Los mejores viajes para el invierno 2017-2018

En esta lista encontrarás un destino para cada tipo de viajero.martes, 19 de diciembre de 2017

Para algunos viajeros, el destino perfecto para esta época es un paraíso invernal cubierto de nieve; otros prefieren huir de las temperaturas bajo cero. No importa cuál sea tu preferencia, estos destinos inspirados en nuestras Expeditions y Lodges tienen todo lo que estás buscando.

Japón

Imagina puertas torii de un color rojo intenso cubiertas de blanco, macacos de las nieves relajándose en las aguas termales de Nagano y tazas humeantes de té Ujicha. En Japón el invierno es de ensueño y los festivales aportan aún más magia. El Festival de la nieve de Sapporo cuenta con toboganes de nieve gigantes y más de 200 esculturas de nieve que se iluminan durante la noche. Pasea entre las cuevas de hielo con luces de colores en el Festival de Sounkyo Hyobaku (cascada de hielo). O entra en calor en el Festival de fuego de Nozawa Onsen antes de visitar el museo Shiraoi Ainu, donde las actuaciones de danza tradicional de los ainu imitan el grácil ritual de apareamiento de las grullas manchús de Hokkaido (Grus japonensis), en peligro de extinción. En el Festival del camino de nieve iluminado de Otaru, en el que hay un canal iluminado con farolillos, podrás dar un paseo romántico para despedirte de este bonito país.

Viaja con Nat Geo: Disfruta de los festivales de invierno y de los macacos de las nieves de Japón.

Sigue aprendiendo: Retrocede en el tiempo y recorre el mundo con estas fotografías vintage

Patagonia

Vale la pena hacer el largo viaje en avión para contemplar las vistas montañosas y de color azul pálido de la Patagonia. Gran parte de las instalaciones y los parques cierran durante los meses de verano del hemisferio norte, por lo que la mejor temporada para visitarla es entre noviembre y abril. Durante esta época, los días también son más cálidos y largos, por lo que tendrás más tiempo para ir de excursión. Empieza en Argentina, donde los túneles glaciares llevan a la  Podrás ver pumas, ñandúes, guanacos y armadillos en el parque nacional de Torres del Paine en Chile, famoso por sus altísimos picos de granito. Tras hacer el check-in en el Tierra Patagonia Hotel and Spa, elegante y sostenible, podrás apuntarte a actividades como montar a caballo o pescar con mosca, o relajarte con una copa bien merecida de Pinot Noir chileno.

Viaja con Nat Geo: Disfruta de una excursión de aventura a través de la Patagonia.

Tanzania

Un clima cálido y una geografía diversa, playas de arena blanca, el monte Kilimanjaro, el Serengueti y el segundo lago más profundo del mundo: todo ello convierte a Tanzania en un lugar perfecto para hacer una escapada invernal. Sobrevuela en globo el parque nacional del Serengueti para presenciar la migración de miles de ñus y cebras. Los avestruces y las carracas lilas son solo dos de las más de 1.000 especies de aves de Tanzania, que se pueden ver mejor en invierno, cuando las aves del norte migran y las aves locales exhiben su plumaje al completo. Los destinos de safari como el cráter del Ngorongoro y la garganta de Olduvai ofrecen oportunidades para ver hipopótamos, leones, jirafas, flamencos, rinocerontes, guepardos, chimpancés y kudús, al mismo tiempo que aprendes sobre paleontología y sobre la cultura nativa de los masái.

Viaja con Nat Geo: Presencia la migración de los ñus en Tanzania.

Más ideas de viajes: Cinco aventuras dignas de «Juego de Tronos»

Viena

Los mercados navideños llevan siglos convirtiendo el centro de Viena en un lugar aún más acogedor. Visita el clásico Christkindlmarkt del ayuntamiento durante la semana para evitar las largas colas en los puestos de glühwein y en la pista de hielo, u opta por mercados locales más pequeños. El Art Advent de Karlsplatz es una visita obligada para las familias, ya que tiene un zoo de mascotas, puestos de artesanía y aperitivos orgánicos. En el mercado de Spittelberg, los artesanos venden cerámica, móviles y velas de cera de abeja en las encantadoras calles adoquinadas. Y los puestos del mercadillo de Freyung ofrecen queso austriaco alpino y vino orgánico. ¿No puedes escaparte durante las fiestas? Entonces planea tu visita después de año nuevo, cuando podrás asistir al Baile de la Ópera de Viena, una tradición austriaca que se remonta a principios del siglo XIX. Viena no solo es un destino de invierno, también es uno de nuestros destinos recomendados para el 2018.

Viaja con Nat Geo: Disfruta de los mercados navideños de toda Europa.

El Caribe

Muchas islas del Caribe, que suelen ser los mejores lugares donde disfrutar del calor durante el invierno, todavía están recuperándose de la destrucción que provocaron los huracanes de 2017. María e Irma devastaron Barbuda, Puerto Rico, Estados Unidos y las Islas Vírgenes británicas, la isla de San Martín y Dominica, y causaron daños en Turcas y Caicos, República Dominicana, Guadalupe, los cayos de Florida, San Bartolomé, Anguila, Cuba, las Bahamas y Haití, donde el huracán Matthew también había dejado cerca de 1.000 víctimas mortales el año anterior.

Aunque muchas islas podrían tardar años en recuperarse, otras han empezado a reabrir sus puertas al turismo. Entre ellas están Anguila, San Cristóbal y Nieves, San Bartolomé, Turcas y Caicos, Guadalupe, las Bahamas, Dominica, la República Dominicana, San Martín, Ile-a-Vache en Haití, y Cuba.

Algunas señales positivas de la recuperación: Dive BVI organiza excursiones de buceo en Spanish Town en las Islas Vírgenes británicas. El aeropuerto de San Martín volvió a abrir en octubre. Ya hay abastecimiento de agua en toda Anguila. Da Conch Shack, un popular bar en la playa en Turcas y Caicos, ha reabierto sus puertas en noviembre (con conciertos semanales incluidos). Y el Hibiscus Valley Inn en Marigot, Dominica, está abierto y acepta huéspedes a medida que los isleños siguen despejando las carreteras y los senderos a una velocidad impresionante.

Sigue leyendo: Los mejores destinos para los fans de Star Wars

Mientras los ríos canadienses se congelan para formar pistas de patinaje sobre hielo, el río más largo del sureste asiático, el Mekong, fluye alegremente junto a palmeras arqueadas y casas flotantes bañadas por el sol. El Mekong conecta seis países entre China y Vietnam y es el segundo en biodiversidad de peces tras el Amazonas. Además, alberga a los raros delfines del río Irawadi y a rayas gigantes de agua dulce que pueden llegar a pesar hasta 600 kilogramos. No te puedes perder Wat Hanchey en Camboya, una pagoda rosa con inscripciones en sánscrito en lo alto de una colina, ni el mercado flotante Cai Be, en Vietnam, donde los aldeanos venden cargamentos de cítricos frescos y plátanos maduros. Tan Chau es famoso por la seda hilada local, teñida de forma tradicional con el fruto aplastado del mac nua. Finalmente, haz una parada en Kampong Tralach, Camboya, para visitar las plantaciones de arroz y un monasterio budista.

Viaja con Nat Geo: Descubre los tesoros del Mekong.

Belice

El Belice de habla inglesa es el paraíso de cualquier buceador. Alberga el mayor arrecife de coral del hemisferio norte, el Gran Agujero Azul de 300 metros de ancho y una gran concentración de guacamayos macaos, más fáciles de avistar en invierno, cuando migran al este hacia Red Bank. Amanda Acosta, nativa de Belice, recomienda el Half Moon Caye, donde «no hay teléfonos, ordenadores ni Internet, lo que te da la oportunidad de reconectar, relajarte y disfrutar de los atardeceres». Aunque los campamentos de la isla están abiertos durante todo el año, desplazarte puede ser difícil. Acosta sugiere visitarla entre diciembre y abril, cuando los turoperadores ofrecen transporte e instalaciones. En la parte continental, hospédate en Belcampo, un albergue en la selva y una granja cerca de la fábrica de chocolate de Cotton Tree y las antiguas ruinas mayas de Lubaantun.

Viaja con Nat Geo: Disfruta de la naturaleza de Belice en una expedición o visita el Belcampo Lodge.

Te puede interesar: Los mejores regalos para viajeros con conciencia ecológica

La Antártida

Un pingüino juanito puede sumergirse hasta 450 veces al día en busca de comida. Pero con un solo crucero por la Antártida podrás ser testigo de una de sus inmersiones. La Antártida es el hogar de albatros, focas leopardo, orcas, petreles, kril diminuto pero poderoso y varias especies de pingüino. Durante el pico de la temporada de cría de la isla de Georgia del Sur, se dice que hay más fauna salvaje por metro cuadrado que en cualquier otra parte del mundo. Lucha contra la depresión estacional visitándola a finales de diciembre, cuando las 24 horas de sol al día implican un montón de tiempo para recorrer los icebergs de color azul brillante, hacer kayak a través de las aguas de «polvo de diamante» y sacar fotografías de los cientos de bebés pingüinos que eclosionan a finales de año.

Viaja con Nat Geo: Contempla la vida salvaje de la Antártida.

Baja California Sur

Cada invierno, miles de ballenas grises migran unos 9.700 kilómetros al sur hasta las aguas donde se reproducen en Baja California. Los viajes en Zodiac en la bahía de Magdalena permiten a los turistas observar en primer plano a estos amables gigantes, algunos de los cuales pesan hasta 40 toneladas. El mar de Cortez de Baja, al que Jacques Cousteau se refería como «el acuario del mundo», es el hogar de más de 650 especies de peces, delfines de nariz de botella, ballenas jorobadas, ballenas azules, rorcuales, rayas, tiburones y lobos marinos. Las diminutas islas llenas de manglares, como la isla Espíritu Santo, son lugares perfectos para nadar, bucear y hacer kayak. En La Paz, celebra el haber avistado ballenas con unos margaritas, ceviche y tacos de pescado fresco de Baja.

Viaja con Nat Geo: Pasea en barco junto a ballenas grises migratorias en Baja California.

Relacionado: Las mejores fotografías de viajes de 2017
 

Seguir leyendo