¿Por qué llevan décadas pidiendo que 'El color púrpura' deje de leerse en los colegios de EE. UU.?

Cuatro décadas después de su publicación, el imperecedero clásico de Alice Walker sigue en primera línea de la batalla sobre lo que está disponible en las estanterías de las bibliotecas.

Por Erin Blakemore
Publicado 23 ago 2023, 13:30 CEST
Alice Walker lee un fragmento de su novela El color púrpura

Alice Walker lee un fragmento de su novela El color púrpura, ganadora del Premio Pulitzer y del National Book Award. Desde que se publicó por primera vez en 1982, el libro, aclamado por la crítica, ha sido blanco de movimientos que presionan para censurar su temática.

Fotografía de Johnny Crawford, Atlanta Journal-Constitution, AP

Cuando El color púrpura de Alice Walker llegó a las librerías en 1982, dejó boquiabiertos a los críticos, se convirtió en un súper ventas en Estados Unidos y se ganó el cariño de los lectores que encontraron dolor e inspiración en sus páginas.

Pero en los años transcurridos desde su publicación, la aclamada novela se ha hecho famosa por otra razón: es uno de los libros más cuestionados de Estados Unidos, pues ha recibido críticas dirigidas a sus representaciones de la raza y el sexo, su retrato del abuso y la agonía, e incluso su ortografía y estilo.

A continuación te explicamos cómo El color púrpura se convirtió en uno de los libros más prohibidos y por qué sigue suscitando controversias en la actualidad.

(Relacionado: Cómo y por qué se prohibían libros en Estados Unidos)

"Una experiencia espiritual"

Walker (Eatonton, Georgia; 1944) creció en la Georgia de la época de Jim Crow, en las peores décadas de la segregación racial en Estados Unidos, y describió la escritura del libro como una "experiencia espiritual" inspirada por la fuerza y el coraje de las mujeres negras del Sur a las que convirtió en heroínas. La epopeya epistolar sigue 40 años de la vida de sus protagonistas, Celie, Shug y Nettie, que sobreviven al incesto, a la violencia machista y al racismo de principios del siglo XX, mientras se forjan una vida feliz, independiente y digna.

Cuando salió a la venta en 1982, el libro atrajo de inmediato la atención de la crítica y del público lector, que lo elogió por su descripción tanto de la brutalidad y el dolor del racismo y la violencia sexual como de la celebración de la mujer negra.

Fue aclamado por la crítica, ganando tanto el Premio Pulitzer como el National Book Award de 1983, e inspiró una popular película homónima de 1985 dirigida por Stephen Spielberg y protagonizada por Whoopi Goldberg y Oprah Winfrey.

Pero algo más acompañó a la novela a medida que crecía su fama: la controversia. Aunque los educadores reconocieron el potencial del libro como herramienta didáctica, algunos padres y miembros de la comunidad se opusieron a su presencia en los programas escolares y las bibliotecas.

El primer intento importante de prohibir el libro se produjo en 1984, cuando un padre presentó una petición contra su uso en un aula de Oakland, California. En un ensayo de 1985, Walker recordaba haber leído frecuentes actualizaciones sobre "cómo iba la prohibición" y haber visto cómo se disparaban las ventas del libro.

"Sentí que había escrito el libro como un regalo para la gente. A todos ellos", escribió Walker. "Si lo querían, que lucharan para conservarlo, como yo tuve que luchar para entregarlo".

Y lucharon. Aunque las escuelas de Oakland decidieron finalmente no retirar el libro de las aulas, desde su publicación ha sido objeto de continuos cuestionamientos en todo Estados Unidos, y ha figurado repetidamente en la lista de libros más controvertidos de la Asociación Americana de Bibliotecas.

(Relacionado: A la caza del libro verde, antiguo y venenoso)

Por qué los padres cuestionan el libro

Los intentos de prohibir El color púrpura suelen cuestionar el uso de argot y blasfemias por parte de Walker, el retrato que hace el libro de hombres negros brutales, un encuentro entre personas del mismo sexo entre los dos personajes principales y la representación de la violencia sexual en sus primeras páginas.

"Uno puede comer en una cafetería o en un contenedor de basura... pero uno esperaría que quienes están a cargo de nuestros hijos hubieran ejercido una mejor supervisión", escribió un padre en un característico desafío de 2013 en el condado de Brunswick, Carolina del Norte (el libro ha sobrevivido a múltiples intentos de prohibición en el distrito escolar del condado de Brunswick).

Pero las mismas páginas que provocan la ira de algunos han inspirado a otros.

Oprah Winfrey, que sufrió abusos sexuales de niña, recordó más tarde que leyó la primera página de El color púrpura y pensó "Oh Dios, no estoy sola". Después de coprotagonizar la primera adaptación cinematográfica de la película, Winfrey empezó a hablar de sus propias experiencias en su programa de entrevistas.

Los historiadores de la televisión atribuyen ahora a las revelaciones inspiradas por el libro de Walker el mérito de haber ayudado a Winfrey a desarrollar su formato de entrevista confesional.

(Relacionado: El grito de guerra de Sojourner Truth todavía resuena 170 años después)

Intentos recientes de prohibir la novela

Los esfuerzos por prohibir El color púrpura han continuado durante una reciente oleada de intentos de prohibición de libros.

En 2022, la Asociación Estadounidense de Bibliotecas documentó más de 1200 intentos de prohibir o restringir el material bibliotecario (el doble que el año anterior), la mayoría de los cuales pretendían retirar varios títulos de las estanterías.

Entre ellos se encontraba El color púrpura, que fue retirado de las estanterías de la biblioteca del distrito escolar del condado de Indian, en Florida, a petición de un grupo de padres que se oponía a que 156 de los libros estuvieran en las estanterías de la escuela, alegando que los libros contenían de todo, desde pornografía hasta teoría crítica de la raza. Aunque el consejo escolar del distrito se negó a prohibir El color púrpura, retiró cinco de los otros libros de la lista y aprobó un permiso que permitía a los padres restringir el uso de los libros de la biblioteca escolar por parte de sus hijos.

Con la noticia de la próxima adaptación cinematográfica del aclamado musical basado en el libro, El color púrpura está a punto de recuperar el centro de atención mediático en Estados Unidos. Sólo el tiempo dirá si la película provocará más desafíos, pero por ahora, el legado de un libro que un crítico de 1982 calificó de "indeleblemente conmovedor" está asegurado.

Hasta la fecha, el libro ha vendido más de 5 millones de ejemplares, una cifra que seguramente aumentará a medida que una nueva generación conozca a sus heroínas.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2024 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved