicaban la muerte de animales con AC. Pero su punto álgido se produjo cuando Edison, desesperado por asegurar que su tecnología se impusiera, financió en secreto la invención y construcción de la primera silla eléctrica, asegurándose de que funcionara con AC.

A pesar de la conmoción de su campaña contra la AC, Edison acabó perdiendo la guerra actual debido a la realidad de los precios y a su menguante influencia en la empresa eléctrica que había formado.

Los últimos días de Edison

En 1884, la tragedia llegó cuando Mary murió de una posible sobredosis de morfina. Dos años después, Edison, de 39 años, se casó con Mina Miller, de 20 años. Mientras pasaba el invierno en Fort Myers, Florida, la pareja conoció a un hombre que se convertiría en uno de los colaboradores científicos de Edison más adelante: el pionero del automóvil y fundador de la Ford Motor Company, Henry Ford.

Durante la Primera Guerra Mundial, tanto Ford como Edison estaban preocupados por la dependencia de Estados Unidos del Reino Unido en cuanto al caucho, que era fundamental para el esfuerzo bélico. Junto con Henry Firestone, que hizo su fortuna vendiendo neumáticos de caucho, el dúo fundó una corporación de investigación y un laboratorio para investigar posibles fuentes nativas de Estados Unidos que pudieran producir caucho. Aunque Edison pensó que la vara de oro podría ser un sustituto, el proyecto nunca ofreció una fuente viable de caucho fabricado en Estados Unidos.

Edison siguió haciéndose un nombre gracias a su aparentemente interminable energía para la innovación y la experimentación, que abarcó desde las películas (abrió el primer estudio de producción del mundo, conocido como Black Maria, en 1893) hasta las muñecas parlantes. Afirmaba que sólo dormía cuatro horas por noche, decía que no creía en el ejercicio y, al parecer, subsistía con una dieta de leche y cigarros durante años. Finalmente, sucumbió a complicaciones de la diabetes en 1931, a la edad de 84 años.

La bombilla incandescente de Edison (y las contribuciones de Latimer a la misma) ayudaron a que la iluminación fuera asequible y accesible en todo el mundo, como en el taller de este zapatero de Agra (India).

Fotografía de Amy Toensing, Nat Geo Image Collection

El legado de Thomas Edison

Recordado como el "mago de Menlo Park", la huella de Edison puede verse hoy en día en los innumerables campos en los que influyó. Desde el cine hasta la fluoroscopia o las baterías, no hay rincón de la innovación tecnológica que no haya tocado, y durante su vida obtuvo 1093 patentes a su nombre sólo en Estados Unidos.

Durante su vida, fue criticado por lo que algunos consideraban un enfoque descuidado de la innovación. Pero la incesante energía de Edison para inventar, y su disposición a probar de todo en el camino, le ganaron la reputación de ser una de las mentes más grandes de la historia de Estados Unidos.

"Cada luz incandescente es su recuerdo", escribió el New York Times tras su muerte. "Cada central eléctrica es su monumento. Dondequiera que haya un fonógrafo o una radio, dondequiera que haya una imagen en movimiento, muda o hablada, EDISON vive".

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo

También podría gustarte

Historia
Resolver este misterio médico salvó innumerables vidas
Historia
La decisión del príncipe Enrique y sus paralelismos con la abdicación de Eduardo VIII
Historia
Cómo el primer Día de la Tierra dio paso a una edad de oro del activismo
Historia
¿Qué es un genocidio y por qué son tan difíciles de demostrar?
Historia
¿Por qué la Pascua se celebra en EE.UU. con conejos y búsqueda de huevos?

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved