Una década después, vuelve el emblemático "camino del amor" de Cinque Terre

Por fin los viajeros pueden volver a recorrer la Via dell'Amore italiana tras 10 años de restauración. Los lugareños esperan que las nuevas normas de acceso fomenten un turismo más responsable.

Por Julia Buckley
Publicado 4 ago 2023, 14:26 CEST
Turistas ascienden por el sendero entre Manarola y Corniglia en las Cinque Terre

Turistas ascienden por el sendero entre Manarola y Corniglia, dos de los cinco pueblos que componen las Cinque Terre. La Via dell'Amore, otro popular sendero de la región del noroeste de Italia, acaba de reabrir por primera vez desde 2012, gracias a una restauración de casi 25 millones de euros.

Fotografía de Michele Borzoni, Terraproject, Redux

Desde 1931, la Via dell'Amore es la ruta de senderismo más emblemática y popular de las Cinque Terre italianas. Grabado en los acantilados, el sendero conecta Riomaggiore y Manarola, dos de los cinco pueblos costeros que conforman esta zona declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Los habitantes de estos pueblos aislados, deseosos de conectar con sus vecinos, trazaron el sendero en la década de 1920, cuando la única otra ruta entre ambos asentamientos conducía a través de los escarpados acantilados, con 600 empinados escalones a cada lado. "La construcción del sendero fue un símbolo de cooperación entre comunidades y de la fuerza de carácter de las personas que trabajaron juntas, arriesgando sus propias vidas", dice Gianluca Pasini, un guía turístico local. No hubo carretera para coches hasta la década de 1960.

Los bañistas se suben a las rocas del puerto de Vernazza, una de las cinco pintorescas localidades acantiladas de Cinque Terre, en Italia.

Fotografía de Nicolas van Ryk, VISUM, Redux

A finales del siglo XX, el "Sendero del Amor" atraía a las parejas para besarse, pasear y tomar una instantánea. Por su fácil acceso, era con diferencia el más popular de los casi 75 kilómetros de senderos que rodean los cinco pueblos, entre los que también se encuentran Monterosso, Vernazza y Corniglia. Excursionistas y pasajeros de cruceros acudían en masa a la Via dell'Amore para disfrutar de la belleza de Cinque Terre.

Pero la Via dell'Amore lleva cerrada desde el 24 de septiembre de 2012, primero por un corrimiento de tierras y luego por los daños causados por las olas en 2018. El sendero completo debería reabrir en julio de 2024. Un primer tramo, a partir de Riomaggiore, reabrió el 1 de julio para un preestreno de tres meses. Ahora, este carril de los enamorados sólo es accesible a través de visitas guiadas.

A continuación le explicamos por qué los legisladores restringen el acceso a este emblemático sendero y cómo puedes seguir disfrutando de Cinque Terre sin perjudicarlo.

Fabrizia Pecunia, alcaldesa de Riomaggiore, ideó el nuevo plan para el sendero de 979 metros de longitud con el fin de combatir el turismo excesivo. El año pasado, unos tres millones de turistas visitaron Cinque Terre, un frágil parque nacional. En cambio, quedan menos de 4000 residentes en la zona.

"Hay una presión excesiva sobre los residentes. Tenemos que intentar encontrar un equilibrio. Si sólo perseguimos el número [de turistas], implosionaremos", dice Pecunia. Dice que muchos turistas de un día llegan sin saber nada de Cinque Terre. "Llegan, se hacen selfies, se comen un helado y se van", dice Pecunia. "A menudo piensan que [Cinque Terre] son sólo casas de colores".

En contra de la creencia popular, las Cinque Terre no son pueblos pesqueros. Los agricultores desarrollaron la zona a partir del siglo XI, bajando de las cimas de los acantilados a medida que disminuía la amenaza de los ataques de los piratas sarracenos y aumentaba la necesidad de transportar su vino por mar.

Una vista de Vernazza desde los acantilados sobre la ciudad de Cinque Terre. La región es conocida por sus vertiginosas rutas de senderismo.

Fotografía de Heiko Meyer, Laif, Redux

En las horas punta, la masificación puede causar problemas de seguridad. En su teléfono, Pecunia tiene fotos tomadas durante las vacaciones de Semana Santa, cuando los turistas atascaron el túnel que va desde la estación de tren de Manarola hasta el propio pueblo.

En octubre de 2022, el Ayuntamiento cerró al público el antiguo cementerio de Manarola, en lo alto de un acantilado, después de que se llenara de turistas. "Iban a hacer picnics, las modelos hacían sesiones de fotos", dice Pecunia. "La gente se encontraba a visitantes acampando en las tumbas de sus abuelos".

(Relacionado: Seis consejos para que tu próximo viaje a la playa sea más sostenible)

¿Un camino hacia el viaje responsable?

Aunque la ley italiana no permite a Pecunia limitar el número de visitantes a su pueblo, sí puede controlar la entrada a un lugar concreto, como la Via dell'Amore. El camino se cerrará por la noche para evitar el vandalismo en el proyecto de restauración, que ha costado casi 24 millones de euros; un circuito cerrado de televisión vigilará sus dos entradas.

El acceso a la vía será gratuito para los lugareños durante las horas de apertura diurna. Los forasteros podrán acceder a los primeros 160 metros de la vía hasta el 30 de septiembre como parte de una prueba del nuevo sistema de reservas. Tras reservar una plaza de cinco euros por internet, hasta 30 personas podrán participar en cada recorrido multilingüe de 30 minutos que sale cada media hora.

Los turistas contemplan las vistas desde una de las numerosas rutas de senderismo de Cinque Terre. Debido a los acantilados de la región, el acceso a las ciudades se realiza principalmente a pie, en barco o en tren.

Fotografía de Michele Borzoni, Terraproject, Redux

Los guías cuentan la historia del proyecto: la limpieza de un enorme tramo de roca para reconstruir la Via dell'Amore; los 2600 metros cuadrados de red de acero instalada para evitar nuevos desprendimientos; y el revestimiento especial de las barandillas, que las mantiene frías al tacto.

El sistema de reservas de la Via dell'Amore forma parte de una iniciativa más amplia para fomentar un turismo más informado en Cinque Terre. ¿La idea? Crear un circuito cultural con el sendero en el centro. Ya se ha instalado una pequeña exposición sobre los viñedos de la zona en el antiguo castillo de Riomaggiore; se está trabajando en una galería dedicada a los artistas de los siglos XIX y XX que se inspiraron en las Cinque Terre.

Pasini, nacido y criado en Riomaggiore, es uno de los guías de la Via dell'Amore. Cuenta que antes de que se cerrara el camino, las autoridades tenían que retirar periódicamente la basura y los candados sujetos a las barandillas para simbolizar el amor. "Vi cosas indescriptibles. Una pareja no tenía candado, así que improvisaron con ropa interior".

Los lugareños no están contentos con que el sendero cierre por la noche, pero para Pecunia, convertir la Via dell'Amore en un museo contextualizará este tramo de costa mundialmente famoso. "Podemos contar la historia de Cinque Terre de otra manera", afirma. "Tenemos de todo: cultura, historia, agricultura, paisajes, el mar: es algo único".

Julia Buckley es escritora y vive en Italia. Síguela en X.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2024 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved