Nieve en el Parque Estatal Del Norte Redwoods de California

En busca de Paul Bunyan y la verdad detrás de la leyenda

Los primeros relatos sobre el leñador (y más tarde sobre su gran buey azul, Babe) fueron hilvanando rumores cada vez más ridículos. Pero hay mucho más en su historia.

Una rara capa de nieve cubre el Parque Estatal Del Norte Redwoods de California, uno de las docenas de lugares de Oregón a Maine donde las historias y estatuas de Paul Bunyan, figura legendaria del folclore estadounidense, celebran las industrias maderera y maderera.

Fotografía de NG Photographer, Nat Geo Image Collection
Por Josh Keefe
Publicado 24 nov 2023, 11:52 CET

Paul Bunyan es un icono cultural anclado en las raíces de la historia contemporánea estadounidense, cuya leyenda se centra en la vida de los leñadores y la expansión hacia el oeste en los Estados Unidos. Y esto queda bien patente en ciertas regiones como Bangor, en Maine, donde un famoso certficado de nacimiento enmarcado de Paul Bunyan cuelga en la oficina del secretario municipal, anunciando una rocambolesca historia de leyendas y medias verdades (o directamente falacias).

Nacido el 18 de febrero de 1834 (el mismo día de la fundación de Bangor), el leñador ficticio y su gigante buey azul, Babe, han protagonizado libros, películas y trampas turísticas de carretera que han cautivado a los estadounidenses durante más de un siglo.

En cierto modo, Bunyan se ha convertido en sinónimo de las comunidades de Maine a  California que en su día impulsaron la industria maderera del país. Seguir la pista de la leyenda hasta pintorescos lagos y bosques centenarios ofrece a los viajeros la oportunidad de explorar la belleza de los últimos lugares salvajes de Estados Unidos. Esto es lo que hay que saber.

Los antiguos bosques de la isla de Monhegan y de la más pequeña isla de Manana, situadas a 16 km al sur del Maine continental, contribuyeron al nacimiento de la multimillonaria industria maderera del estado.

Fotografía de Amy Toensing, Nat Geo Image Collection

El nacimiento de una leyenda de la tala

La figura de Paul Bunyan representa esencialmente al estado de Maine y su economía maderera, afirma Jason Newton, autor de un libro de próxima publicación sobre la historia laboral de la explotación forestal: "Bunyan es una representación antropomorfizada de la industria".

La industria maderera estadounidense comenzó a principios del siglo XVII, después de que los británicos agotaran sus recursos madereros en la metrópoli. Buscando materia prima en sus colonias americanas, los ingleses empezaron a talar los altísimos pinos blancos de Maine para ayudar a construir barcos y mástiles para la Armada británica. Los primeros árboles talados se encontraban en la isla Monhegan de Maine, donde ahora los artistas plasman el paisaje costero con pintura y lienzos.

A mediados del siglo XIX, había cientos de aserraderos a orillas del río Penobscot, donde se asienta Bangor. Expertos forestales conducían los troncos cortados río abajo hasta los aserraderos, luchando y desmontando las montoneras que se formaban, a menudo con dinamita. Requería habilidad, equilibrio y un poco de valentía. Esta historia llevó a Maine a reivindicar al leñador más famoso del mundo y a erigir una estatua de Paul Bunyan de nueve metros de altura en el centro de Bangor, un lugar muy popular para hacerse fotos.

Para conocer mejor el legado maderero del estado, el Maine Forest and Logging Museum [Museo Forestal y Maderero de Maine], situado en las afueras de Bangor, ha reconstruido un aserradero de la década de 1790 en el que los visitantes pueden ver demostraciones de máquinas de vapor para transportar troncos y un molino de agua. Los viajeros también pueden visitar una Maine Boomhouse, donde los trabajadores reunían miles de troncos en "booms", o barreras, a menudo hechas de cadenas, que podían remolcarse a través de un lago hasta un río. En el lago Ambajejus, el Ambajejus Boomhouse muestra cómo se fabricaban y utilizaban estas barreras a través de un pequeño museo y artefactos del siglo XIX.

Esta imagen de 1900 muestra a un leñador encima de una pila de troncos en Wisconsin.

Fotografía de Kirn Vintage Stock, Getty Images

En busca del legado de Paul Bunyan

A pesar del "certificado de nacimiento" de Paul Bunyan y de los numerosos libros infantiles que sitúan su lugar de nacimiento en Maine, las pruebas sugieren que Bunyan fue inventado en algún momento después de que las operaciones madereras se trasladaran al oeste y comenzaran a talar casi todos los bosques antiguos de lugares como Michigan, Wisconsin y Minnesota, afirma Michael Edmonds, historiador y autor de Out of the Northwoods: The Many Lives of Paul Bunyan [Nacido en los Northwoods: las muchas vidas de Paul Bunyan].

Los primeros cuentos de Bunyan circulaban simultáneamente a medida que aumentaba el número de leñadores inexpertos en los Northwoods de Wisconsin. Los leñadores más veteranos contaban historias sobre un hombre llamado Paul Bunyan con el que habían trabajado una vez. Las historias se convirtieron en un concurso de improvisación cómica, en el que los leñadores más veteranos intentaban que los crédulos novatos se creyeran las historias más ridículas.

Los cuentos transformaron a Bunyan en un gigante leñador de dos metros y medio y 136 kilos que, junto con su buey azul, eran lo bastante grandes como para cruzar el Mississippi a grandes zancadas y lo bastante fuertes como para excavar el Gran Cañón como acequia de riego.

"Pensar que los leñadores semianalfabetos inventaban estas cosas sobre la marcha es maravilloso", dice Edmonds.

Aunque algunas historias de Bunyan comparten similitudes con otras historias populares regionales, las primeras menciones conocidas del personaje de Paul Bunyan se remontan a Wisconsin. Concretamente, "en el invierno de 1885 a 1886, en un campamento al norte de Rhinelander", afirma Edmonds.

A principios del siglo XX, Bunyan llegó a un público más amplio cuando la Red River Lumber Company de Minnesota lo utilizó a él y a "Babe", el buey azul gigante de Bunyan, en anuncios a partir de 1914.

La estatua animada parlante de Paul Bunyan más grande del mundo se alza en Paul Bunyan Land, en Brainerd (Minnesota). Esculturas kitsch del héroe popular salpican EE.UU. desde Maine a Oregón.

Fotografía de TODD HEISLER, The New York Times, Redux

El culto turístico a Paul Bunyan y Babe

Con el tiempo, Minnesota erigió estatuas de Bunyan en las ciudades de Bemidji, Akeley y Brainerd, entre los lagos y bosques del norte del estado. Los visitantes pueden contemplar lo mejor de la región en la Paul Bunyan State Trail, de 185 kilómetros de longitud, la vía férrea pavimentada más larga del país. El sendero conecta dos parques estatales de Minnesota, con docenas de yacimientos madereros y de historia indígena a lo largo de la ruta. Los viajeros también pueden "explorar la tradición" a través de la Paul Bunyan Scenic Byway, de 87 kilómetros, que cuenta con 13 quioscos interpretativos con historias escritas en la voz del legendario leñador.

En Eau Claire, Wisconsin, las estatuas de Paul y Babe reciben a los visitantes en el Museo de la Madera de Wisconsin.

El museo muestra la vida cotidiana en un campamento maderero de Wisconsin, incluidas las herramientas utilizadas, la comida ingerida y la sala de literas donde probablemente se compartían las historias de Bunyan. En una zona de juegos, los niños chillan al ver una de las botas gigantes de Bunyan atravesando el techo.

El museo también documenta la destrucción causada por "La Gran Tala", que taló casi todos los bosques antiguos del Medio Oeste en la segunda mitad del siglo XIX. La tala fue tan completa que provocó grandes incendios, como el de Peshtigo, en 1871, en el noroeste de Wisconsin, que mató a 1200 personas.

Sólo algunas pequeñas parcelas sobrevivieron a la tala, como los pinos catedral de Wisconsin, de 16 hectáreas, y los pinos blancos y rojos de Minnesota, de 300 a 400 años, en los 40 Perdidos. Ambos lugares están ahora protegidos y permiten vislumbrar la majestuosidad de los bosques antiguos que destruyeron los leñadores que probablemente inventaron a Bunyan.

Josh Keefe es un periodista independiente de Bangor, Maine. Síguelo en Twitter.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

loading

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2024 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved