Cumbre del Clima: Así arranca la COP25 en Madrid

En el escenario de un Mediterráneo que aumentará un metro su nivel del mar y hasta cinco grados su temperatura para 2100, la COP25 se perfila a escala mundial como la última oportunidad de actuar a tiempo.lunes, 2 de diciembre de 2019

Por Cristina Crespo Garay - National Geographic

La agenda global ha asumido una revolución medioambiental por primera vez en la historia y un ambicioso objetivo sobrevuela la capital: el reto de aterrizar e instaurar una nueva etapa en la protección de nuestro planeta y la lucha contra el cambio climático. Los principales científicos y expertos medioambientales se reúnen hoy en Madrid, que acoge desde este lunes 2 de diciembre y hasta el próximo día 13 la Conferencia de las Partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Apenas unas horas después de la apertura de Cumbre Internacional del Clima, su lema principal aflora por cada rincón: es tiempo de actuar.

Con dos modificaciones en la ciudad de acogida, el reciente abandono de uno de los principales países contaminantes y a tan solo unos meses de la finalización de la vigencia del Protocolo de Kyoto, la COP25 echa a andar sobre un frágil terreno de decisiones, pero apoyado por un movimiento social global más fuerte que nunca.

Anfitrión de esta oportunidad internacional única para lograr los objetivos de la Agenda 2030, nuestro país es además un receptor clave de esta cita por tratarse de un territorio especialmente vulnerable al calentamiento global. En el escenario de un Mediterráneo que aumentará un metro su nivel del mar y hasta cinco grados su temperatura para 2100, esta cumbre se perfila como la última oportunidad de actuar a tiempo.

Con la necesidad de ambición por bandera, los expertos climáticos reunidos en esta Cumbre del Clima coinciden: necesitamos acción y la necesitamos ya. Como uno de los mensajes más repetidos en la conferencia de apertura de la COP25, esta petición se repite a lo largo y ancho de nuestro mapa mundial, representado por más de 25.000 personas de 196 países que conforman el encuentro.

“Ante todo, necesitamos acción. Hasta ahora, no ha sido suficiente; esta COP25 debe ser el encuentro que haga que esa acción comience a serlo.”

por Tasneem Essop

Cuatro de los puntos sobre los que esta COP25 pone el acento de la necesaria descarbonización del planeta pasan por alcanzar la meta de no superar los 1’5 grados centígrados, lograr una transformación profunda del sistema, construir una colaboración global real y reconocer a nivel global el potencial de la naturaleza.

“La COP26 será tarde: es ahora o nunca”

La agenda global ha asumido una revolución medioambiental por primera vez en la historia: la necesidad de reinventar nuestra producción por el planeta copa día a día las noticias de prime time. Sin embargo, el cambio de paradigma que exige este desafío pasa por comprender este reto como algo que debe afrontarse de manera transversal.

“Ante todo, necesitamos acción. Hasta ahora, no ha sido suficiente; esta COP25 debe ser el encuentro que haga que esa acción comience a serlo”, afirma Tasneem Essop, experta en clima, energía, pobreza y justicia social y directora fundadora de Climate Action Network en Sudáfrica. “No es algo que vayamos a experimentar en muchos años, es algo que estamos experimentando ya. Los fenómenos extremos ya no son la excepción, son la norma. Esta COP debe mostrar a esas personas que lo están sufriendo de forma más directa, debe ser el altavoz de lo que está pasando, porque la justicia social está intrínsecamente relacionada con la justicia climática. No podemos tener una transformación real sin que la gente no esté en el centro de este cambio”.

España, a la vanguardia de Europa en compromiso climático

El pasado mes de mayo, la European Climate Foundation aseguraba que nuestro país había presentado el único borrador aprobado del Plan Nacional Integral de Energía y Clima (PNIEC), aunque con tan solo 52 puntos sobre 100 según el informe Planning for Net Zero: Evaluación del proyecto de planes nacionales de energía y clima.

Este informe se tradujo en una clara llamada a la acción para los países miembros, urgencia que se traslada en la COP25 a la escala global. Con estrategias limitadas a la eliminación de los combustibles fósiles y las emisiones, los expertos del informe concluían que “hasta ahora, los planes no son suficientes para la ambición y la credibilidad, y no describen un camino sólido y compatible con París para Europa”.

Sequías, clima extremo y desastres naturales

“143 millones de personas se convertirán en migrantes climáticos de aquí a 2050”, recuerda la economista Patricia Morales en la mesa redonda del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) que ha tenido lugar esta mañana en la COP25.

“Ya no existe un business as usual: la normalidad es una nueva normalidad”, afirma. Una nueva normalidad que debemos abordar, según la experta, “desde un sentido ambiental, social, cultural y económico. Debemos centrarnos en cómo cubrir las necesidades de hoy sin comprometer las necesidades de las próximas generaciones, porque tenemos un conflicto entre presente y futuro”.

El compromiso está claro: llevar este gran desafío ambiental a la primera línea de la agenda política mundial. “La COP26 será tarde: es ahora o nunca”, concluía Essop en su intervención. “Tiene que ser ahora cuando cojamos la ambición y la pongamos sobre la mesa. No es una petición, es una necesidad global”.

Seguir leyendo