Historia

Un mosaico romano hallado en Inglaterra representa una escena del legendario Hércules

Este colorido mosaico ornamentado es uno de los descubrimientos arqueológicos más importantes que se han producido en la región en décadas.jueves, 9 de noviembre de 2017

Por Sarah Gibbens

La temporada de excavaciones estaba llegando a su fin cuando unos arqueólogos aficionados en el sureste de Inglaterra realizaron uno de los descubrimientos más importantes hasta la fecha: un mosaico romano que se remonta a 1.000 años atrás.

Desde 2015, la excavación dirigida por el Boxford History Project y el Grupo de Investigación Arqueológica de Berkshire ha reunido a entusiastas de la arqueología y a arqueólogos profesionales. El trabajo del equipo se centró en tres yacimientos romanos cerca de la pequeña aldea de Boxford.

Pero cuando los primeros colores del mosaico empezaron a aparecer entre la tierra del yacimiento, «me quedé muda de asombro», afirmó la directora del Boxford History Project, Joy Appleton en una entrevista con el New York Times.

En un principio, Anthony Beeson, miembro de la Asociación de Arqueología Romana, pensó que era falso. «Era muy distinto de cualquier otra cosa que hubiera aparecido en este país», declaró en una entrevista con Live Science.

Por suerte para Appleton y Beeson, el mosaico no era una falsificación, sino una mirada al pasado de Gran Bretaña bajo el gobierno de los antiguos romanos.

Noticia relacionada: Descubierto en Chipre un mosaico de 2.000 años con escenas de carreras de cuádrigas

El mosaico es grande y mide casi 6 metros. Hasta ahora, solo ha quedado al descubierto un lado del mosaico, pero se pueden distinguir claramente varios personajes y bestias de la mitología romana. Los estudios iniciales de las escenas representadas en el mosaico han desvelado que muestra al personaje mitológico Belerofonte ante personajes que, según se cree, serían o Yóbates o Proteo.

En la parte inferior del mosaico se encuentra una criatura conocida como quimera, que tenía la cabeza de un león, el torso de una cabra y la cola de una serpiente y expulsaba fuego. En las leyendas griegas, Belerofonte había sido enviado para asesinar a la quimera y la escena representa a la criatura preparada para atacar.

En el mosaico también aparece el héroe griego Hércules luchando contra un centauro.

Te puede interesar: El hallazgo de una escuela de gladiadores revela sus duras condiciones de vida

El experto en el imperio romano, Neil Holbrook, explicó que era uno de los mosaicos más importantes hallado en Gran Bretaña.

«No solo es una fantástica obra de arte romano en Gran Bretaña, sino que también nos habla del estilo de vida y las pretensiones sociales del dueño de la villa en Boxford», afirmó. El propietario de la villa, según afirma Holbrook, era probablemente de origen británico y pretendía establecer una relación cordial con los romanos. Al encargar un mosaico con iconografía romana, podría señalar su disposición a aceptar el gobierno romano que había ocupado Gran Bretaña.

El imperio romano invadió la antigua Gran Bretaña en el año 43 d.C. y ocupó la region hasta el 410 d.C. Durante esta época, Gran Bretaña se convirtió en uno de los límites occidentales del extenso imperio, y una serie de representantes construyeron villas por todo el país. Se han descubierto mosaicos en Inglaterra cuya calidad y estado de conservación varían, pero los arqueólogos de Boxford afirman que este hallazgo es importante debido a su estado intacto y por lo que puede revelar acerca de los habitantes que lo encargaron.

En un comunicado de prensa que detalla el hallazgo, Cotsworld Archaeology, una de las organizaciones que contribuyó a la excavación, explicó que el yacimiento contenía una villa de tamaño mediano con una serie de salas adyacentes. La organización cree que el mosaico y unos baños en los que los residentes podían sumergirse en una piscina de agua fría se añadieron posteriormente

Aunque el mosaico ha sido el hallazgo más emocionante de las excavaciones de este verano, no es el único objeto descubierto en el yacimiento. A principios de año, el equipo encontró el brazalete de un niño y monedas. Los voluntarios también descubrieron lo que según ellos era un granero y un portal de entrada a un patio.

La temporada de excavaciones ha finalizado, pero el equipo de arqueólogos y entusiastas planea regresar al yacimiento el año que viene con la esperanza de desenterrar más restos de esta sociedad antigua.

Más descubrimientos arqueológicos: Este niño neandertal descubierto en Asturias creció de forma similar a los niños humanos modernos

Seguir leyendo