Las mejores ideas para ir de vacaciones y explorar el mundo sin alejarte de casa

Como música en directo a domicilio, excursiones a parques nacionales de Estados Unidos y Francia y cenas con estilo, pero respetando el distanciamiento social.

Tuesday, May 26, 2020,
Por Redacción de National Geographic
Carlos Nuñez

 

Carlos Nuñez rema con su tabla de paddlesurf por un lago en forma de herradura cerca de Brownsville, Texas. Practicar deporte al aire libre es una forma perfecta de ir de vacaciones sin alejarte de casa.

Fotografía de Erich Schlegel

¿No sabes a dónde irás este verano? No eres el único. Aunque varias ciudades del mundo han empezado a relajar las restricciones del confinamiento, solo el 2 por ciento de los 2200 estadounidenses encuestados por National Geographic y Morning Consult han dicho que se subirían a un avión ahora mismo y solo otro 8 por ciento consideraría hacerlo este verano. Eso quiere decir que este verano muchos nos iremos de vacaciones cerca de casa. Con la tentadora llegada del calor, te proponemos algunas formas fantásticas de disfrutar de unas vacaciones de verano sin alejarte de casa.

Sin alejarte de casa

Tras habernos confinado durante semanas, salir de casa puede parecer la mejor alternativa a irnos de vacaciones. Recolecta: Wross Lawrence, escritor y recolector profesional en Londres, recomienda los placeres y los beneficios para salud de recolectar escaramujo, perejil y otras plantas en paisajes urbanos. Explora: Canaliza tu explorador interior en tu patio trasero o terraza diseñando un jardín adecuado para la fauna silvestre. Observa: También puedes expandir tus horizontes mirando al cielo en busca de lluvias de meteoros, constelaciones y planetas lejanos solo con un informe meteorológico y una aplicación móvil.

Desconecta: Cuando vuelvas a dentro, intenta no sumergirte en las pantallas de tus dispositivos. En lugar de eso, prueba algunas alternativas del mundo real, ya seas más de videojuegos, de WhatsApp o de hacer maratones de series. Visita: Si no puedes resistirte a abrir el ordenador, emprende un viaje virtual (y sostenible) a lugares como las ruinas de Machu Picchu o los paisajes gélidos de la Antártida. Profundiza: O explora tu casa en un «safari doméstico» en busca de bichitos caseros. Captura: …tus descubrimientos con los consejos de fotógrafos de National Geographic como Catherine Karnow y Jim Richardson. Lee: Y no olvides abrir un buen libro; al fin y al cabo, el verano no es tan verano si no llevas a la playa una lectura que te enganche.

Música en directo a domicilio

Para los músicos el espectáculo debe continuar incluso en la era de la COVID-19. Puede que hayas oído hablar de cantantes de ópera italianos que actúan para sus vecinos desde sus balcones y de conciertos en directo desde los salones de estrellas del pop. Pues a eso súmale la entrega a domicilio de música en directo. Los músicos de Columbus, Ohio, están alegrando a las personas mayores aisladas con conciertos gratuitos. Cerca de las orillas del río Misisipi, en el centro de Davenport, Iowa, la River Music Experience lleva a artistas locales a los patios delanteros y las entradas de la gente (una donación sugerida de 60 dólares apoya la misión de educación musical de la RME).

En Greenville, Carolina del Sur, un gastropub ha puesto su calendario musical sobre ruedas para apoyar a las bandas locales que suelen tocar en su escenario siete noches a la semana. La gente que haga pedidos al Smiley’s Acoustic Cafe puede optar por endulzar su comida con una actuación musical ante su puerta. Una tasa de 10 dólares garantiza tres canciones (se aceptan peticiones y propinas) y con otros 10 dólares traen a un caricaturista que dibuja a toda la familia a dos o tres metros de distancia. «Greenville tiene una cultura musical muy rica y la idea de que la música forma parte de la vida cotidiana se encuentra arraigada en los residentes», afirma Mike Frazier, dueño de Smiley.

Aquí no hay distanciamiento social. Como los humanos estamos confinados, los flamencos europeos campan a sus anchas por la región francesa de Camarga.

Fotografía de Thomas Hinsche, Minden Pictures

Un auge de los flamencos franceses

El distanciamiento social humano ha sido una bendición para la población de flamencos de los humedales de Camarga, en Francia. Camarga, una región situada en el delta del Ródano en la costa mediterránea, es el único lugar de Francia donde anidan estas aves patilargas y en parte es una reserva de biosfera de la Unesco.

Durante le confinement, los flamencos se han adueñado de la zona y se han extendido por lugares vacíos que en circunstancias normales estarían ocupados por los humanos. «Son oportunistas», explica Frédéric Lamouroux, director del Parque ornitológico de Pont de Gau, el parque aviar privado en el centro del parque natural regional de Camarga. «Cuando el parque estaba cerrado, todo estaba en silencio y no había ruidos humanos. Llevaba años sin escucharlo así. El silencio fue fantástico».

El parque reabrió el 21 de mayo y pretende prolongar su ambiente mágico y sereno con un «desafío silencioso», pidiendo a los visitantes que se queden callados algunas mañanas para apreciar los sonidos de la naturaleza y respetar a las aves que anidan en los islotes.

Cena a distancia

Con el levantamiento de las medidas de confinamiento, restaurantes de todo el mundo han encontrado formas innovadoras (y algo extravagantes) de ayudar a sus clientes a cenar con estilo al mismo tiempo que respetan las nuevas normas de seguridad.

Los dueños del Café Rothe, en la ciudad alemana de Schwerin, dan a los comensales gorros con churros de piscina para facilitar el distanciamiento social. En Ocean City, Maryland, el restaurante Fish Tales quiere reabrir con nuevas «mesas de choque» que rodean a cada cliente con un gran flotador.

El restaurante vegetariano de Ámsterdam Mediamatic se ha inspirado en los invernaderos y ha puesto en marcha el concepto «Serres-Séparées»: pequeñas estructuras de cristal para cenas privadas donde los camareros sirven la comida con remos de madera. La demanda para la inauguración el 1 de junio ya está «por las nubes», dijo el director de comunicaciones Tobias Servaas. «En menos de un día ya estaba todo reservado para el primer mes y medio».

Los hoteles también han recurrido a la creatividad en su escena culinaria. El hotel sueco Stadt, cuyas reservas bajaron un 70 por ciento en marzo, ha transformado sus suites en 67 restaurantes emergentes para cenas privadas. «A nuestros huéspedes les encanta el concepto y nada más entrar en una habitación se quedan boquiabiertos», cuenta el director general Jesper Alfredsson.

Otra nueva tendencia son las ciudades que se convierten en cafeterías al aire libre. El mes pasado, la capital lituana Vilna anunció sus planes para hacerlo, mientras que Miami Beach, Cincinnati y Berkeley son algunos de los destinos de Estados Unidos que quieren cambiar el tráfico por comensales en algunas calles de la ciudad.

Los bisontes pacen en el valle Hayden del parque nacional de Yellowstone, que ya ha reabierto sus puertas.

Fotografía de Judith Zimmerman, DanitaDelimont.com

Yellowstone reabre con precaución

Al igual que la mayoría de los 62 parques que supervisa el Servicio de Parques Nacionales estadounidense, Yellowstone cerró el 24 de marzo debido a la pandemia. Pero la semana pasada el primer parque nacional de Estados Unidos volvió a abrir sus puertas de forma limitada. Recibirá a miles de amantes de la naturaleza justo a tiempo para el puente del Día de los Caídos (25 de mayo) y antes de la temporada de verano.

Las puertas este y sur, ubicadas en Wyoming, son la única forma de entrar y salir del parque. Una vez dentro, los visitantes solo pueden recorrer el circuito bajo de la Grand Loop Road, que conduce al famoso géiser Old Faithful y al Gran Cañón de Yellowstone con sus majestuosas cascadas Lower y Upper.

Los senderos del circuito están abiertos, así como los baños, las gasolineras y las pasarelas. Se permiten excursiones en grupos pequeños (menos de 10 personas), pero no autobuses comerciales. Los guardabosques y el personal, que llevan mascarillas, piden a los visitantes que respeten el distanciamiento social y también lleven mascarilla si no es posible distanciarse, aunque varios medios han desvelado que los visitantes no están respetando las normas. Para evitar el contacto, las autoridades recomiendan comprar las entradas por Internet con antelación.

«Pido al público que colabore con nosotros para prevenir la propagación de la COVID-19. Los visitantes pueden proteger a sus familiares y amigos evitando zonas abarrotadas y manteniendo en todo momento la distancia social de otras personas, incluidos los guardabosques», declaró el superintendente Cam Sholly en un comunicado.

Según la portavoz del parque Linda Veress, los planes podrían cambiar según la evolución de la crisis. «Estaremos supervisando las condiciones cambiantes en el parque y los condados circundantes y mantendremos la flexibilidad de expandirnos, ajustarnos o contratar operaciones según lo que nos permitan las condiciones», declaró.

Por ahora, el resto del parque de casi 9000 kilómetros cuadrados permanece cerrado, incluidas las entradas por el estado de Montana (Yellowstone abarca los estados de Montana, Wyoming y Idaho). Los campamentos y las cabañas están cerrados, al igual que algunas tiendas, los servicios de comida para llevar y los centros de visitantes. Los barcos están amarrados y la temporada de pesca y los pases de travesía se han suspendido. Los hoteles, los restaurantes y los programas de guardabosques no volverán a la normalidad hasta el verano.

En esta foto de 2017, la Treme Brass Band encabeza el desfile Red Beans and Rice Parade en el Lundi Gras, en Nueva Orleans.

Fotografía de Ryan Hodgson-Rigsbee

Alimentando a Nueva Orleans

En Nueva Orleans, la primavera es una gran fiesta con una banda sonora alegre gracias a eventos como el New Orleans Jazz & Heritage Festival y el Bayou Boogaloo. Sin embargo, durante la pandemia, el ejército de músicos locales (pianistas de jazz, cantantes de soul, trombonistas) ha quedado silenciado y no recibe remuneración alguna. Esto (y el hecho de que muchos artistas sean personas mayores) inspiró a la Krewe of Red Beans a poner en marcha Feed the Second Line a finales de abril.

La iniciativa, financiada con donativos y dirigida por una krewe del Lundi Gras (una especie de cofradía) famosa por desfilar con trajes decorados con legumbres, entrega alimentos de mercados agrícolas y platos de restaurantes locales (como Coquette y Queen Trini Lisa) a cantantes mayores, indios del carnaval y otros artistas. «Tenemos que proteger a los portadores de nuestra cultura», dice Devin De Wulf de Red Beans. Con la ayuda (remunerada) de músicos jóvenes que hacen las compras y las entregas, Feed the Second Line ayuda a 130 personas cada semana. «Enviamos comida a la población anciana para intentar que sigan sanos», afirma De Wulf.

Las últimas noticias turísticas

-Recorre el mundo: La popular serie de la BBC Travel Man traslada al público su enfoque novedoso sobre los viajes a través de Hulu. En cada episodio, el cómico británico Richard Ayoade y un invitado famoso (como Paul Rudd o Rebel Wilson) hablan durante un recorrido de 48 horas por ciudades de todo el mundo. Por el camino disfrutarán de experiencias poco convencionales, como sudar durante un festín de comida rápida en una sauna de Helsinki o soportar un doloroso masaje de pies en un salón de Hong Kong.

-Sí a los cruceros: Algunas encuestas desvelan que muchos viajeros están ansiosos por irse de crucero este año. Con todo, los cruceros encontrarán menos puertos que los reciban. Las Seychelles, un archipiélago biodiverso  a 1600 kilómetros al este de África, ha prohibido los cruceros hasta 2022. Y como Noruega ha ampliado sus cierres fronterizos hasta agosto de 2020, el popular puerto ártico de Svalbard estará prohibido a los visitantes internacionales durante su breve temporada de verano.

Blane BachelorKatie Knorovsky y Mary Winston Nicklin han contribuido a este artículo.
Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.
Seguir leyendo