Nuestros 11 libros favoritos de 2017

Dos de los mayores amantes de los libros de National Geographic hablan de sus libros favoritos sobre ciencia, animales y maravillas en general de este último año.miércoles, 20 de diciembre de 2017

Simon Worrall es quien suele entrevistar a los autores de libros sobre ciencia, animales, aventuras, historia y maravillas del mundo en general, entrevistas que luego aparecen en National Geographic. Como editora y directora editorial de National Geographic Books, Lisa Thomas trabaja directamente con los autores para crear ese tipo de libros. Worrall y Thomas se han reunido para hablar de sus libros favoritos del año.

Simon Worrall: Lisa, ¿qué libros te han gustado este año?

Lisa Thomas: Nuestro libro del año es The Photo Ark de Joel Sartore. Joel lleva muchos años intentando fotografiar a cada animal en cautividad en el mundo. Ya ha fotografiado a casi la mitad y ha creado un conjunto de obras extraordinarias. Lo genial es que hicimos algunas comparaciones preciosas entre especies. Sus relatos sobre cómo fotografiar a los animales y los problemas a los que se enfrenta son muy persuasivos. ¡Es un libro maravilloso! ¿Cuál es el tuyo?

Relacionado: Photo Ark, el arte de Joel Sartore

SW: Yo empezaría con un libro llamado Cannibalism: A Perfectly Natural History, de Bill Schutt, a quien entrevisté en febrero. Hay algo muy perturbador y atractivo a la vez sobre la idea de comerse a otras personas. Es el tabú humano definitivo. ¿Lo harías o no? Pero una de las cosas que aprendí es que en el mundo animal el canibalismo es muy habitual. Además, no todas las culturas comparten este tabú. En la antigua China, por ejemplo, aparecían de forma regular partes del cuerpo humano en los menús imperiales, junto al cerdo agridulce o el pato con glaseado de miel. «Pásame el muslo humano, por favor».

LT: [Se ríe] Cuando hablas de la línea que separa lo que nos convierte en humanos de lo que no, me viene a la memoria un libro fantástico publicado la pasada primavera: Almost Human, de Lee Berger, la historia del hallazgo del Homo naledi en Sudáfrica. Cómo tratamos la muerte y qué hacemos con nuestros muertos es parte de lo que nos hace humanos. Lee Berger descubrió los esqueletos en una cueva donde, al parecer, se habían depositado los cuerpos de forma deliberada. Lo que considero fascinante es que solo es la punta del iceberg. No habíamos pensado en buscar dentro de cuevas. Buscábamos fondos de lagos secos y otros lugares como esos. Ha abierto las puertas a un mundo totalmente nuevo de lugares que explorar para entender nuestros orígenes.

Relacionado: Descubiertos nuevos fósiles del Homo naledi, el misterioso antepasado humano

SW: Mi segunda elección es un libro llamado The Amazing Story of the Man Who Cycled from India to Europe For Love, del que hablamos en abril. Es una historia de amor maravillosa sobre un hombre llamado Pradyumna Kumar «PK» Mahanandia, que nació como intocable en una aldea remota del este de la India, una zona que inspiró parte de la obra de Rudyard Kipling, El libro de la selva.

Como intocable, no tenía esperanzas de huir de una vida de pobreza y discriminación. Pero era un artista con talento y consiguió una beca para ir a la escuela de arte en Delhi. Para llegar a fin de mes mientras iba a la escuela, hacía dibujos de los turistas en la plaza pública principal.

Un día vio a una hermosa mujer sueca que le estaba mirando. Ella le pidió que la retratara y volvió al día siguiente para un segundo retrato. Se enamoraron y ella resultó ser una condesa sueca que estaba recorriendo el sendero hippie. Cuando ella volvió a casa, se comunicaron por carta, pero él se dio cuenta de que si quería que pasara algo, tendría que ir desde la India a Suecia para pedirle matrimonio. Mahanandia fue en bici, caminó e hizo autoestop por Asia y Europa para llegar hasta ella. Se casaron y el libro se convertirá en una película.

Noticia completa: Este hombre viajó de la India a Suecia en bicicleta por amor

LT: ¡Una historia maravillosa! La idea de alguien que va hasta los confines de la tierra para realizar su pasión se hace eco en un libro que publicamos este año, Shark de Brian Skerry. Brian es un fotógrafo subacuático increíble que ha hecho cuatro historias de portada para la revista National Geographic sobre diferentes especies de tiburones.

El libro está lleno de historias sobre el número creciente de tiburones blancos que se acumulan en la costa de Nueva Inglaterra y explora las razones de esta reunión. Lo asombroso es que ha fotografiado conductas que nadie ha visto nunca, como un tiburón alimentándose en aguas de 3 metros de profundidad, cerca de una playa turística. Nadie pensaba que los tiburones blancos se alimentasen en aguas tan poco profundas. También ha sacado fotografías aéreas increíbles en las que se puede ver una playa y un montón de focas concentradas a lo largo de la orilla, así como la silueta inconfundible de un gran tiburón blanco.

SW: Mi número tres es un libro del que hablé en abril, The Stranger in the Woods, de Michael Finkel. Esta fue un relato humano extraordinario, desequilibrado y extraño sobre un hombre llamado Christopher Knight, que desapareció de su casa de Massachusetts en 1986, condujo hasta Maine y se adentró en el bosque, donde empezó a vivir en una tienda entre una maleza impenetrable.

Curiosamente, solo estaba a unos 5 kilómetros del 7-Eleven más cercano. Pero vivía en un bosque muy denso y espinoso. Puso su tienda en un pequeño claro y vivió allí durante tres décadas. Sobrevivía robando en cabañas vacacionales en un lago cercano.

Planteó preguntas interesantes. ¿Por qué se convierte alguien en ermitaño? ¿Era simplemente una persona solitaria y antisocial? Quizá tenga algo que enseñarnos. Lo más genial es que descubrió un nuevo uso para su revista favorita, National Geographic.

LT: [Se ríe] ¿Cuál?

SW: Se las llevaba de las cabañas, ataba varios montones, cavaba un agujero y las apilaba en la tierra para crear un suelo perfecto para su tienda.

Te puede interesar: Así es Wild Roots, una comunidad primitiva en Carolina del Norte al más puro estilo “Into the Wild”

LT: ¡Menudo genio! [Se ríe] Mi historia de supervivencia favorita de 2017 fue The Lost City of the Monkey God, de Douglas Preston. Eso fue absolutamente extraordinario. Uno piensa que en la era moderna no existe una ciudad perdida, que si encuentras una será fácil acceder a ella. Me encantó la forma en la que Preston narró esta historia. El descubrimiento de la Ciudad Blanca y cómo la tecnología —las imágenes por satélite— ayudó a identificarla y señaló el punto donde podría encontrarse. Después, la ironía de ver las ruinas en un mapa y el increíble desafío de llegar hasta ese lugar. Las serpientes no eran lo único espeluznante, sino también la jungla y las enfermedades contra las que tenían que luchar. Fue una aventura de capa y espada, una lectura apasionante.

SW: El siguiente es Breve historia de todos los que han vivido, de Adam Rutherford, un genetista británico. Se trata de una historia maravillosa sobre los genes y lo que nos hace humanos. La prensa sensacionalista adora las historias del llamado gen guerrero, el gen del Alzhéimer, un gen que nos convierta en deportistas de clase mundial o que haga que nos enamoremos de alguien con el mismo coeficiente intelectual. Rugherford demuestra por qué estas ideas son tonterías. Ante todo, explica cómo la paleogenética, la capacidad de analizar muestras de ADN de seres que llevan mucho tiempo muertos, ha revolucionado nuestro conocimiento de la especie humana.

Hay varias lecciones importantes que sacar de este libro. La más importante es que somos una familia. Por ejemplo, la diferencia entre una persona etíope negra y una sudafricana negra es mucho mayor que la que hay entre esas dos personas y una persona blanca de, digamos, Alabama.

También le hice una pregunta sobre uno de esos tiradores asesinos, Adam Lanza, que en 2014 disparó y mató a muchos niños en Connecticut. Entonces circulaba un artículo que decía que probablemente se podía encontrar el mal en sus genes. Rutherford dijo que eso no tiene nada que ver con los genes. El único denominador común de todos estos tiroteos masivos no son los genes, sino el acceso a las armas.

Sobre paleogenética: Un grupo de genetistas planea resucitar al mamut lanudo en unos tres años

LT: Has mencionado un campo científico emergente. Precisamente hemos publicado un libro fascinante este otoño, The Psychobiotic Revolution Consiste en el estudio de la conexión entre los microbios de tu intestino y tu cerebro. No tenía ni idea de que el 90 por ciento de la serotonina se encuentra en la parte inferior del intestino. El libro es de John Cryan y Ted Dinan, dos investigadores irlandeses que acuñaron el término «psicobiótico».

Cryan y Dinan cuentan la historia de una pequeña ciudad de Canadá en la que el agua contenía bacterias, y todos sus habitantes enfermaron. La gente se recuperó, pero unos ocho años después, hubo un pico de suicidios. Descubrieron una correlación entre la infección bacteriana que afectó a todos y este alto nivel de suicidios. Entender qué vincula nuestro microbioma a nuestros cerebros puede servir para contrarrestar la ansiedad y la depresión, y tiene implicaciones importantísimas para entender qué tenemos dentro y cómo afecta a nuestro estado de ánimo. Aún acabamos de empezar a comprenderlo.

SW: Mi próximo libro es de un zoólogo británico, John Bradshaw, The Animals Among Us. Bradshaw es zoólogo, pero no estudia a animales salvajes, sino a las mascotas y a su importancia en nuestras vidas. Hace 20 años, cuando empezó a hacer esto, sus compañeros zoólogos lo veían como una forma de estudio inferior. Así que Bradshaw y otros científicos fundaron una sociedad y acuñaron el término «antrozoología» en referencia a la idea de interacciones entre humanos y mascotas. Nos recuerda que tenemos mascotas no solo por el hecho de ser monas y dar mimos, sino también porque es una relación enriquecedora.

También echó por tierra algunos mitos. Por ejemplo, está convirtiéndose en una moda otorgar medallas a perros militares por haberse comportado como héroes. Pero él se enfrenta a la idea de que un perro pueda ser un héroe, porque para ser un héroe necesitas tener un concepto de qué es un héroe, no solo que actúes según tu instinto. También formuló un muy buen argumento: que tener un animal en casa es muy importante, especialmente en el caso de los niños, en un mundo que se está reduciendo a las pantallas de los smartphones.

Sigue leyendo: Por qué los perros comen heces y otros comportamientos extraños de las mascotas

SW: Mi último libro es una historia de supervivencia increíblemente irresistible: Alone, de Brett Archibald. Trata de un empresario sudafricano que se cayó de un barco en Indonesia. Tenía unos cuarenta años y estaba en un tour de surf con sus amigos en la costa de Sumatra, en las islas Mentawai. El barco se retrasó, tenían hambre, así que pidieron una dudosa pizza calzone para llevar. Cuando la abrieron en cubierta, olía fatal. Brett comió un trozo pequeño y a la una de la mañana se despertó y empezó a vomitar por todas partes. Salió a cubierta para respirar aire fresco, pero no podía parar de vomitar. «Si vomito otra vez», pensó, «voy a desmayarme». Y de repente, se desmayó. Lo siguiente que recuerda es estar en el agua; las luces del barco habían desaparecido.

Te puede interesar: José Salvador Alvarenga y otros náufragos famosos

LT: [Suspira]

SW: Era más de medianoche y se quedó en el agua durante más de 28 horas, mucho más de lo que la ciencia creía posible. Esta es la historia de esas horas y de cómo luchó contra el agotamiento, la deshidratación y los ataques de medusas venenosas, gaviotas e incluso un tiburón. Tuvo alucinaciones y conversaciones de desesperación con Dios. Sobrevivió, pero la experiencia le cambió por completo. Es una historia impresionante.

LT: Hay un montón de libros maravillosos que leer el año que viene.

Seguir leyendo