Siete impresionantes maravillas naturales de Sudamérica

Haz una escapada a cascadas espectaculares, glaciares de color marfil y playas prístinas en la parte más salvaje de este continente.lunes, 4 de diciembre de 2017

Por Meghan Miner Murray

Los casi 18 millones de kilómetros cuadrados de Sudamérica esconden fríos glaciares, cascadas épicas y paisajes diversos que van desde el desierto a la jungla. Te presentamos nuestra selección de 7 maravillas naturales en Sudamérica.

Glaciar Grey, Chile

El glaciar Grey, uno de los varios dedos congelados de los Campos de Hielo del Sur en el remoto parque nacional Torres del Paine, se extiende a lo largo de 19 kilómetros en un paisaje de largas cumbres patagónicas. Su parte frontal, llena de montañas en miniatura de punta azul, se hunde en el lago Grey. Allí flotan pedazos de hielo silenciosamente, como si fueran pedazos de cielo caídos, una prueba pesimista de la acelerada retirada de este grandioso glaciar. Da un paseo en barco o en kayak hasta su gigantesco término o camina a lo largo del perímetro del lago para disfrutar de increíbles vistas panorámicas.

Relacionado: Imágenes de Chile

Salto Ángel, Venezuela
Salto Ángel, Venezuela
foto por Jane Sweeney, Getty Images

Salto Ángel, Venezuela

En un rincón remoto de Venezuela, el río Churún da un salto de 800 metros desde el Autantepui, cubierto de nubes, para formar el Salto Ángel. Es la catarata ininterrumpida más alta del mundo con una altura casi 19 veces superior a la de las cataratas del Niágara. A diferencia de otras grandes cascadas que rugen y retumban en el lugar impactan con el suelo, el agua de Salto Ángel se disipa en una neblina que pinta coloridos arcoíris a lo largo de su caída vertical. El río continúa al pie de la montaña y sigue por la jungla hasta el campamento de Canaima, el punto de partida de la mayoría de excursiones a las cataratas.

Relacionado: Las mejores fotografías de Venezuela

Avenida de los Volcanes, Ecuador
Avenida de los Volcanes, Ecuador
foto por Ammit, Alamy Stock Photo

Avenida de los Volcanes, Ecuador

La Avenida de los Volcanes, a las afueras de Quito, contiene siete cumbres gigantescas de más de 5.000 metros de altura. Puedes contemplar la perfecta forma cónica del famoso Cotopaxi desde las laderas reforestadas con pinos y cipreses del Rumiñahui, un volcán vecino más pequeño con más de 4.700 metros de altura, o explorar las tierras salvajes donde te encontrarás con alpacas pastando con solo un viaje en coche por la carretera Panamericana.

Lençóis Maranhenses, Brasil
Lençóis Maranhenses, Brasil
foto por Yann Arthus-Bertrand, Getty Images

Lençóis Maranhenses, Brasil

Como si fueran sábanas alborotadas de arena blanca, las dunas de los Lençóis Maranhenses se extienden hasta donde alcanza la vista. Entre los meses de enero y junio, las fuertes lluvias y la roca impermeable conspiran para romper la monotonía, formando pozas resplandecientes de color verde azulado entre los montículos y reviviendo a los peces lobo. El paisaje desolado al norte del estado septentrional de Maranhão se encuentra tierra adentro, no muy lejos del Atlántico, y se le otorgó protección oficial como parque nacional en 1981.

Sigue leyendo: Las mejores fotografías de Brasil

Playa Roja, Perú
Playa Roja, Perú
foto por Merryn Thomas, Alamy Stock Photo

Playa Roja, Perú

En la desolada reserva natural de Paracas, donde el desierto subtropical se encuentra con la gélida costa meridional peruana, las aguas espumosas y de color azul verdoso del Pacífico sur se revuelven en Playa Roja. Esta combinación impresionante de colores complementarios es posible gracias a eones de olas que han impactado con el macizo cercano de Punta Santa María, convirtiendo su granodiorita rosa en arena. Y gracias a la corriente de Humboldt, que transporta agua rica en nutrientes a lo largo de la costa, la colorida orilla es también un hervidero de vida donde viven orcas, tiburones, bancos de peces, nutrias, leones marinos y unas 225 especies de aves migratorias.

Isla del Sol, Bolivia
Isla del Sol, Bolivia
foto por SL_Photography/Getty Images

Isla del Sol, Bolivia

La Isla del Sol deslumbra con playas de arena blanca y acantilados rocosos que podrían confundirse con la costa Mediterránea... de no ser por las vistas de las montañas nevadas en la distancia. Aunque la mayoría de las orillas de las islas se encuentran a nivel del mar, Isla del Sol no es una isla normal y corriente. Su litoral descansa a 3.800 metros sobre la parte sur del antiguo lago Titicaca, que se formó hace unos tres millones de años. La belleza de la isla ha sido un secreto a voces durante siglos. Dirígete tierra adentro para explorar las ruinas incas conquistadas por la selva que salpican la isla.

Relacionado: Visita el salar de Uyuni, el desierto de sal más grande del mundo

Reserva Natural de Brownsberg, Surinam
Reserva Natural de Brownsberg, Surinam
foto por CAGAN H. SEKERCIOGLU, National Geographic Creative

Parque natural Brownsberg, Surinam

El reclamo del parque natural Brownsberg es la profusión de vegetación: más de 1.500 especies de plantas cubren las laderas de una alta meseta. Escondido en uno de los países menos visitados del continente, compartirás el bosque húmedo salvaje con el sakí barbudo negro, monos aulladores, tucanes y cientos de aves de colores, así como los extraños agutíes brasileños.

Más destinos: Siete maravillas de la naturaleza que ver en Asia

Seguir leyendo