¿Cómo nació el baloncesto? Con dos canastas de melocotones

En el primer partido se utilizaron canastas como aros y terminó en una batalla campal. Poco después, el baloncesto evolucionó hasta convertirse en un pilar del deporte estadounidense.

Por Tucker C. Toole
James Naismith, educador físico e innovador estadounidense de origen canadiense, inventó el baloncesto

James Naismith, educador físico e innovador estadounidense de origen canadiense, inventó el baloncesto en Springfield (Massachusetts) en 1891 para mantener activos a sus alumnos durante el invierno. El juego tuvo un éxito inmediato y el deporte original estadounidense se extendió instantáneamente a otras universidades y YMCA. Naismith aparece en la foto con su esposa Maude Evelyn Sherman Naismith.

Fotografía de Photograph via Agefotostock, Alamy Stock Photo

Las aros y redes que utilizan los atletas para encestar el balón y anotar puntos en el amado juego del baloncesto evolucionaron a partir de melocotones, o más bien de las canastas que se utilizaban para recoger melocotones.

Eso es lo que acabó utilizando un joven director deportivo en un frío día de 1891 para un nuevo juego que creó para mantener ocupados a sus alumnos.

James Naismith era un estudiante de posgrado de 31 años que enseñaba educación física en la Escuela Internacional de Entrenamiento de la YMCA (Asociación de Hombres Jóvenes Cristianos), ahora conocida como Springfield College, en Springfield, Massachusetts, cuando los estudiantes se vieron obligados a permanecer encerrados durante días debido a una tormenta en Nueva Inglaterra. Las actividades atléticas habituales en invierno eran la marcha, la calistenia y el trabajo con aparatos, pero no eran ni mucho menos tan emocionantes como el fútbol americano o el lacrosse, que se practicaban durante las estaciones más cálidas.

James Naismith, el creador del baloncesto, junto al equipo de baloncesto de la Universidad de Kansas de 1899.

Fotografía de Photography via Florida Historical 1A, Alamy Stock Photo

Naismith quería crear un juego que fuera sencillo de entender pero lo bastante complejo para resultar interesante. El juego tenía que poder jugarse en interiores y permitir la participación de varios jugadores a la vez. El juego también tenía que proporcionar mucho ejercicio a los alumnos, pero sin la dureza física del fútbol, el fútbol americano o el rugby, ya que éstos podrían provocar lesiones más graves si se jugaba en un espacio reducido.

Naismith se puso en contacto con el conserje de la escuela, con la esperanza de que pudiera encontrar dos cajas cuadradas para utilizarlas como porterías. Cuando el conserje volvió de su búsqueda, tenía en su lugar dos cestas de melocotones. Naismith clavó las cestas de melocotón en la barandilla inferior del balcón del gimnasio, una a cada lado. La altura de esa barandilla era de 3 metros. Los alumnos jugaban por equipos para intentar meter el balón en la canasta de su equipo. Había una persona en cada extremo del balcón para recuperar la pelota de la canasta y ponerla de nuevo en juego.

El primer partido jugado entre estudiantes fue una auténtica reyerta.

Dos niños en la primera cancha de baloncesto del gimnasio de la Escuela para Trabajadores Cristianos, Springfield, Massachusetts, 1900.

Fotografía de Photograph via. Hulton Archive, Getty Images

"Los chicos empezaron a placarse, dar patadas y puñetazos en los abdominales, acabaron en un todos contra todos en medio del suelo del gimnasio antes de que pudiera separarlos", dijo Naismith durante un programa de radio de enero de 1939 en WOR en Nueva York llamado We the People, su única grabación conocida. "Un chico quedó inconsciente. Varios tenían los ojos morados y uno tenía un hombro dislocado". dijo Naismith. "Después de ese primer partido, temí que se mataran entre ellos, pero no dejaban de darme la lata para que les dejara volver a jugar, así que me inventé más reglas".

Los humildes comienzos del único deporte profesional originado en Estados Unidos sentaron las bases del multimillonario negocio actual. El actual torneo de baloncesto universitario se culmina en lo que se llama March Madness [Marzo de Locura] de la National Collegiate Athletic Association (NCAA) e incluye a los 68 mejores de más de 1000 equipos universitarios, se celebra en estadios con capacidad para decenas de miles de espectadores y mueve lucrativos contratos de televisión. La liga de baloncesto profesional de Estados Unidos, NBA, es un fenómeno global, la siguen millones de personas en todo el mundo y sus jugadores están entre los deportistas más conocidos a nivel mundial.

Detalles de la copia original de 1891 de las reglas del "Basket Ball" se presentan en la casa de subastas Sotheby's el 3 de diciembre de 2010 en Nueva York. El documento de dos páginas se vendió por cuatro millones de euros.

Fotografía de Chris Hondros, Getty Images

Naismith no creó todas las reglas a la vez, sino que fue modificándolas hasta crear lo que hoy se conoce como las 13 reglas originales. Algunas siguen formando parte del juego moderno.  Las reglas originales del juego de Naismith se vendieron en una subasta en 2010 por 4,3 millones de dólares (poco más de cuatro millones de euros).

En las reglas originales: el balón podía lanzarse en cualquier dirección con una o ambas manos, nunca con el puño;  un jugador no podía correr con el balón, sino que tenía que lanzarlo desde el lugar donde lo había cogido; los jugadores no podían empujar, zancadillear o golpear a sus adversarios; la primera infracción se consideraba falta y una segunda falta descalificaba al jugador hasta el siguiente gol pero, si había pruebas de que un jugador pretendía lesionar a un adversario, quedaba descalificado para todo el partido.

Los árbitros eran los jueces del partido, anotaban las faltas y podían descalificar a los jugadores. Decidían cuándo el balón estaba en los límites, a qué lado pertenecía y manejaban el tiempo. Los árbitros decidían cuándo se había marcado un gol y llevaban la cuenta de los tantos.

Si un equipo cometía tres faltas consecutivas, al equipo contrario se le concedía un gol.

Se marcaba un gol cuando la pelota era lanzada o bateada desde el suelo hasta la canasta y permanecía allí. Si el balón se quedaba en los bordes y el adversario movía la canasta, contaba como gol. Cuando el balón salía de los límites, era lanzado al terreno de juego por la persona que lo tocaba primero. La persona que lanzaba el balón disponía de cinco segundos; si lo retenía más tiempo, el balón pasaba al adversario. En caso de disputa, un árbitro lanzaba el balón directamente al campo. Si alguno de los contendientes persistía en retrasar el juego, el árbitro le sancionaba con falta.

La duración de un partido era de dos tiempos de 15 minutos, con cinco minutos de descanso entre ellos.  El equipo que marcaba más goles en el tiempo asignado era declarado vencedor. Si un partido estaba empatado, podía continuar hasta que se marcaba otro gol.

Izquierda: Arriba:

Olivia Nelson-Ododa (#20) de los Huskies de la Universidad de Connecticut (UCONN) disputa un rebote contra Digna Strautmane (#45) de los Syracuse Orange durante la segunda ronda del Torneo de Baloncesto Femenino de la NCAA 2021 en el Alamodome el 23 de marzo de 2021 en San Antonio, Texas. UCONN ganó el partido y avanzó a los Sweet 16 (octavos de final). Los Huskies han ganado más campeonatos de la NCAA que cualquier otro equipo de baloncesto femenino de Estados Unidos. Cortaron las redes, un honor para el equipo ganador, en 1995, 2000, 2002, 2003, 2004, 2009, 2010, 2013, 2014, 2015, 2016.

Fotografía de Carmen Mandato, Getty Images
Derecha: Abajo:

Marcella Morewitz, a la izquierda, y Grace Endicott, miembros del equipo femenino de baloncesto de la Universidad de Kansas, reciben entrenamiento experto del Dr. James Naismith, miembro de la facultad de la universidad e inventor del baloncesto, en 1926.

Fotografía de George Rinhart, Corbis, Getty Images

El primer partido público de baloncesto se jugó en un gimnasio de la YMCA y fue registrado por el Springfield Republican el 12 de marzo de 1892. Jugaron los monitores contra los alumnos. Alrededor de 200 espectadores asistieron para descubrir este nuevo deporte del que nunca habían oído hablar o visto antes. En la historia publicada por el Republican, se atribuyó a los profesores "agilidad", pero la "ciencia" de los alumnos fue lo que les llevó a derrotar a los profesores por 5-1.

En pocas semanas, la popularidad del deporte creció rápidamente. Alumnos de otras escuelas introdujeron el juego en sus propios YMCA. Las reglas originales se imprimieron en una revista universitaria, que se envió por correo a las YMCA de todo el país. Gracias a la representación internacional de los estudiantes universitarios, el deporte también se introdujo en muchos países extranjeros. Los institutos empezaron a introducir el nuevo juego y, en 1905, el baloncesto fue reconocido oficialmente como deporte de invierno permanente en Estados Unidos.

Según la NCAA, el primer partido de baloncesto intercolegial entre dos escuelas es controvertido. En 1893, se publicaron dos artículos en periódicos escolares que recogían registros separados de partidos de baloncesto colegial entre equipos de universidades diferentes.

En 1892, menos de un año después de que Naismith creara el deporte, la instructora de gimnasia del Smith College, Senda Berenson, introdujo el juego en el atletismo femenino. El primer partido intercolegial registrado entre mujeres tuvo lugar entre la Universidad de Stanford y la Universidad de California en Berkeley en 1896.

Con el crecimiento de su popularidad, este deporte obtuvo la atención del Comité Olímpico Internacional y se introdujo en los Juegos Olímpicos de 1904 en San Luis como prueba de demostración. Hubo que esperar hasta 1936 para que el baloncesto fuera reconocido como prueba de medalla. El baloncesto femenino no se incluyó como medalla olímpica hasta los Juegos de Montreal 1976.

Jim Baechtold (10) de los New York Knickerbockers y Bob Brannum (18) de los Boston Celtics intentan conseguir un rebote en el primer cuarto de un partido de playoffs de la NBA disputado el 16 de marzo de 1954 en el Boston Garden. Otros en la foto son los Celtics Chuck Cooper (11) en el centro, y Bob Cousy (14) a la izquierda. En 1950, Cooper fue el primer jugador de baloncesto negro reclutado por un equipo de la NBA.

Fotografía de Carmen Mandato, Getty Images

A medida que el deporte seguía extendiéndose rápidamente, empezaron a formarse ligas profesionales por todo Estados Unidos. Los aficionados al baloncesto animaban a los equipos de sus nuevas ciudades. La primera liga profesional fue la National Basketball League (NBL), formada en 1898 y compuesta por seis equipos del noreste. La liga sólo duró unos cinco años. Tras disolverse en 1904, la liga se reintroduciría 33 años después, en 1937, con un sistema de apoyo totalmente nuevo, con las empresas Goodyear, Firestone y General Electric como propietarias de la liga, y 13 equipos.

Mientras las ligas deportivas profesionales acaparaban la atención de todo el país, el baloncesto universitario también era un elemento importante. El primer torneo de la NCAA, con ocho equipos, se celebró en 1939 en la Universidad Northwestern. El primer campeón nacional de baloncesto universitario fue la Universidad de Oregón. El equipo derrotó a la Universidad Estatal de Ohio.

Izquierda: Arriba:

El jugador neozelandés de los Oklahoma City Thunder, Steven Adams (12), disputa un balón en un partido contra los Portland Trail Blazers en el Chesapeake Energy Arena en Oklahoma City, Oklahoma, el 21 de abril de 2019.

Fotografía de Greg Nelson, Sports Illustrated, Getty Images
Derecha: Abajo:

Aldeanos observan un partido de baloncesto en la aldea de Yangping, en Yuncheng, provincia china de Shanxi, el 12 de julio de 2020.

Fotografía de Shi Yunping, VCG, Getty Images

Como en la mayor parte de Estados Unidos a principios y mediados del siglo XX, el baloncesto estaba segregado. El deporte no se integraría hasta 1950, cuando Chuck Cooper fue fichado por los Boston Celtics. Antes de que Cooper fuera fichado, había grupos de equipos negros en todo el país, conocidos como "los cincos negros", que se referían a los cinco jugadores titulares de un equipo de baloncesto.  Los equipos formados exclusivamente por negros solían denominarse "quintetos de color" o "negros cagers".  Estos equipos florecieron en Nueva York, Washington, D.C., Pittsburgh, Filadelfia, Chicago y otras ciudades con una importante población afroamericana. Eran amateurs, semiprofesionales y profesionales. 

Pese a la tardía inclusión, la entrada de las personas de color cambió el deporte. En 2022, el informe del Instituto para la Diversidad y la Ética en el Deporte (TIDES) aseguraba que más del 80% de los jugadores de la NBA no se consideraban racialmente blancos.

Estados Unidos sigue siendo la gran potencia dominante de un deporte mundial, pero el baloncesto es el deporte nacional de países como Estonia, Lituania y Filipinas y en muchos otros países como España es el segundo deporte por número de licencias y seguidores. Aunque puede que el baloncesto no se juegue igual que cuando Naismith lo inventó (las canastas de melocotón han sido sustituidas por redes, aros metálicos y pizarras de plexiglás), su evolución demuestra que el juego ha trascendido un siglo.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2023 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved