Halladas 7 impresionantes obras de arte milenarias en un sitio atacado por el ISIS

Los relieves (que probablemente representan las campañas militares de un rey asirio) son los primeros descubrimientos importantes de este tipo en Irak desde el siglo XIX.

Por Kristin Romey
Publicado 31 oct 2022, 12:22 CET
Un miembro de un equipo arqueológico conjunto de Irak y EE.UU. elimina con cuidado la suciedad ...

Un miembro de un equipo arqueológico conjunto de Irak y EE.UU. elimina con cuidado la suciedad de un panel de piedra tallada que se vio por última vez hace unos 2600 años en la puerta de Mashki, en el antiguo emplazamiento de Nínive, cerca de Mosul. La notable obra de arte fue probablemente reutilizada desde el palacio del rey asirio Senaquerib (r. 705-681 a.C.) para su posterior uso como material de construcción en una puerta del palacio, donde los paneles fueron instalados lateralmente y cualquier decoración visible por encima del nivel del suelo fue cincelada.

Fotografía de Zaid Al-Obeidi, AFP, Getty

Un equipo conjunto de arqueólogos iraquíes y estadounidenses que excavaba en las ruinas de una antigua puerta palaciega destruida por el ISIS ha descubierto impresionantes obras de arte que vieron la luz por última vez hace unos 2600 años.

Se cree que los siete paneles de yeso tallado proceden del Palacio Suroeste de Nínive, cerca de la actual Mosul, en el norte de Irak, y datan de la época del rey asirio Senaquerib (r. 705-681 a.C.). "Es algo que ninguno de nosotros esperaba", afirma Ali al-Jabouri, decano jubilado de la Facultad de Arqueología de la Universidad de Mosul, que forma parte del equipo de excavación.

Unos relieves similares, excavados en el palacio de Senaquerib a mediados del siglo XIX y que ahora forman parte de las colecciones del Museo Británico, representan la campaña del rey contra el rey Ezequías de Judea en el año 701 a.C. Al-Jabouri señala que, si bien los anunciados relieves de Senaquerib en el Museo Británico de Londres (Reino Unido) son visibles pero intocables, el momento en que puso la mano por primera vez en los relieves recién descubiertos fue profundo.

(Relacionado: Estos son los lugares que el ISIS ha destruido)

Izquierda: Arriba:

Esta losa excavada, que representa un campamento militar asirio, muestra cómo los trabajadores cincelaron la mayor parte del relieve visible por encima del nivel del suelo.

Derecha: Abajo:

Un detalle de la esquina inferior derecha de la losa revela a un "extranjero" con un peinado y una barba conocidos en las poblaciones iraníes de la época. Las figuras asirias suelen ser representadas con el pelo rizado hasta los hombros y con barba.

fotografías de Michael Danti

Una losa enterrada de lado representa a arqueros asirios; el dibujo cónico del fondo indica que están en un entorno montañoso.

Fotografía de Michael Danti

"Cuando descubres cosas así y eres capaz de tocarlas con la mano, es algo muy, muy emocionante", dijo a National Geographic en una llamada desde Mosul.

"Obras de arte" revolucionarias

Senaquerib fue uno de los líderes más famosos del Imperio neoasirio, que en su momento de mayor esplendor se extendía desde el actual Irak hasta el Cáucaso y Egipto. Su campaña militar del 701, registrada en los paneles del Museo Británico y en otros lugares, también aparece en los relatos bíblicos.

Este reinado también se considera un momento crucial en la historia del arte, cuando los artistas de Senaquerib se deshicieron de las restricciones de la tradición y adoptaron un nuevo enfoque. El gobernante asirio encargó representaciones artísticas a gran escala de sus campañas militares en narraciones continuas que llenaban todo el espacio, prestando una cuidadosa atención a los detalles de los paisajes y los pueblos de su vasto imperio y más allá.

Los paneles recién descubiertos, uno de los cuales lleva una inscripción de Senaquerib, representan a soldados y campamentos militares asirios, así como a deportados o prisioneros de guerra extranjeros.

El equipo de excavación trabaja en la Puerta Mashki de Nínive. Una vez que los arqueólogos excavaron bajo el nivel del suelo, los paneles de piedra aparentemente en blanco revelaron escenas exuberantes y detalladas.

Fotografía de Michael Danti

Una losa con soldados asirios. Los relieves han estado enterrados durante más de 2600 años y han sobrevivido al saqueo de Nínive en el año 612 a.C., así como a la destrucción en el siglo XXI a manos del ISIS.

Fotografía de Michael Danti

En un giro irónico para las obras de arte antiguas que sobrevivieron tanto al saqueo de Nínive por los babilonios y los medos en el año 612 a.C. como a la destrucción provocada por el Estado Islámico (ISIS) en el siglo XXI, las porciones de relieve conservadas parecen recién talladas, se maravillan los arqueólogos.

"Son mejores que los del Museo Británico", dice Michael Danti, profesor de arqueología de la Universidad de Pensilvania (Estados Unidos) y director del proyecto conjunto iraquí-estadounidense. "Muestran realmente la talla en alto relieve, el detalle de las esculturas de Senaquerib, que fueron revolucionarias en su momento".

(Relacionado: Así son las otras tallas rupestres asirias "extremadamente raras" encontradas en Irak).

Un descubrimiento improbable

El improbable lugar del notable descubrimiento es un lugar de reciente destrucción. Durante una campaña de terror por el norte de Irak y Siria entre 2014 y 2017, el Estado Islámico tuvo como objetivo la antigua ciudad de Nínive. En su apogeo, alrededor del año 700 a.C., fue la capital del imperio neoasirio y la ciudad más grande del mundo. La ciudadela de Nínive, que contiene palacios construidos por Senaquerib y su nieto Asurbanipal, estaba rodeada por una muralla de más de once kilómetros de largo y salpicada por 18 puertas.

La puerta de Mashki, conocida como la "puerta de los abrevaderos" y situada junto al río Tigris, fue restaurada en la década de 1970 como un preciado monumento al patrimonio antiguo de los habitantes de la moderna Mosul. Fue destruida por el Estado Islámico en abril de 2016.

La puerta Mashki tras su reconstrucción en 1977. Fue arrasada por el Estado Islámico en 2016.

Fotografía de Vivienne Sharp, Heritage Images, Getty

El proyecto conjunto del Programa de Estabilización del Patrimonio de Irak de la Universidad de Pensilvania y la Inspección de Nínive de la Junta Estatal de Antigüedades y Patrimonio de Irak, financiado en parte por la Fundación ALIPH, comenzó a excavar las ruinas de la Puerta de Mashki antes de una reconstrucción prevista en abril de este año. Pronto se encontraron con una puerta sellada, aparentemente intacta durante la restauración de los años 70. Más allá de la puerta había un pasillo en el que nadie había entrado desde hacía 2634 años, cuando la puerta Mashki y todo el complejo palaciego fueron destruidos durante el saqueo de Nínive a finales del siglo VII a.C.

Al excavar en la capa de destrucción, los arqueólogos encontraron los restos óseos de las víctimas del saqueo. Sin embargo, al excavar en profundidad a lo largo de un muro formado por paneles de piedra cincelada, surgió algo más intrigante. Bajo el nivel del suelo, siete paneles aparentemente vacíos revelaban escenas de decoración tallada: poderosos soldados y arqueros asirios, y paisajes montañosos con una vegetación exuberante.

Este "garabato", que posiblemente muestre a los reyes asirios de perfil, fue descubierto por los arqueólogos en un lugar en blanco del panel expuesto y probablemente fue realizado por un guardia o transeúnte aburrido.

Fotografía de Michael Danti

Los investigadores sospechan que los paneles fueron recuperados del palacio de Senaquerib y reutilizados como material de construcción, posiblemente durante la renovación de la puerta de Mashki por Shinshariskun, bisnieto del rey. Los paneles, de aproximadamente 1,5 por 2 metros, se colocaron de lado contra los muros de adobe de la puerta, y posteriormente se cinceló todo el relieve decorado visible por encima del nivel del suelo.

El arte asirio se queda "en casa"

Este es el primer descubrimiento significativo de relieves conocidos de la época de Sennacherib desde que Austen Henry Layard excavara el Palacio Suroeste a mediados del siglo XIX. La mayoría de sus hallazgos fueron enviados a museos europeos. Estos paneles, sin embargo, serán los primeros que permanezcan en Irak.

Los investigadores aún no han confirmado qué acontecimientos concretos o campañas militares se representan en los paneles recién descubiertos y siguen excavando la zona. Los fragmentos de decoración cincelada encontrados en la sala proporcionarán a los arqueólogos información adicional para reconstruir las escenas, y los paneles también proporcionan información importante sobre cómo los asirios reciclaban y reutilizaban los materiales de construcción en todo su imperio.

Izquierda: Arriba:

Los detalles de las escenas, como el ganado en un campamento militar, ayudan a los investigadores a entender mejor cómo los líderes asirios organizaban y hacían campañas en su vasto imperio.

Derecha: Abajo:

Arqueros asirios están representados en un paisaje montañoso.

fotografías de Michael Danti

Zainab Bahrani, profesora de arte y arqueología del antiguo Cercano Oriente en la Universidad de Columbia (Estados Unidos), observó que una figura en un panel tiene un peinado y una barba distintivos, no asirios, que llevaban los habitantes de Irán en esa época, lo que sugiere que podría representar una campaña posterior de Senaquerib en los Montes Zagros.

"Me pareció [el descubrimiento] realmente muy alentador porque habíamos perdido mucho durante el ataque del ISIS", dice Bahrani, que señala otros impresionantes descubrimientos realizados bajo el antiguo santuario de Nabi Yunus de Mosul, que fue destruido por el Estado Islámico en 2014. "Sí que me reconfortó saber que estas cosas nunca pueden ser destruidas, porque siempre resurgirán en algún sentido".

"La tierra la tierra está simplemente llena de antigüedades", añade. "Está llena de sitios antiguos. Y no hay forma de borrar toda esa historia".

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo

También podría gustarte

Historia
Descubren en Irak grabados asirios «extraordinarios»
Historia
Con el ascenso de los talibanes, la incertidumbre se cierne sobre los tesoros históricos de Afganistán
Historia
El hallazgo de miles de huesos humanos revela los rituales de batalla «bárbaros»
Historia
El grito de paz desesperado de las madres, esposas e hijas de los rebeldes y las milicias congoleñas
Historia
10 datos que no sabías sobre el descubrimiento de la tumba del Rey Tutankamón

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved