Reducir el impacto del cambio climático sobre los caficultores

El nuevo seguro de cultivos de Nespresso ayuda a los caficultores colombianos a sobrevivir a un tiempo cada vez más impredecible.

Thursday, May 7, 2020,
Por Karen Carmichael
Las frondosas y fértiles laderas de Caldas forman parte del Eje Cafetero de Colombia, lugar Patrimonio ...

Las frondosas y fértiles laderas de Caldas forman parte del Eje Cafetero de Colombia, lugar Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO que comprende seis paisajes andinos agrícolas y tiene el objetivo de preservar la tradición centenaria de cultivar café en minifundios de alta montaña.

Fotografía de Rena Effendi

Los impactos del cambio climático tocan muy de cerca las pequeñas plantaciones independientes de café de Colombia. Para las familias productoras que cultivan café en lo alto de las brumosas y empinadas laderas de la provincia andina de Caldas, las condiciones meteorológicas cada vez más erráticas y extremas, como las lluvias torrenciales o las sequías más frecuentes, ponen en peligro la forma de vida de las futuras generaciones. La sequía puede perjudicar el desarrollo del grano dentro del fruto durante el proceso de maduración. Cuando se cosechan las cerezas perjudicadas por la sequía, pueden contener granos deformes, pequeños o infra desarrollados. Por otro lado, un exceso de lluvia durante el delicado periodo de floración puede perjudicar la flor e impedir que el fruto se desarrolle: si no hay flores, no hay cerezas de café.

«Cuando se producen fenómenos climáticos adversos, afectan a la calidad y la cantidad del café», dice la caficultora de Caldas Edilma Garzón Gutiérrez. «A veces tenemos que buscar otra fuente de ingresos porque con el café no es suficiente».

Para ayudar a Doña Edilma y a otros caficultores minifundistas de Caldas a proteger su modo de vida, Nespresso, en asociación con Blue Marble Microinsurance, lanzó en 2018 un programa piloto de seguros de indexación climática que ofrece una cobertura a medida por las pérdidas de cultivos provocadas por perturbaciones climáticas. En 2019, los caficultores ya empezaron a recibir la indemnización del seguro.

«El proyecto del seguro sobre la cosecha es una maravilla», dice Doña Edilma. «Porque cuando cosechamos menos café o el café es de mala calidad por la meteorología, esta ayuda nos permite hacer frente a tiempos difíciles».

Doña Edilma es una de los 2.000 agricultores que forman parte de las cooperativas de Aguadas y Norte de Caldas que participan en el plan piloto de seguros de cultivos, dirigido por la aseguradora colombiana Seguros Bolívar y apoyado por el Programa AAA Sustainable Quality™ de Nespresso. El programa AAA se lanzó en 2003 y funciona con la idea de generar café de calidad y sostenible a largo plazo, creando relaciones directas con los caficultores locales.

Las pequeñas plantaciones de café salpican las laderas de los Andes en la provincia colombiana de Caldas, al oeste de Bogotá. Las tradiciones caficultoras familiares de las zonas rurales se encuentran amenazadas por el cambio climático, que está dañando el desarrollo del grano. No obstante, el programa de seguros sobre la cosecha de Nespresso ofrece cobertura para las pérdidas de los cultivos y contribuye a proteger el modo de vida de los productores.
 

Fotografía de Rena Effendi

El seguro Nespresso-Blue Marble ofrece cobertura según un índice climático llamado CaféSeguro. Este índice utiliza tecnología satélite para activar de forma automática los pagos a los caficultores inscritos si se detecta sequía o exceso de lluvia.

«Una sola sequía o lluvia torrencial puede echar por tierra muchos años de duro trabajo», dice la agrónoma del programa de Nespresso Sandra Rodríguez. «Ahora, cuando se produce una alteración climática, el caficultor puede acudir al banco directamente para solicitar la indemnización por las pérdidas provocadas por el incidente».

«Tener un seguro que proteja a nuestros miembros de los efectos devastadores del cambio climático es fundamental para las cooperativas», dice César Julio Díaz, que dirige las cooperativas Aguadas y Norte de Caldas, donde ayudan a Nespresso a identificar caficultores que podrían beneficiarse del seguro. «Permite a los caficultores acceder a recursos económicos en forma de indemnizaciones que les ayudarán a restablecer sus cultivos, hacerlos productivos y continuar con su actividad agrónoma».

Este seguro sobre la cosecha tan innovador es otra de las formas en las que Nespresso está ayudando al caficultor Mario Davila a proteger el recurso más valioso de su familia y la herencia de sus hijos. Gracias al programa AAA de Nespresso, Don Mario ha podido ampliar la plantación que legará a sus hijos. «El café me lo ha dado todo», dice. 

MÁS INFORMACIÓN

Seguir leyendo