Consiguen estudiar por primera vez a la raya más grande del océano

Los primeros datos explican cómo es un día en la vida de la misteriosa raya smalleye, probablemente en peligro crítico de extinción.

Por Melissa Hobson
Publicado 25 ene 2023, 11:27 CET
Raya Smalleye

Las rayas Smalleye (ojopequeño en inglés), llamadas así por sus ojos inusualmente pequeños, pueden alcanzar una longitud de 3 metros.

Fotografía de Andrea Marshall

En una primicia científica, unos investigadores han conseguido marcar (es decir, colocar un dispositivo de seguimiento) a varias rayas smalleye [ojos pequeños en inglés] salvajes, la raya marina más grande y rara del mundo, en Mozambique. Estos monstruosos peces del Océano Pacífico, que pueden alcanzar los 3 metros de longitud, se ven tan raramente que probablemente sean una especie en peligro crítico de extinción.

Tras semanas de vigilancia de la costa del archipiélago de Bazaruto, Andrea Marshall, exploradora de National Geographic y experta en rayas, avistó por fin una raya en aguas poco profundas. Se sumergió y, con una pértiga de dos metros de largo, tocó ligeramente al animal, tomando una pequeña muestra de piel de su parte inferior. El pez permaneció tranquilo, lo cual fue una buena señal: los pececillos tienen una espina urticante de la longitud de un antebrazo humano. Cualquier movimiento en falso "nos pondría en peligro de muerte", afirma.

Tras el éxito del primer experimento, Marshall y sus colegas dedicaron meses a localizar más smalleyes, aficionadas a transitar un tramo muy concreto de la costa mozambiqueña. Los científicos buceaban al amanecer, la hora más probable para ver un smalleye, y se centraban en arrecifes en los que ya se habían documentado avistamientos de este pez. 

(Relacionado: ¿Por qué hasta ahora no habíamos podido escuchar el sonido de una raya?)

En total, el equipo consiguió colocar marcas (acústicas y por satélite) en 11 smalleyes, que deben su nombre a sus diminutos ojos del tamaño de una pasa. 

Esta escurridiza raya es la mayor especie marina de raya. La smalleye, o Megatrygon microps, puede tener un aguijón tan largo como un antebrazo humano y un ancho de hasta dos metros y medio.

Fotografía de Andrea Marshall

Marshall pasó algunos apuros. Por ejemplo, descubrió que la enorme raya puede levantar su aguijón sobre el lomo y balancearlo, como un escorpión. Pero no se puede culpar al pez por defenderse. Cuando no puedes ver bien, "si algo te pincha, se lo devuelves", dice.

Hasta ahora, los datos preliminares revelan un animal impresionante, capaz de sumergirse a más de 200 metros de profundidad y nadar cientos de kilómetros en un día, dice Marshall, que estudia las smalleyes como fundador de la Fundación para la Megafauna Marina, con sede en Mozambique.

Un día en la vida de una smalleye, la raya más grande del mar

A las 11 rayas se les colocaron marcas acústicas y a cuatro de ellas también marcas por satélite, lo que permitió a los científicos seguir sus viajes de larga distancia y sus movimientos a gran escala.

Aunque el programa de marcado se encuentra en una fase relativamente incipiente (la recopilación y el análisis de los datos podría llevar años), promete ofrecer una visión tentadora de la vida de una especie misteriosa, afirma Marshall.

Un Smalleye se entierra en la arena, una de las primeras observaciones de que el pez se detiene a descansar.

Fotografía de Andrea Marshall

Por ejemplo, los hallazgos refuerzan investigaciones anteriores, basadas en fotografías, que sugieren que los smalleyes hacen viajes de larga distancia, la migración en línea recta más larga conocida de cualquier raya de cola látigo, una familia de al menos 60 especies. Los investigadores esperan que los datos del marcado revelen por qué invierten tanta energía en viajar tan lejos.

Aunque estas rayas pueden nadar en aguas poco profundas, suelen sumergirse por debajo de los 200 metros, una profundidad impresionante. Uno de los ejemplares del estudio pasó dos tercios de su tiempo por debajo de los 30 metros. Esto podría explicar sus "ojos ridículamente pequeños" y su mala vista, dice Marshall, ya que la visión no es tan crucial en las oscuras profundidades.

Las marcas también revelan que los smalleyes surcan los arrecifes por la noche, sobre todo entre medianoche y las 6 de la mañana, cuando los peces limpiadores no suelen estar activos. Esto podría significar que se alimentan al amanecer y al atardecer y duermen cerca del arrecife por la noche, como otras especies de rayas.

 (Relacionado: Nuevo récord mundial para el pez de agua dulce más grande)

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza considera que no se disponene de suficientes datos de las rayas smalleye.

Fotografía de Andrea Marshall

Joni Pini-Fitzsimmons, bióloga de la Universidad Macquarie de Australia, dice estar impresionada de que el equipo haya marcado 11 animales. "Como sabemos tan poco de la especie, todo va a ser apasionante".

"Hay tanto que se puede obtener de esos datos para averiguar qué significan esos movimientos en términos de su biología y su ecología", dice Pini-Fitzsimmons, que no participó en la investigación del marcado. "¿Qué tipo de zonas utilizan? ¿Cuántos individuos realizan esos movimientos y cuándo?".

Por ejemplo, nadie había visto nunca una raya descansando, por lo que se suponía que nunca dejaban de nadar. Pero Marshall observó cómo una raya se enterraba hábilmente en la arena después de ser marcada. Podría ser que las smalleyes comieran mucho y luego necesitaran sentarse a hacer la digestión, dice Marshall.

Pini-Fitzsimmons añade que le sorprendería que las rayas descansaran a menudo, pero la observación de Marshall, combinada con pruebas fotográficas que muestran arena pegada a sus cuerpos, podría sugerir que se entierran.

 (Relacionado: Así es la enorme raya que batió el récord de pez de agua dulce más grande del mundo)

Carrera a contrarreloj para descubrir los secretos de la raya marina más grande del mundo

Quedan muchas preguntas por responder. ¿Por qué son tan grandes? ¿Qué hacen en el arrecife por la noche? ¿Dan a luz en la zona?

Una raya Smalleye visita una estación de limpieza en un arrecife de coral, donde peces y otros invertebrados limpian de parásitos a animales más grandes.

Fotografía de Andrea Marshall
Izquierda: Arriba:

Un Smalleye se entierra en la arena, una de las primeras observaciones de que el pez se detiene a descansar.

Derecha: Abajo:

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza considera que no se disponene de suficientes datos de las rayas smalleye.

fotografías de Andrea Marshall

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza considera que no se disponene de suficientes datos de las rayas marinas más grandes del mundo, y Marshall cree que probablemente estén en peligro crítico.

Su objetivo es reunir suficiente información para que la UICN pueda evaluar adecuadamente la especie, lo que permitiría mejorar su protección. Cuando una especie tiene un número tan reducido de individuos, se ve aún más afectada por amenazas como la contaminación del agua, la sobrepesca y los efectos del cambio climático.

"Vamos contrarreloj", dice, "para aprender más y conseguir que se preste más atención a esta increíble especie de la que la mayoría de la gente ni siquiera es consciente de su existencia".

 

Llevan a cabo el primer estudio de la raya marina más grande documentada
Esta Megatrygon microps es la raya marina más grande documentada. Debido a su naturaleza esquiva, los científicos tienen muy poca información sobre su ecología y su conducta. Las imágenes se filmaron en la costa de Mozambique, un popular lugar de buceo para quienes practican submarinismo recreativo. Los científicos han instado a todos los turistas que hayan grabado o fotografiado a esta especie a que manden sus imágenes para una recopilación de datos. Mediante la colaboración masiva, han sido capaces de elaborar el primer estudio sobre la raya miliobatoidea más grande del mundo. Identificando los patrones de manchas en la espalda, fueron capaces de rastrear patrones migratorios de una longitud sorprendente. Al parecer, recorren la distancia en línea recta más larga documentada en una raya de la Se desconoce su estado de conservación por falta de datos, pero los científicos tienen la hipótesis de que no son muy numerosas y esperan que este nuevo estudio ayude a proteger a la especie.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo

También podría gustarte

Animales
¿Por qué hasta ahora no habíamos podido escuchar el sonido de una raya?
Animales
¿Cuál muerde más fuerte, el tiburón martillo o el tiburón tigre?
Animales
¿Por qué están muriendo tantas ballenas grises en el Pacífico?
Animales
Las poblaciones de tiburones y rayas han disminuido un 70 por ciento en 50 años
Animales
¿Qué revelan a la ciencia los tiburones, cocodrilos y arañas más grandes del mundo?

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved