Un escalador nepalí alcanza los catorce ochomiles del planeta en 190 días

Seis meses le han bastado a este escalador nepalí para pulverizar un récord que otros escaladores han tardado años en lograr, aunque no ha quedado exento de controversia. miércoles, 30 de octubre de 2019

Por Cristina Crespo Garay - National Geographic
Los equipos suben por una parte de la ruta conocida como el Balcón, hacia la cima del Everest. En 2019, Nepal emitió una cifra récord de permisos de escalada y una cantidad similar de permisos a guías y sherpas, contribuyendo al hacinamiento en la montaña.
Los equipos suben por una parte de la ruta conocida como el Balcón, hacia la cima del Everest. En 2019, Nepal emitió una cifra récord de permisos de escalada y una cantidad similar de permisos a guías y sherpas, contribuyendo al hacinamiento en la montaña.
foto por Mark Fisher/Fisher Creative, National Geographic

«Todo en la vida es posible, tan solo con determinación y una mentalidad positiva», afirma orgulloso Nirmal Purja Magar en su perfil de Instagram. El escalador de 36 años que tomó el pasado mes de mayo la famosa fotografía del atasco en el Everest, se ha convertido en la primera persona que ha logrado encumbrar los 14 ochomiles del mundo en seis meses y seis días.

«¡Misión conseguida!», dijo el antiguo soldado del cuerpo de élite del ejército británico desde la cima del Shishapangma. Su hazaña, llamada “Proyecto posible”, comenzó en el Annapurna I el 23 de abril y, seis meses más tarde, llegaba a su fin en la cima del monte Shishapangma, de 8.027 metros y situado en el Tíbet. Durante estos meses, el escalador encumbró el Dhaulagiri, el Kanchenjunga, el Everest, el Lhotse, el Makalu, el Nanga Parbat, el Gasherbrum I, el Gasherbrum II, el K2 y el Broad Peak. Ya en Nepal, último destino de su aventura, escaló el Cho Oyu y el Manaslu antes de terminar con el Shishapangma.

Purja daba la noticia desde su perfil de Instagram tras encumbrar el último pico, 190 días más tarde del comienzo de su hazaña. Días antes publicaba estas palabras, cuando su equipo logró el permiso para subir a la última de las cimas: “Me siento muy humilde, agradecido y orgulloso hoy. Finalmente, mi equipo y yo obtuvimos el permiso para escalar Shishapangma. Me gustaría agradecer al gobierno de Nepal por acercarse a China en mi nombre para este proyecto y también me gustaría agradecer al gobierno de China por considerar mi solicitud y permitirme escalar Shishapangma este año”.

Sin embargo, muchos montañeros han criticado que el escalador se ha ayudado de helicópteros, oxígeno y rutas más sencillas para lograr batir el récord en este tiempo, cuando el escalador que ostentaba el record hasta ahora, Kim Chang-ho, lo hizo en siete años, diez meses y seis días.  

Hacer cola en la cima de un ochomil

La foto viral tomada por este alpinista nepalí mostraba una fila de cientos de escaladores en un atasco en la colina que lleva a la cima del Everest. Al hacerse viral, el debate sobre lo explotada que estaba la montaña saltó a los medios como posible causa de la gran cantidad de accidentes que tienen lugar en esta cima. Otros expertos lo niegan y afirman que solo es un problema de organización.

Durante el descenso desde la cima del Everest y cuando se dirigía a escalar el adyacente Lhotse, Nims fotografió el atasco de escaladores del famoso paso Hillary. Subió esta foto a Instagram con la captura: «El 22 de mayo, encumbré el Everest a las 5:30 de la mañana y el Lhotse a las 3:45 de la tarde a pesar del tráfico (unas 320 personas)».
Durante el descenso desde la cima del Everest y cuando se dirigía a escalar el adyacente Lhotse, Nims fotografió el atasco de escaladores del famoso paso Hillary. Subió esta foto a Instagram con la captura: «El 22 de mayo, encumbré el Everest a las 5:30 de la mañana y el Lhotse a las 3:45 de la tarde a pesar del tráfico (unas 320 personas)».
foto por NIMSDAI PROJECT POSSIBLE

El equipo de alpinistas dirigido por la National Geographic Society trataba de llegar a la cumbre, pero se dio la vuelta debido a la multitud. National Geographic informó entonces de que el cineasta canadiense, Elia Saikaly, dijo – y luego borró - en su cuenta de Instagram: «No me puedo creer lo que vi ahí arriba. Muerte. Carnicería. Caos. Filas. Cadáveres en la ruta y en tiendas del campamento cuatro. Gente que intentó volver y que acabó muriendo. Gente a la que arrastraban. Caminando sobre cadáveres. Todo lo que lees en los titulares sensacionalistas, todo se repitió en nuestra noche en la cima». Pero al alpinista Nirmal Purja no le afectó aquella experiencia y continuó hacia el Lhotse tras encumbrar el Everest.

La alpinista española Edurne Pasaban fue la primera mujer en coronar los 14 ochomiles, desde el 2001 al 2010, y de las pocas personas que han logrado llegar a la cima de estas azoteas del mundo, que se cuentan en escasas decenas.

Seguir leyendo