¿Por qué tomamos uvas en Nochevieja?

Según la tradición, tomar doce uvas al son de las campanadas conduce a un año de buena suerte y prosperidad. ​¿De dónde viene esta costumbre?

Según se acerca la medianoche del 31 de diciembre para dar la bienvenida al Año Nuevo, ...

Según se acerca la medianoche del 31 de diciembre para dar la bienvenida al Año Nuevo, preparamos nuestras uvas para tomarlas durante los doce segundos previos al inicio de año. 

Fotografía de Claus Ableiter, Wikimedia Commons

30 de diciembre de 2012. Actualizado el 23 de diciembre de 2021. 

Aunque esta tradición se ha extendido a muchos puntos del mapa, la costumbre navideña de arrancar el año tomando 12 uvas al son de las campanadas comenzó en España. Según la tradición, cada uva representa un deseo para cada uno de los meses del próximo año y también despide el año que termina con las 12 campanadas en la Real Casa de Correos de la Puerta del Sol de Madrid. 

Dentro de las curiosas tradiciones de cada país, encontramos que los daneses rompen platos o los italianos comen lentejas. Aunque la tradición de las uvas arrancó en España, la tradición ya se ha extendido a lugares como Portugal o Latinoamérica.

Las uvas de la suerte

Existen diferentes explicaciones para esta tradición. Una de las teorías que acompañan nuestras uvas navideñas remonta los orígenes de esta costumbre a 1909. Ese año hubo muy buena cosecha de uva y los productores decidieron dar más salida al producto vendiéndola como “uvas de la suerte” en paquetes preparados de doce uvas, simbolizando los doce meses del año. A lo largo de los años, la tradición se ha ido puliendo. Hoy día mucha gente dice que las uvas simbolizan la abundancia y cada vez que se come una hay que pedir un deseo. En total, 12 deseos.  

Galería relacionada: Árboles de Navidad alrededor del mundo

Sin embargo, los periódicos de 1882 ya recogen menciones de esta tradición, por lo que es probable que el excedente de uvas de 1909 solo fuera un empujón más a una tradición que ya se gestaba. Esto nos lleva a la otra teoría, que afirma que todo comenzó en 1882, época en la que la clase burguesa solía beber champán y comer uvas durante la cena de Nochevieja. Un grupo de madrileños decidieron ironizar esta tradición acudiendo a la Puerta del Sol para comer uvas acompañados del sonido de las campanadas. Esta acción de revuelta por la distinción de clases de cara a la Navidad llevó a los chulapos a reunirse para comer uvas, como burla de la costumbre aristócrata.

Entre los archivos de hemeroteca, el 2 de enero de 1894, El Siglo Futuro incluyó un artículo titulado "Las uvas bienhechoras", donde hablaba de esta costumbre.​ El mismo día, en El Correo Militar se podía leer: "La imperecedera costumbre de comer las uvas al oír sonar la primera campanada de las doce, tenía reunidas en fraternal coloquio á infinidad de familias, y todos a coro gritaron: ¡Un año más!".

Según las publicaciones de entonces, la tradición provocó tanto interés que, ya en 1903, las uvas también se comían en Tenerife, según el diario La opinión de Tenerife, y poco a poco se fue ampliando al resto de España. La prensa de 1907​ se quejó de que comer uvas se hubiera arraigado tanto en la sociedad cuando la clase más baja la se burlaba de ello los primeros años. ​

¿Por qué uvas?

La uva es un fruto que tradicionalmente se ha asociado a la buena suerte y a la positividad o la espiritualidad, por lo que colocar 12 uvas para comer a la entrada del año era un símbolo de buena suerte en la nueva entrada de año. Además, se trataba de una fruta barata de la que a menudo había excedente en los cultivos. 

Además de las uvas en España, otros países también cuentan con tradiciones relacionadas con alimentos típicos. A la entrada del año en Grecia, por ejemplo, se cocina en un gran pastel donde colocan una moneda de oro o plata que llenará de suerte el futuro de quién la encuentre en su plato, algo parecido a nuestro la figurita del Roscón de Reyes. En Italia es tradición comer un plato de lentejas estofadas tras las campanadas para atraer la fortuna.

Más tradiciones de Nochevieja

Existen diversos ritos y tradiciones para recibir el año nuevo con buen pie. Muchos se marcamos nuevos objetivos y otros quieren que sus deseos se cumplan en el año venidero. Para atraer la buena suerte es común llevar ropa interior roja, una costumbre que se cree que viene de China y Vietnam, donde llevar ropa interior roja o amarilla atrae a la buena energía.

Por otro lado, levar dinero en el zapato o bien lavarse las manos con cava y azúcar atraerá, según la tradición, la prosperidad económica. Si uno de tus objetivos es viajar más, se dice que sacar las maletas y dejarlas fuera frente a la puerta de casa dará resultados. Por último, encender velas blancas, rojas y verdes y dejarlas encendidas hasta que se consuman es la costumbre más extendida para encontrar el amor. 

Seguir leyendo

También podría gustarte

Historia
¿Quién fue San Nicolás?
Historia
El Triángulo de las Bermudas: ¿Realidad o mito?
Historia
Enterrado vivo
Historia
Conoce la compleja danza mexicana de los tastuanes
Historia
Las carreras del festival de la Barca del Dragón celebran el pasado de China

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved