¿Quién fue Martin Luther King?

Icono de la lucha por los derechos civiles en Estados Unidos, el Dr. King luchó por la justicia social a través de la protesta pacífica y dio algunos de los discursos más legendarios del siglo XX.

El reverendo Martin Luther King Jr.

El reverendo Martin Luther King Jr. da su discurso "Tengo un sueño" en las escaleras del monumento a Lincoln el 28 de agosto de 1963. El 18 de enero es el día de Martin Luther King Jr. en los Estados Unidos, un festivo federal que celebra el cumpleaños del Dr. King.

Fotografía de James P. Blair, Nat Geo Image Collection

Martin Luther King, Jr. fue una leyenda de los derechos civiles. A mediados de la década de 1950, el Dr. King lideró el movimiento para acabar con la segregación racial y contrarrestar los prejuicios en Estados Unidos por medio de la protesta pacífica. Sus discursos, algunos de los más emblemáticos del siglo XX, tuvieron un profundo efecto en la conciencia nacional de Estados Unidos. Gracias a su liderazgo, el movimiento por los derechos civiles abrió las puertas de la educación y el empleo que durante mucho tiempo habían estado cerradas para la población negra de Estados Unidos.

En 1983, el presidente Ronald Reagan firmó un proyecto de ley por el que se creaba un día festivo federal en honor al Dr. King por su compromiso con la igualdad de derechos y la justicia para todos. Celebrado por primera vez el 20 de enero de 1986, se llama Día de Martin Luther King Jr. En enero de 2000, el Día de Martin Luther King Jr. se celebró oficialmente en los 50 estados de Estados Unidos. Esto es lo que hay que saber sobre la extraordinaria vida del Dr. King.

Primeros años de vida

Aunque el nombre del Dr. King es conocido en todo el mundo, muchos no saben que nació como Michael King, Jr. en Atlanta, Georgia, el 15 de enero de 1929. Su padre, Michael King, era pastor de la Iglesia Bautista Ebenezer de Atlanta. Durante un viaje a Alemania, King, padre, quedó tan impresionado por la historia del líder de la Reforma Protestante, Martín Lutero, que no sólo cambió su propio nombre, sino también el de Michael, de 5 años.

Su brillantez se hizo notar pronto, ya que a los 15 años fue aceptado en el Morehouse College, una escuela históricamente negra de Atlanta. En el verano anterior a su último año de universidad, el Dr. King sabía que estaba destinado a continuar con la profesión familiar del trabajo pastoral y decidió entrar en el ministerio. Se licenció en Morehouse a los 19 años, y luego se matriculó en el Seminario Teológico Crozer de Chester (Pensilvania), donde se licenció en Divinidad en 1951. Se doctoró en teología sistemática en la Universidad de Boston en 1955.

El Dr. King se casó con Coretta Scott el 18 de junio de 1953, en el jardín de la casa de sus padres en su ciudad natal de Heiberger, Alabama. Fueron padres de cuatro hijos: Yolanda King (1955-2007), Martin Luther King III (nacido en 1957), Dexter Scott King (nacido en 1961) y Bernice King (nacida en 1963).

Cómo se convirtió en líder de los derechos civiles

En 1954, cuando tenía 25 años, el Dr. King se convirtió en pastor de la Iglesia Bautista de la Avenida Dexter en Montgomery, Alabama. En marzo de 1955, Claudette Colvin -una alumna negra de 15 años de Montgomery- se negó a ceder su asiento en el autobús a un hombre blanco, lo que suponía una violación de las leyes Jim Crow, leyes locales del sur de Estados Unidos que imponían la segregación racial. El Dr. King formó parte del comité de la comunidad afroamericana de Birmingham que investigó el caso. La sección local de la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP) consideró brevemente la posibilidad de utilizar el caso de Colvin para desafiar las leyes de segregación, pero decidió que, al ser tan joven -y haberse quedado embarazada-, su caso atraería demasiada atención negativa.

Nueve meses después, el 1 de diciembre de 1955, se produjo un incidente similar cuando una costurera llamada Rosa Parks fue detenida por negarse a ceder su asiento en un autobús urbano. Los dos incidentes condujeron al boicot a los autobuses de Montgomery, instado y planificado por el presidente de la sección de Alabama de la NAACP, E.D. Nixon, y dirigido por el Dr. King. El boicot duró 385 días.

El papel prominente y abierto del Dr. King en el boicot provocó numerosas amenazas contra su vida, y su casa fue atacada con explosivos. Fue detenido durante la campaña, que concluyó con la sentencia del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos en el caso Browder contra Gayle (en el que Colvin era demandante) que puso fin a la segregación racial en todos los autobuses públicos de Montgomery. El papel del Dr. King en el boicot a los autobuses lo convirtió en una figura nacional y en el portavoz más conocido del movimiento por los derechos civiles.

Lucha por el cambio mediante la protesta no violenta

Desde los primeros días del boicot de Montgomery, el Dr. King se había referido a menudo al Mahatma Gandhi de la India como "la luz que guía nuestra técnica de cambio social no violento".

En 1957, el Dr. King, Ralph Abernathy, Fred Shuttlesworth, Joseph Lowery y otros activistas de los derechos civiles fundaron la Conferencia de Liderazgo Cristiano del Sur para aprovechar el poder de organización de las iglesias negras para llevar a cabo protestas no violentas con el fin de lograr la reforma de los derechos civiles. El grupo formaba parte de lo que se denominaba "Los cinco grandes" de las organizaciones de derechos civiles, que incluían a la NAACP, la Liga Urbana Nacional, el Comité Coordinador Estudiantil No Violento y el Congreso por la Igualdad Racial.

Gracias a sus conexiones con los Cinco Grandes grupos de derechos civiles, al apoyo abrumador de la América negra y al apoyo de destacados benefactores individuales, la habilidad y la eficacia del Dr. King crecieron exponencialmente. Organizó y dirigió marchas por el derecho al voto de los negros, la desegregación, los derechos laborales y otros derechos civiles básicos.

El 28 de agosto de 1963, la Marcha sobre Washington por el Empleo y la Libertad se convirtió en la cúspide de la influencia nacional e internacional del Dr. King. Ante una multitud de 250.000 personas, pronunció el legendario discurso "Tengo un sueño" en las escaleras del Lincoln Memorial. Ese discurso, junto con muchos otros que pronunció el Dr. King, ha tenido una influencia duradera en la retórica mundial.

En 1964, King recibió el Premio Nobel de la Paz por su activismo en pro de los derechos civiles y la justicia social. La mayoría de los derechos por los que el Dr. King organizó protestas se convirtieron en leyes con la aprobación de la Ley de Derechos Civiles de 1964 y la Ley de Derecho al Voto de 1965.

Justicia económica y la guerra de Vietnam

La oposición del Dr. King a la guerra de Vietnam se convirtió en una parte importante de su imagen pública. El 4 de abril de 1967 -exactamente un año antes de su muerte- pronunció un discurso titulado "Más allá de Vietnam" en la ciudad de Nueva York, en el que propuso el cese de los bombardeos en Vietnam. El Dr. King también sugirió que Estados Unidos declarara una tregua con el objetivo de lograr conversaciones de paz, y que fijara una fecha de retirada.

En última instancia, el Dr. King se vio impulsado a centrarse en la justicia social y económica en Estados Unidos. Había viajado a Memphis, Tennessee, a principios de abril de 1968 para ayudar a organizar una huelga de trabajadores sanitarios, y en la noche del 3 de abril pronunció el legendario discurso "He estado en la cima de la montaña", en el que comparó la huelga con la larga lucha por la libertad humana y la batalla por la justicia económica, utilizando la parábola del buen samaritano del Nuevo Testamento para subrayar la necesidad de que la gente se involucre.

Asesinato

Pero el Dr. King no viviría para hacer realidad esa visión. Al día siguiente, el 4 de abril de 1968, el Dr. King fue asesinado a tiros en el balcón del Motel Lorraine de Memphis por James Earl Ray, un delincuente de poca monta que había escapado el año anterior de una prisión de máxima seguridad. Ray fue acusado y condenado por el asesinato y sentenciado a 99 años de prisión el 10 de marzo de 1969. Después de tres días de cárcel, Ray afirmó que no era culpable y que le habían tendido una trampa. Pasó el resto de su vida luchando sin éxito por un juicio, a pesar del apoyo final de algunos miembros de la familia King y del reverendo Jesse Jackson.

Los días de Martin Luther King y Robert E. Lee

Para la mayoría de los habitantes de Estados Unidos, el lunes 16 de enero es el día festivo conocido como el Día de Martin Luther King (a menudo abreviado como Día de MLK). Pero si vives en Arkansas, Alabama o Mississippi, entonces es el Día de Martin Luther King y Robert E. Lee.

Lee fue un general de la Guerra Civil para la Confederación, un grupo de estados que se separó de Estados Unidos para formar un gobierno en el que, como decía el artículo IV de su constitución, "la institución de la esclavitud de los negros, tal como existe ahora en los Estados Confederados, será reconocida y protegida".

Feliz cumpleaños

Casi inmediatamente después del asesinato de King en 1968, activistas y legisladores empezaron a impulsar un día festivo para conmemorar su cumpleaños el 15 de enero, una lucha que se prolongaría durante 15 años.

"Lo importante es recordar que la reputación [de King], en general, en el país, ha cambiado", dice Lois Horton, profesora emérita de historia en la Universidad George Mason. "El FBI había llevado a cabo una gran campaña para desprestigiarlo y desacreditar todo lo que hacía durante toda su carrera".

El senador Jesse Helms, de Carolina del Norte, hizo campaña contra la proclamación del día festivo, argumentando que King era un simpatizante comunista y un marido infiel. Pero personalidades como la esposa de King, Coretta Scott King, y el músico Stevie Wonder -que expresó su apoyo en su canción "Happy Birthday"- siguieron presionando para que se le reconociera.

El Congreso aprobó finalmente un proyecto de ley en 1983, y el primer Día Federal de MLK se celebró el tercer lunes de enero de 1986. La mayoría de los estados adoptaron la festividad en pocos años, pero otros se resistieron. Arizona no reconoció el día hasta 1992, después de perder millones de dólares cuando la Super Bowl de la Liga Nacional de Fútbol Americano boicoteó el estado en señal de protesta. El último estado en adoptar la festividad fue New Hampshire en 1999, según The King Center.

Aunque todos los estados acabaron reconociendo el día, algunos lo hicieron de forma irónica.

Día de Lee-Jackson-King

En los estados del sur que se resistieron durante mucho tiempo a la integración, King "fue visto como un enemigo de las cosas en las que creían", dice Horton. "Fue difícil que luego cambiaran para verlo como alguien que debía ser celebrado".

Así, en lugar de adoptar un Día de MLK por separado, Arkansas, Alabama y Mississippi lo empaquetaron con una festividad que ya celebraban: el aniversario del cumpleaños de Robert E. Lee, el 19 de enero.

Virginia también lo hizo, aunque con un matiz. Como ya tenía una fiesta que conmemoraba conjuntamente a Lee y al general confederado Stonewall Jackson, Virginia celebró hasta el año 2000 un extraño híbrido llamado Día de Lee-Jackson-King. Y hasta ese año, el Día de MLK era una fiesta pagada opcional en Carolina del Sur, donde los empleados estatales tenían que elegir entre el Día de MLK u otras tres fiestas confederadas, según la Radio Pública de New Hampshire. 

Hoy en día, quienes se oponen a separar los días en los estados donde se celebran conjuntamente utilizan el lenguaje del movimiento de los derechos civiles para defenderse. El año pasado, un intento de separar el Día de MLK y el de Lee en Arkansas fue frustrado por los opositores que argumentaron, de forma ahistórica, que "por separado no es igual".

"Recuerdo que al principio, cuando empezaron a combinar [el Día de MLK y el de Lee], era en cierto modo una especie de insulto", dice Horton.

Es partidaria de separar los días "porque celebran fenómenos muy diferentes y, en algunos casos, posturas contradictorias, especialmente en toda la cuestión de la raza y los derechos civiles".

"Así que creo que confunde la cuestión el tenerlos juntos".

La agitación que provocó el asesinato del Dr. King llevó a muchos estadounidenses negros a preguntarse si ese sueño del que había hablado con tanta elocuencia había muerto con él. Pero, hoy en día, los jóvenes de todo el mundo siguen conociendo la vida y el legado del Dr. King, y su visión de la igualdad y la justicia para todos sigue resonando.

Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.

Seguir leyendo

También podría gustarte

Historia
Por qué Martin Luther King sigue siendo un referente de los derechos humanos
Historia
Radiografía de la comunidad china en España: como siempre, como nunca
Historia
2020 no es 1968: para entender las protestas actuales, hay que retroceder más
Historia
Breve historia del inicio de la lucha contra la segregación racial en EE. UU.
Historia
El asesinato de Medgar Evers impulsó el movimiento por los derechos civiles

Descubre Nat Geo

  • Animales
  • Medio ambiente
  • Historia
  • Ciencia
  • Viajes y aventuras
  • Fotografía
  • Espacio
  • Vídeo

Sobre nosotros

Suscripción

  • Revista NatGeo
  • Revista NatGeo Kids
  • Registrarse
  • Disney+

Síguenos

Copyright © 1996-2015 National Geographic Society. Copyright © 2015-2021 National Geographic Partners, LLC. All rights reserved