Crean embriones de rinoceronte blanco en un laboratorio: ¿una nueva esperanza para la especie?

Una empresa italiana de biotecnología ha creado embriones de rinoceronte viables mediante fecundación in vitro, pero algunos expertos se muestran escépticos respecto a su valor.martes, 17 de julio de 2018

Crean embriones de rinoceronte blanco en un laboratorio: ¿una nueva esperanza para la especie?
Crean embriones de rinoceronte blanco en un laboratorio: ¿una nueva esperanza para la especie?

La ciencia ha dado un gran paso en el empeño para salvar al rinoceronte blanco del norte creando los primeros embriones de rinoceronte por fecundación in vitro.

Un equipo de genetistas ha creado embriones de rinoceronte viables usando la FIV a partir de esperma congelado de rinoceronte blanco del norte y los óvulos de una subespecie emparentada, el rinoceronte negro del sur. Este avance, anunciado el 4 de julio en Nature Communications, permite al mamífero más en peligro del mundo albergar esperanzas de futuro, según los expertos.

Debido a la caza furtiva desenfrenada y la pérdida de hábitat, el rinoceronte blanco del norte ha desaparecido de África meridional y central. Los conservacionistas han intentado en varias ocasiones criar rinocerontes blancos del norte en cautividad, pero la mayoría de intentos han fracasado.

La subespecie se declaró extinta en la práctica en marzo tras la muerte del último macho, Sudán. Solo quedan dos rinocerontes blancos del norte y ambas son hembras cautivas e infértiles. Con la muerte de Sudán, la supervivencia de la especie pasó a depender por completo de la capacidad de los humanos para crear rinocerontes de forma artificial.

Muere Sudan, el último rinoceronte blanco macho que quedaba en el mundo
Sudan, el último rinoceronte blanco macho que quedaba en el mundo, ha muerto. Lo sacrificaron ya que desde el año pasado sufría una grave infección en la pata, así como dolencias relacionadas con la edad. Su muerte deja a la subespecie con dos individuos y muy cerca de la extinción. Quedan dos hembras mayores, Fatu y Najin, protegidas en el Ol Pejeta Conservancy, en Kenia. El número de rinocerontes lleva décadas cayendo por la pérdida de hábitat y la caza furtiva.

A lo largo de los últimos 30 años, los científicos han recopilado esperma y óvulos de una serie de rinocerontes blancos del norte, entre ellos Sudán. Y a principios de 2018, los científicos de AVANTEA, una empresa de biotecnología italiana especializada en fecundación de ganado, usó el esperma preservado de Sudán para fecundar los óvulos de rinocerontes blancos del sur cautivos.

«Nuestros resultados son sólidos, reproducibles y muy prometedores», declaró en un comunicado el líder del estudio, Thomas Hildebrandt, director de gestión de reproducción en el Instituto Leibniz de Investigación para Zoológicos y Vida Silvestre, en Berlín.

Hildebrandt dice que los embriones «tienen muchas probabilidades de establecer un embarazo una vez se implanten en una madre de alquiler», que sería un rinoceronte blanco del sur cautivo. La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza considera a la subespecie casi amenazada.

Los preciados embriones permanecerán criogenizados hasta que Hildebrandt y sus colegas averigüen cómo implantarlos.

¿Pueden producir un pura raza?

Hildebrandt también cree que esta técnica puede emplearse para crear un rinoceronte blanco del norte genéticamente puro, sin ADN de rinoceronte blanco del sur.

«Todos estamos preparados para ir a Kenia y recoger ovocitos de los dos últimos rinocerontes blancos del norte hembra para producir un rinoceronte blanco del norte puro», afirma Hildebrandt.

Aunque podría ser posible crear una serie de rinocerontes blancos del norte puros mediante esta técnica, los expertos advierten que crear una población autosostenible será difícil.

El número de rinocerontes blancos del norte restantes y la cantidad limitada de material genético disponible para los científicos «probablemente no es suficiente para mantener la diversidad genética», advierte Nucharin Songasen, bióloga e investigadora del Centro para la Supervivencia de las Especies en el Instituto Smithsonian de Biología de la Conservación.

Songasen, que no participó en el estudio, dice que le sorprende que los biólogos de conservación como ella dispongan de «una nueva herramienta en nuestra caja de herramientas para salvar a las especies en peligro de extinción».

Sin embargo, señala que no significa que la tecnología pueda revivir a las especies tan cerca de la extinción. Cuando las poblaciones son tan pequeñas, la endogamia es inevitable, lo que con el tiempo podría provocar la extinción de la especie.

Seguir leyendo