Este pulpo ha sido cazado defendiendo su espacio lanzando objetos

Pocos animales arrojan objetos. Un número aún menor (que ahora incluye al pulpo sombrío) son conocidos por apuntar a otros animales.

Por Annie Roth
Publicado 15 dic 2022, 9:55 CET, Actualizado 27 dic 2022, 15:06 CET
Pulpo sombrío (Octopus tetricus) nadando

Pulpo sombrío (Octopus tetricus) nadando.

Fotografía de Nature Picture Library, Alamy Stock Photo

El Octopus tetricus, también conocido como pulpo sombrío, tiene una forma peculiar de defender sus fronteras. Si otra criatura se acerca demasiado, este pulpo responde lanzando objetos, según ha revelado un nuevo estudio publicado recientemente en la revista PLOS ONE.

Estos cefalópodos, nativos de los mares subtropicales de Nueva Zelanda y Australia oriental, fueron captados recientemente por una cámara lanzando conchas, limo y algas a los intrusos que se acercaban demasiado a sus madrigueras. Los objetivos del O. tetricus (también llamado pulpo común de Sydney) incluían varios peces, cámaras submarinas incluso sus congéneres.

Aunque los científicos no están totalmente seguros de qué motiva este comportamiento, puede tener algo que ver con "el equivalente pulpo del espacio personal", dice Peter Godfrey-Smith, profesor de la Universidad de Sydney en Australia y autor principal del estudio.

(Relacionado: La demanda de pulpo aumenta: ¿es ética la acuicultura de este cefalópodo?)

Agresión a corta distancia

Godfrey-Smith y sus colegas recopilaron docenas de horas de imágenes de pulpos sombríos cerca de sus guaridas en la bahía australiana de Jervis, y entre 2015 y 2016 observaron más de 100 casos en los que los cefalópodos arrojaban conchas y limo. Debido a que los pulpos sombríos son abundantes pero el espacio es limitado en la bahía de Jervis, los animales normalmente solitarios se ven obligados a vivir en espacios reducidos, dice Godfrey-Smith: "En este sitio, vemos un montón de empujones, intentos, un poco de lucha y cosas por el estilo".

Alrededor de la mitad de los ataques que Godfrey-Smith y sus colegas captaron con la cámara parecían ser el resultado de la invasión del territorio de un pulpo por otro, y en el 17% de esos ataques el invasor resultó herido. Aunque es difícil determinar la intención de un animal, "creo que es probable que algunos de los golpes sean deliberados", afirma Godfrey-Smith.

En otros casos, se observó que los pulpos utilizaban sus habilidades de lanzamiento para arrojar conchas y restos de comida fuera de sus madrigueras.

(Relacionado: ¿Es ético dar éxtasis a los pulpos para fines científicos?)

Proyectiles propulsados a chorro

Para ejecutar sus lanzamientos, los pulpos sombríos recogen restos con los brazos y los lanzan hacia su objetivo con un potente chorro de agua procedente de su sifón, una estructura tubular que utilizan para bombear agua fuera de su cuerpo. Con esta técnica, los cefalópodos pueden propulsar materiales a varios metros de distancia.

Los pulpos pueden cambiar el color de su piel a voluntad para camuflarse o comunicarse, y los colores oscuros suelen asociarse a la agresividad. Los investigadores observaron que los individuos de color oscuro solían lanzar objetos con más fuerza y tenían más probabilidades de golpear a otro pulpo. También observaron que los pulpos atrapados en la línea de fuego solían responder esquivando o levantando un brazo en dirección al atacante.

En las imágenes recogidas por los investigadores, los pulpos parecían ajustar el ángulo de lanzamiento y el grado de fuerza cuando lanzaban objetos contra los de su misma especie. Y en los ataques de pulpo contra pulpo, la artillería más utilizada fue el limo.

(Relacionado: Estos pulpos se aparean con un "brazo sexual" especial)

Pulpo arrojando cieno.

Fotografía de Peter Godfrey-Smith

¿Cómo de sociables son los pulpos?

Aunque arrojarse cosas unos a otros no ayude a los humanos a resolver sus problemas, este comportamiento puede "ayudar a gestionar las interacciones sociales cuando los pulpos viven muy cerca", afirma Chelsea Bennice, ecóloga marina de la Universidad Atlántica de Florida (Estados Unidos). Arrojarse conchas y limo unos a otros puede ser la forma en que estos pulpos defienden su territorio o dicen a sus posibles parejas que no están interesados.

Por ejemplo, los investigadores observaron que una hembra golpeó a su vecino macho con cieno cinco veces en el transcurso de unas cuatro horas, después de que éste hiciera varios intentos fallidos de aparearse con ella.

(Relacionado: ¿Por qué el proyecto de la primera granja de pulpos del mundo es tan polémico?)

Independientemente de lo que motive este comportamiento, el hecho de que los pulpos sombríos lo lleven a cabo los diferencia de la mayoría de los animales. Sólo unos pocos animales arrojan cosas y, de entre estos, sólo un número aún menor (todos ellos mamíferos muy sociables) arroja objetos dirigidos a otro animal

En general, se pensaba que los pulpos vivían en solitario. Sin embargo, el descubrimiento de que los pulpos sombríos son francotiradores submarinos es una de varias revelaciones recientes sobre la vida social de los pulpos que sugieren que estas criaturas altamente inteligentes pueden ser más sociales de lo que se pensaba.

"Con el avance de la tecnología, podemos captar más del mundo submarino y comprender los fascinantes comportamientos de los invertebrados más inteligentes", afirma Bennice. "Estoy deseando ver lo que pueden revelar los vídeos adicionales".

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo

También podría gustarte

Animales
Algunos perros son genios, igual que los humanos
Animales
Los delfines aprenden a utilizar herramientas de sus semejantes, igual que los grandes simios
Animales
Los delfines salvajes tienen personalidad propia, como los humanos
Animales
A las abejas también les gusta jugar a la pelota
Animales
Estos chimpancés se curan sus heridas con insectos

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved