Ecohoteles de Ladakh, o cómo viajar de manera sostenible por la India remota más tradicional

Estas cinco propiedades pretenden ofrecer estancias ecológicas y sostenibles en esta región montañosa que se enfrenta al exceso de turismo y al declive medioambiental.

El Stok Palace Heritage Hotel, en Ladakh (India), sigue siendo el hogar de la familia real Namgyal, que alquila tres suites a los visitantes. Esta residencia de 200 años de antigüedad es uno de los varios alojamientos de esta popular región del norte de la India que comparten la cultura y el arte de Ladakh con los viajeros.

Fotografía de HH Jigmed Namgyal
Por Charukesi Ramadurai
Publicado 29 ago 2023, 14:10 CEST

El hotelero Rigzin Namgyal recuerda con cariño una época en la que sólo los verdaderamente curiosos y aventureros se dirigían a Ladakh. Cuando esta región del norte de la India se abrió al turismo a mediados de la década de 1970, sólo unos pocos mochileros emprendían cada año el largo y arduo viaje por carretera, atravesando peligrosos puertos de montaña desde Manali, en el vecino estado de Himachal Pradesh.

"Querían conocer nuestra historia y cultura, nuestra flora y fauna", dice Namgyal. "Estaban dispuestos a salir de su zona de confort y alojarse en casas locales para vivir esa experiencia".

Pero después de que en 2009 una superproducción de Bollywood pusiera de relieve los impresionantes paisajes de esta región, y de que varias aerolíneas lanzaran vuelos de corta distancia desde Nueva Delhi, Ladakh se ha visto invadida por los turistas. Casi de la noche a la mañana, surgieron casas de huéspedes y operadores turísticos de forma desordenada, sin planificación ni regulación adecuadas, lo que ha afectado al frágil ecosistema desértico de gran altitud.

El palacio de Leh, construido en 1600, tiene unas vistas impresionantes de la ciudad de Leh. Acunada por picos montañosos, la capital del estado de Ladakh se asienta a 3500 metros de altitud, lo que la convierte en una de las ciudades de mayor altitud del mundo.

Fotografía de Brendan Hoffman, Nat Geo Image Collection

De remota a protagonista de Instagram

Acunada por las cordilleras del Karakórum y el Himalaya, esta Shangri-la antaño remota (con sus puertos de alta montaña, lagos turquesa y monasterios budistas Mahayana) se ha convertido en una escapada de fin de semana ideal para Instagram.

"Ahora tenemos más turistas, pero no les interesa lo que Ladakh puede ofrecer en términos de cultura o aventura. Sólo quieren hacer fotos en el lago Pangong o montar en camello en el valle de Nubra, y volver a casa sin ver realmente nada", dice Rigzin Kalon, que ha construido un hotel boutique en su tierra ancestral de Nubra.

Behzad Larry, conservacionista del leopardo de las nieves, afirma que Ladakh ha pasado de ser una tierra con agricultura de subsistencia, cero plásticos y retretes secos de compost, a ser una pesadilla ecológica. Con los humos nocivos de los vertederos obstruidos, el agotamiento de las aguas subterráneas y unas inundaciones repentinas sin precedentes, el daño a los ecosistemas locales supera con creces cualquier beneficio económico para las comunidades locales.

Pero incluso en medio del frenesí constructor que genera hoteles nuevos y más grandes cada temporada, hay esperanza en forma de ecolodges (o eco hoteles) y hoteles boutique, creados y gestionados por personas comprometidas con la conservación y la comunidad. Esto ha supuesto una vuelta a la arquitectura tradicional construida con la técnica de la tierra apisonada, y con piedra y madera disponibles localmente, conocidas por mantener las casas aisladas en invierno, a diferencia de las modernas estructuras de cemento y hormigón.

En el Stok Palace Heritage Hotel, la Suite Real está decorada con colores vivos y alberga reliquias familiares de la aristocrática familia Namgyal.

Fotografía de HH Jigmed Namgyal

El comedor del Stok Palace ofrece platos tradicionales de Ladakhi, como albóndigas momo y sopa thukpa.

Fotografía de HH Jigmed Namgyal

Estos activistas pretenden preservar un modo de vida moribundo y desviar la atención de los turistas de las "atracciones" obvias, liberándolos de la congestión. También se hace hincapié en enseñar a los jóvenes técnicas para ganarse la vida, con el fin de frenar la emigración de las pequeñas aldeas a ciudades ya superpobladas como Leh o Delhi.

Kalon dice que los programas de formación suelen estar pensados para mujeres, ya que "en comparación con otras partes de la India, las mujeres de Ladakh tienen más poder de decisión en la familia. Así que, si puedo ayudar a las mujeres, el dinero [que ganan] va en la dirección correcta, hacia la educación y el desarrollo".

Palacio Stok: La familia real Namgyal sigue residiendo en su palacio de 200 años de antigüedad, una parte del cual se ha convertido en un hotel boutique con unas pocas habitaciones. Con sus murales cuidadosamente conservados y las reliquias familiares cuidadosamente seleccionadas, el palacio Stok es una excelente muestra de arquitectura vernácula, construida íntegramente por artesanos locales. Además de patrocinar la educación de los niños del pueblo, la familia también apoya y exhibe la artesanía y la cultura tradicionales en forma de arte, música y danza, y tejido.

Lchang Nang: Traducida como "casa de los árboles", esta casa de familia que funciona casi exclusivamente con energía solar está situada en el interior de un huerto en una pequeña aldea del valle de Nubra. Su propietario, Rigzin Kalon, afirma que su objetivo es ofrecer una experiencia ecoturística completa y una visión de la cocina, la cultura y la artesanía locales. Además de actividades en la naturaleza, como observación de estrellas y ciclismo de montaña, los huéspedes tienen la oportunidad de visitar las casas locales, tomar té de cebada en sus cocinas y aprender los matices de la cocina de Ladakhi.

A unos 125 kilómetros de Leh, el milenario monasterio budista tibetano de Lamayuru es uno de los más antiguos de Ladakh.

Fotografía de Alex Treadway, Nat Geo Image Collection

Campamento remoto de Lungmar: Este campamento de vida salvaje es propiedad de Dorjay Stanzin y Abdul Rashid, conservacionistas y expertos rastreadores. Behzad Larry, que se encarga de sus ventas, afirma: "El turismo responsable reduce los conflictos entre el hombre y la naturaleza y protege no sólo a los leopardos de las nieves, sino también a todo su ecosistema". Con la decisión consciente de aligerar la carga sobre el terreno, los propietarios han abierto otro campamento en un pueblo vecino, en lugar de añadir más habitaciones al campamento existente.

Ladakh Sarai: Tara Mountain Sarai, situado en el salvaje y remoto valle de Zanskar, es el último establecimiento boutique de Ladakh Sarai. Partiendo de la idea de "menos habitaciones y mejor experiencia", el propietario Rigzin Namgyal ha extendido sus campamentos por todo Ladakh, desde chalés de barro a las afueras de Leh hasta tiendas de lujo a orillas del lago Pangong y en el valle de Nubra. Namgyal afirma su compromiso con la gestión del agua, y trabaja para conseguir un uso cero de combustibles fósiles en todas sus propiedades.

Estancias en granjas del Himalaya: Para experimentar la auténtica vida de Ladakh, elige una de estas casas de familia creadas por el Instituto Himalayo de Alternativas, Ladakh (HIAL). Podrás degustar platos típicos de Ladakh, como el crujiente pan de trigo khambir y el chu-tagir (sopa de fideos con carne y verduras), mientras cenas con la familia en la cocina. Los visitantes también pueden ayudar en las tareas agrícolas del pequeño terreno anexo a la casa. La red abarca ahora dos pueblos: Phyang, cerca de Leh, y Tarchit, a un par de horas en coche.

Lo que hay que saber

Vuela de Nueva Delhi a Leh, desde donde podrás realizar excursiones a monasterios y lagos de montaña.

Pasa primero un par de días tranquilos en Leh, para aclimatarte a la altitud.

Es preferible reservar sólo con operadores turísticos responsables como Ladakhi Women's Travel Company, Roots Ladakh o Frozen Himalayas, que trabajan con conductores, guías, hoteles y propietarios de casas de familia locales.

Charukesi Ramadurai escribe sobre viajes, cultura, medio ambiente y sostenibilidad para diversas publicaciones de todo el mundo. Síguela en X, antes conocido como Twitter.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2024 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved