¿Por qué hasta ahora no habíamos podido escuchar el sonido de una raya?

Nuevos vídeos tomados en Australia e Indonesia revelan que al menos dos especies de rayas hacen chasquidos, pero se desconoce cómo lo hacen.

Por Jason Bittel
Publicado 2 ago 2022, 13:56 CEST
Una raya de cola de vaca se desliza por la isla Heron (Australia), que forma parte ...

Una raya de cola de vaca se desliza por la isla Heron (Australia), que forma parte de la Gran Barrera de Coral.

Fotografía de Johnny Gaskell

Las ballenas cantan, las gambas chasquean y los peces sapo zumban. ¿Pero, y la raya? Hasta hace poco, la comunidad científica creía que este pez plano era más silencioso que una tortita.

Ahora, un estudio ha roto ese silencio. Nuevos vídeos han revelado que dos especies de raya, la raya de manglar (Urogymnus granulatus) y la raya de cola de vaca (Pastinachus ater), ambas nativas del Pacífico indo-occidental, producen chasquidos sorprendentes e inconfundibles.

De hecho, en uno de los vídeos, el chasquido de la raya era tan bullicioso que hizo que el fotógrafo dejara caer su cámara, dice Lachlan Fetterplace, ecólogo marino de la Universidad Sueca de Ciencias Agrícolas que dirigió el estudio, publicado recientemente en la revista Ecology.

Mientras que casi un millar de especies de peces óseos hacen algún tipo de ruido, los tiburones, las rayas y las rayas habían sido considerados, hasta ahora, como excepciones silenciosas. Y esto es sorprendente, porque los científicos y los buceadores están en el agua con estos animales todo el tiempo. 

(Relacionado: Descifrados los «ladridos» de las pirañas)

"Eso es lo más extraño", dice Fetterplace. "Buceo mucho con otras especies de rayas, y ahora estoy dudando. ¿Podría haber pasado esto por alto?"

"Esto sólo demuestra que no lo sabemos todo", añade. "Estamos en el año 2022, y todavía puedes descubrir algo que nadie ha visto nunca simplemente saliendo y haciendo observaciones sobre historia natural".

¿Cómo emite un sonido una raya?

Antes del nuevo estudio, la única prueba comprobada de que las rayas emiten sonidos procedía de un estudio sobre rayas nariz de vaca en cautividad. Publicada en 1970, esta investigación registró chasquidos cortos y agudos procedentes de los peces, pero solo después de que los científicos los pincharan a la fuerza. Hemos tenido que esperar hasta 2017 y 2018, cuando varios de los coautores del nuevo estudio grabaron por casualidad un vídeo de alta calidad mientras buceaban en Indonesia y Australia, para captar nuevos ruidos. 

A pesar de que las pruebas en vídeo de que estas rayas hacen ruidos parecen haber sido un golpe de efecto, los investigadores no están seguros de cómo los animales producen los sonidos.

"No tienen cuerdas vocales y no hay un mecanismo claro para hacerlo", dice Fetterplace.

En los vídeos, los espiráculos de las rayas (dos agujeros en la cabeza que se utilizan para mover el agua a través de las branquias) parecen contraerse cuando se oye el chasquido. Esto sugiere que los peces podrían estar creando fricción entre los espiráculos y el tejido circundante, de forma parecida a cuando chasqueamos los dedos. También es posible que las rayas formen sonidos creando un vacío, como cuando chasqueamos la lengua, explica Fetterplace.

Sea como sea, es probable que se revele pronto, pues otros científicos ya están planeando estudios para observar la anatomía de las rayas más de cerca.

¿Qué están intentando decir las rayas?

Para su investigación, Fetterplace y sus colegas compararon el ancho de banda y las frecuencias de los sonidos con la gama conocida de audición de las rayas. Confirmaron que las rayas sí pueden oír estos sonidos, lo que podría significar que son una forma de comunicación. 

(Relacionado: Así funciona la ecolocalización, el sónar de la naturaleza)

Jóvenes rayas de manglar descansan bajo los manglares de Geoffrey's Bay, que forma parte de la Reserva de Conservación de la Gran Barrera de Coral de Australia. Los científicos grabaron a las rayas produciendo un ruido que podría servir como señal de búsqueda o de socorro para otros miembros de su grupo.

Fotografía de J. Javier Delgado Esteban

Al mismo tiempo, el trabajo de los científicos demostró que los tiburones de arrecife y los tiburones limón (depredadores de ambas especies de rayas) también pueden oír los chasquidos. Esto sugiere que las rayas pueden emitir los sonidos cuando sienten que se acerca un depredador como advertencia, tal vez para alejarse de las púas venenosas de las rayas.

(Relacionado: Las poblaciones de tiburones y rayas han disminuido un 70 por ciento en 50 años)

Del mismo modo, los sonidos rápidos y fuertes pueden ser simplemente una distracción que sorprende al depredador y le da a la raya la oportunidad de escapar. (Al igual que los chasquidos funcionaron en ese fotógrafo submarino).

Sin embargo, existe otra posibilidad.

Cuando el fotógrafo y coautor Javier Delgado Esteban presenció a una raya de manglar salvaje haciendo sonidos en 2018 en la bahía de Geoffrey, Australia, observó otro comportamiento interesante. Después de hacer los chasquidos, al juvenil se le unieron rápidamente varias otras rayas.

(Relacionado: Esta raya gigante podría ser el pez de agua dulce más grande del mundo)

"Las otras se acercaban y se amontonaban a su alrededor, y todas tenían la cola con púas", dice Fetterplace, sugiriendo que los chasquidos podrían ser una forma de llamar a los refuerzos.

Muy, muy emocionante

Audrey Looby, candidata al doctorado y ecologista de comunidades marinas de la Universidad de Florida, publicó recientemente una revisión científica sobre la producción de ruido en los peces. Revisó más de 800 referencias que se remontan a 1874 y encontró muy pocas referencias a los elasmobranquios, el grupo que incluye a los tiburones, las rayas y las mantas. 

"Así que ver un estudio como éste, en el que hay un vídeo y una descripción completa de los comportamientos asociados a esos sonidos, es muy, muy emocionante", dice Looby.

En cuanto a la forma en que esta capacidad ha pasado desapercibida durante tanto tiempo, Looby dice que podría explicarse por cualquiera de varios factores. Por ejemplo, tal vez las rayas emitan sonidos ocasionalmente, o sólo ciertas especies pueden hacerlo, o los peces son más propensos a producir ruidos en una época o estación específica. 

"También pueden ser bastante difíciles de estudiar porque suelen ser muy móviles y escurridizas", dice Looby.

Dado que muchas especies de rayas están en peligro de extinción, las palabras de Fetterplace son de precaución. Aunque él y sus coautores esperan que su investigación descubra más ejemplos de rayas productoras de sonido, "no queremos que el público salga y se acerque mucho a una raya sólo para obtener este tipo de ruido".

"Eso no es bueno para la raya", dice, "y es potencialmente peligroso".

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo

También podría gustarte

Animales
¿Cuál muerde más fuerte, el tiburón martillo o el tiburón tigre?
Animales
Sí, las orcas son capaces de matar ballenas azules, el animal más grande de la Tierra
Animales
Así mantienen los tiburones la salud del océano
Animales
Los tiburones forman «amistades» durante años, lo que desmiente la idea de que son «solitarios»
Animales
Descifran cómo se comunican los delfines

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved