Nuevas imágenes sugieren que los pecaríes podrían llorar a sus muertos

Los vídeos que grabó la cámara trampa de un niño de ocho años revelan una conducta que nunca se había observado en los pecaríes de collar.viernes, 15 de diciembre de 2017

Nuevas imágenes sugieren que los pecaríes podrían llorar a sus muertos
Nuevas imágenes sugieren que los pecaríes podrían llorar a sus muertos

El 8 de enero de 2017, un niño de ocho años llamado Dante de Kort descubrió el cadáver de un pecarí de collar cerca de su casa en Arizona. Para su proyecto de ciencias, puso una cámara que se activaba con el movimiento –un regalo de cumpleaños de sus abuelos– cerca del cadáver. Lo que él no sabía es que su proyecto de ciencias ofrecería una prueba inestimable de la respuesta de estos animales ante la muerte.

La bióloga del Prescott College Mariana Altrichter, que fue a una feria de ciencias regional con su hija el pasado febrero, se quedó sorprendida de inmediato al ver los vídeos de de Kort. Altrichter, que llevaba años estudiando a estos mamíferos sociales sabía lo unidos que podían estar los pecaríes. Sin embargo, nunca había observado a miembros de una misma manada visitando un cadáver varias veces.

 «Fue asombroso porque no era solo una reacción inmediata y después siguieron adelante, sino que continuó durante 10 días», dijo Altrichter, directora del grupo de especialistas en pecaríes de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Cómo sobrellevar la muerte

Se han registrado rituales funerarios en una serie de animales, como elefantes, primates, delfines y aves como los cuervos. Por ejemplo, se ha observado a elefantes quedarse durante días junto a un miembro de su manada que ha fallecido, meciéndose y tirando del cuerpo sin vida, algo que para muchos expertos es una expresión de dolor.

Relacionado: Una madre macaco se come a su bebé momificado, varias semanas después de su muerte

Pero nadie había observado nunca una respuesta ante la muerte por parte de ninguna de las tres especies de pecaríes, que se distribuyen por las Américas y suelen viajar en manadas de tamaño variable. 

En los vídeos, los pecaríes prestan mucha atención al cuerpo, acariciándolo, mordiéndolo, oliéndolo y mirándolo fijamente. También durmieron junto al cadáver e incluso intentaron levantarlo colocando sus hocicos bajo el cuerpo y empujándolo hacia arriba. Y cuando un grupo de coyotes se acercó a su compañero fallecido, la manada los ahuyentó. «Me sorprendió mucho que se enfrentaran a los coyotes», dijo de Kort, señalando que superaban en número a los pecaríes.

Al décimo día, los coyotes destrozaron los restos en descomposición, y fue entonces cuando la manada dejó de visitar el cadáver. De Kort y Altrichter describieron esta serie de fenómenos intrigantes en un estudio publicado el 5 de diciembre en la revista Ethology

Pero, ¿estaban «de luto»? Es difícil determinarlo a ciencia cierta basándose solo en las imágenes, aunque Altrichter está segura de que esta conducta concuerda con la definición científica: las acciones que lleva a cabo un animal para hacer frente a una muerte. Señaló que no está claro si esas acciones van acompañadas de un sentimiento de dolor.

Animales emocionales

Barbara J. King, profesora emérita de antropología en el College of William and Mary y autora de How Animals Grieve, se opone a la distinción entre luto y duelo. Cita «las pruebas sólidas y extendidas de respuestas emocionales [a la muerte] en animales que sobreviven, que van desde la depresión y el aislamiento social a una angustia que se evidencia en la postura corporal y la vocalización». Sin embargo, King reconoce la posibilidad de que los animales de los videos no estén ni de duelo ni de luto.

En su opinión, la prueba más sólida del duelo fue el acto de dormir junto al cuerpo, una conducta que no puede atribuirse simplemente a la curiosidad, la territorialidad u otras razones alternativas. Añadió que sería bastante plausible que los pecaríes estén llorando a su difunto compañero, debido a la gran cantidad de investigaciones que detallan las respuestas emocionales de animales ante la muerte.

Futuras investigaciones sobre pecaríes podrían responder a estas incógnitas, y de Kort espera formar parte de ellas. «La mayoría cree que solo son animales, pero en realidad son bastante inteligentes y también tienen algunos instintos humanos», dijo el niño.

Sigue leyendo: Imágenes insólitas de una jirafa lanzando al aire el cadáver de un ñu

Seguir leyendo