El Año Nuevo Lunar da comienzo a la mayor migración anual del mundo

El festival, celebrado por miles de millones de personas, también recibe el nombre de Año Nuevo Chino o Festival de Primavera y se caracteriza por temas como la reunión y la esperanza.

Thursday, January 16, 2020,
Por Erin Blakemore
Artistas folclóricos chinos
Los artistas folclóricos chinos hacen la danza del león en la feria de un templo para celebrar el Año Nuevo Lunar el 22 de enero de 2012 en Pekín, China.
Fotografía de Feng Li, Getty

Se celebra en todo el mundo y da comienzo a la mayor migración anual del mundo. Aunque en Occidente algunos lo denominan Año Nuevo Chino, no se celebra exclusivamente en China. El Año Nuevo Lunar es una época de reuniones familiares, de comida y de celebraciones muy ruidosas.

La China moderna usa el calendario gregoriano, como la mayor parte del mundo. Sin embargo, sus festividades están regidas por el calendario lunisolar tradicional, que podría haberse usado desde el siglo XXI a.C. Tras la fundación de la República de China, se adoptó oficialmente el calendario gregoriano en 1912 y los líderes rebautizaron la celebración del Año Nuevo Lunar como Festival de Primavera, el nombre con el que se conoce esta festividad en la China moderna.

Como su nombre indica, la fecha del Año Nuevo Lunar depende de las fases lunares y varía de un año al siguiente. Hoy en día, el Festival de Primavera se celebra en China y Hong Kong; el Año Nuevo Lunar se celebra en Corea del Sur, el Tíbet, Vietnam, Singapur, Indonesia, Malasia y lugares con grandes poblaciones chinas. Aunque la festividad varía según el país, se caracteriza principalmente por temas de reunión y esperanza.

Para el pueblo chino, el Festival de Primavera dura 40 días y tiene varios festivales secundarios y rituales. El Año Nuevo es una fiesta nacional que dura siete días y las familias chinas suelen celebrar una gran cena de reunión la víspera de Año Nuevo. Se considera la comida más importante del año y, por tradición, se celebra en la casa del miembro más anciano de la familia.

La festividad se está modernizando, pero aún se mantienen tradiciones milenarias en China y otros países. En China, la costumbre es encender petardos, que según la leyenda ahuyentan al temible monstruo Nian. (Sin embargo, la tradición ha descendido en los últimos años por las restricciones de contaminación atmosférica, que han afectado mucho a la industria de los fuegos artificiales.) El color rojo, símbolo de prosperidad, se emplea en la ropa y las decoraciones y la gente intercambia hongbao, sobres rojos llenos de dinero de la suerte. En Corea se prepara sopa de pastel de arroz y se honra a los ancestros durante el Seollal. Durante el Tet, el Año Nuevo Lunar vietnamita, las flores ocupan un papel importante en las celebraciones.

El Año Nuevo Lunar también ha dado pie a una forma de viaje: durante chunyun, o migración primaveral, cientos de millones de personas vuelven a su localidad de origen en China para reunirse con sus familias y celebrar el Año Nuevo. Este año, según escribe Kang Jia en China Daily, en torno a 3000 millones de viajeros se desplazarán durante el periodo de 40 días. El chunyun, conocida como la mayor migración humana del mundo, atasca los ya concurridos trenes, aeropuertos y carreteras. Con todo, para muchos la molestia vale la pena para celebrar esta ocasión con amigos y familiares.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo